Domingo, 20 noviembre 2011

El test

Marcar como favorita Enviar por email
Victoria Pelayo

(A mi padre)

Que a los trece años la monja superiora de tu colegio llame a las diez de la noche a casa para hablar con tu padre es como una ola gigante que se te viene encima. No entiendo lo que está pasando, el alboroto tan bestial que se ha formado por algo que  he debido de hacer, pero que no tengo ni idea de qué es. Todos hablan de un test, de esos que nos hacen a cada momento para saber el coeficiente intelectual, la carrera más apropiada, para detectar si hay problemas en el ámbito familiar, escolar, test psicotécnico y pedagógico. Las monjas del colegio se vuelven locas con los test, cada semana hacemos uno. Ya estoy harta de poner cruces. Y ahora este jaleo. Casi  rozo el suelo con las puntas de los pies, si me estiro un poco más lo toco. Nunca había entrado en la sala de reuniones de los profesores, sólo la había visto de pasada, si pillaba la puerta abierta. La verdad es que dentro impone mucho más que desde fuera. Y aquí estoy sentada siendo el centro de todas las miradas. La madre superiora, la psicóloga, el orientador, mi tutora y otros dos que no conozco, quieren que les explique por qué puse la cruz en el no en la pregunta veintinueve del último test.

 

29.- Responde tu padre a la idea que tienes de lo que es un caballero.

 

        SI______                             NO______

 

Y cómo les explico ahora que estaba tan harta de las preguntes que me dediqué a poner SI o NO alternativamente sin leerlas siquiera. Cómo les digo que mi padre es un buen padre y que jamás se le pasó por la cabeza lo que ellos tienen en la suya.

 

 

Victoria Pelayo Rapado.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS