Lunes, 30 enero 2012

La utópica revolución industrial

Marcar como favorita Enviar por email
José Luis Arellano Herrera

Desde 1.777 que se produce en Inglaterra la primera revolución industrial; siempre, detrás de una crisis económica y social se ha producido un nuevo empuje en toda la industria, para que posibilitara de nuevo iniciar el camino de la recuperación y establecer las bases para garantizar los salarios, la seguridad social y unas condiciones estimables y decentes de vivienda, educación y sanidad.

 

Pero últimamente y desde 1.999, cuando la Agencia Tributaria en España comenzase a publicar los datos oficiales, nunca antes se había registrado un descenso tan señalado como ahora.

 

Ahora la masa salarial cae en los dos últimos años por vez primera en una década y también baja la cifra de extremeños que perciben en algún momento del año, ingresos por este concepto. Las medias más bajas se pagan en el sector agrícola y las mayores en las entidades financieras y aseguradoras.

 

Así es que, estando en esta dinámica tan peliaguda, me ha venido a la cabeza la historia  de un gran hombre, que para sí quisiéramos en estos momentos (aunque haberlos haylos), sobre todo para salir del atolladero en el que algunos “mal nacidos” nos han metido sin comerlo ni beberlo. Porque una cosa es que tú, te equivoques y sufras tus propias equivocaciones y otra muy distinta, es que los menos…, de forma desaprensiva, hayan metido a los más…, en una encrucijada que ya veremos cómo vamos a salir de ella.

 

                ROBERT  OWEN

[Img #14317]

Recuerdo gratamente la vida de ROBERT OWEN, que fue un pensador y activista del primer socialismo británico (NEWTON, Gales, 1.771-1.858).

 

Era hijo de un modesto artesano que tuvo una formación autodidacta y prosperó en aquellos tