Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rodolfo Orantos Martín
Lunes, 16 enero 2012

Manuel Fraga iribarne

Marcar como favorita Enviar por email

1.- Habíamos terminado la jornada de las elecciones repartiendo bocadillos a los interventores y apoderados y después del seguimiento de los resultados estábamos terminando con una cazuela de pollo frito en la sede de Alianza Popular de Plasencia, entonces en la calle de las Claras, en una vivienda antigua, primera planta encima de un local, antes destinado a imprenta. - Era la noche del 28 de octubre de 1982 y yo había realizado  la campaña en un R-5 de una “rica de Béjar” repartiendo los carteles de ese caballero que fue Don Álvaro Simón Gutiérrez, me pagaban y trabajaba sin otra motivación entonces, incluso ayudamos a unos socialistas a pegar sus carteles y despegábamos los de la UCD.- Entonces salió Fraga en la tele, habló de democracia, felicitó a Felipe González, manifestó la necesidad de una oposición fuerte al Gobierno de Su Majestad y de su decisión de construir una alternativa fiable al socialismo triunfante. Sencillo, directo, duro, contundente, transparente, me convenció y me impactó decisivamente, me arrolló sin otras posibilidades. Lo recuerdo como si fuese ayer, es así, grabado en mi persona. Esa noche dejé firmada la ficha de afiliación y cambió mi vida, nunca se lo dejaré de agradecer.

2.- 1984 febrero, frío, mucho frío en Madrid, entonces se desarrollaba la batalla entre los  “longinistas” ( que colgaban pancartas de encina a encina en la antigua nacional quinta cuando venía Fraga con el slogan: “Camisón No”) y nosotros, más centrados, por el control del partido en Cáceres. Habíamos quedado a comer en un reservado muy inglés de un conocido restaurante de Madrid, yo me había ido la noche antes y me había acostado tarde muy tarde, de copas con una placentina de ascendencia catalana a la que entonces pretendía, y la pretendí mucho tiempo casi consiguiéndolo. Pero entonces se podía estar de copas y despejado por la mañana, cosas de la edad. Habíamos quedado a las 13,00 horas, Don Manuel quería almorzar temprano. Álvaro Simón, Camisón, Emilio González Zamora, Joaquín Terio, Saponi, Miguel Cruz Sagredo, Antonio Vega del Barco, José María Sánchez Clemente, Javier Fernández, Rafael Mateos, Bernáldez, Miguel Tovar  y alguno más que no recuerdo. Yo era el “pipiolo” entre hombres hechos y derechos. Entró, nos saludó y nos reseñó a cada uno, sabía de nuestra vida y milagros, dado que había preparado previamente la reunión, me dio la mano y me dijo: “primero a estudiar y luego a trabajar o no te dejo seguir un día más”. Iniciamos la presentación y cada uno evacuábamos un informe, conciso y riguroso, quien se perdía en vaguedades, era llamado al orden sin piedad. En un momento alguien dijo que Navaconcejo quedaba a unos quince kilómetros de Plasencia, él interrumpió y dijo: Me va a perdonar mi querido amigo pero está a 12 y no a unos 15, se lo sabía, se lo sabía, pensé. Yo presenté mi informe sobre Nuevas Generaciones y le dejé una copia escrita, llevaba tres. Calló, leyó doce folios en tres minutos de silencio y me dijo: Esta tarde lo lleva usted a Génova y se lo deja a Don Gonzalo Robles de mi parte (entonces Presidente Nacional de NN.GG). Lo hice: “es que vengo de parte de Don Manuel” decía yo y lo dejé en su sitio, fue un paseo triunfal. Después Gonzalo me nombró miembro del Comité Ejecutivo Nacional.

 

 

 

3.-  1986. Junta Directiva Nacional de Alianza Popular, yo era miembro, me sentaba siempre detrás de un engominado llamado José María, Diputado de Ávila al que copié la goma y los rizos, entonces no eran tantos los miembros de la Junta. Malos resultados electorales, salió Don Manuel, inmenso y emocionado, presentó su dimisión. Llegué tarde en un taxi y me paró en la puerta la patrulla de periodistas que esperaban, no sabía quien venía y me metieron los micrófonos por la ventanilla, entonces uno preguntó ¿Esté quién es? Yo dije: “nadie” y se despejó. Fraga habló de futuro, de sacrificio, de necesidad de su renuncia, fue un momento histórico e inolvidable. Yo estaba allí

4.-  Congreso Nacional, Hernández Mancha Presidente, habíamos trabajado duramente para conseguirlo, la primera mayor ilusión de mi vida política, en la provincia nos enfrentamos a Camisón, partidario de Herrero, y ganamos. Ese otro caballero del partido, Adolfo Díaz Hambrona, que luego fue tan elegante que presentó su dimisión cuando se fue Mancha, cosa que antes nadie había hecho cuando perdió Herrero, quedó el cuarto en las elecciones abiertas al Comité Ejecutivo Nacional. Yo, en los Congresos, siempre me apuntaba en la ponencia de Estatutos, con Trillo, no retiré una enmienda y llegó al pleno del Congreso, la defendí ante todos en el Palacio de Congresos de Madrid. Se anunció el turno en contra, Don Manuel levantó la mano. Sin dudarlo, retiré la enmienda. Después yo me creí el abrazo entre los dos aunque luego, con un gran proyecto político de reforma del partido, nos liquidaron, pero esa es otra historia.

5.- Congreso Nacional de Sevilla, la segunda y última mayor ilusión de mi vida política. 1989. Estaba mal, salvo dos deserciones, una extremeña, todo el Comité Ejecutivo Nacional de Nuevas Generaciones se había mantenido fiel a Don Antonio Hernández Mancha hasta el último día y momento, estábamos orgullosos de ello y nuestro Presidente Rafael Hernando podía salvar los muebles, aunque a casi todos nos costó dejar muchos pelos en la gatera y quedó rota nuestra progresión política en la vida interna del Partido. Votamos a Aznar, yo le conocía de la Comisión mixta para la reapertura del Ruta de la Plata, el tren, él era el presidente y yo el secretario en la interparlamentaria. Me gustaba, serio y callado, pero duro, durísimo en sus decisiones, votamos a José María, tampoco había otra opción. Entonces salió Fraga, me habló, atropelló, se emocionó, rompió la carta de dimisión de Aznar y casi lo aplasta en su abrazo. Me volvió a ilusionar hasta las cachas, hasta arriba. Luego vino la pelea por la supervivencia, que aguanté trabajando sin parar, hasta 2003, pero esa también es otra historia.

Don Manuel, usted no me dio la vida, pero me la definió en cinco golpes y aunque sólo sea porque en las NN.GG. conocí a una pelirroja de polo rosa oscuro con cuello subido y minifalda floreada (a la que los de imagen de Aznar le apartaban en una visita a Cáceres, en el paseo de Cánovas por distraer la atención), le estaré siempre eternamente agradecido.

 

 Rodolfo Orantos Martín

Arquitecto Técnico - IESE 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
4 Comentarios
rodolfo.orantos
Fecha: Jueves, 19 enero 2012 a las 13:45
Querido Jose, es una pena no poder leer nada tuyo, ni postrero, ni futuro. Siento tu tono, palabras e insultos, es una lastima que te escoindas en el anonimato para hacer esto. Quizas te moleste que algunos podamos escribir y tu no tengas nada que contar. Respeta a los demas, por favor, gracias
Jose
Fecha: Martes, 17 enero 2012 a las 18:20
Siempre se pueden leer gilipolleces postreras. Enhorabuena, por la vergüenza ajena. Un saludo.
jmsd
Fecha: Martes, 17 enero 2012 a las 00:00
una trayectoria política de esta naturaleza imprime cáracter, mucha esperiencia, y define a un político de raza. Es un pecado no aprovechar la sabiduria que una trayectoria asi.
José María
Fecha: Lunes, 16 enero 2012 a las 18:56
FITO: Las travesías de todos los desiertos fueron siemepre muy duras, pero a la postre fructiferas, lo que sucede es que quien no hizo ninguna travesía parece que aterriza en globo. !Ah, a Don Manuel Fraga le cabía el Estado en la cabeza!"

DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress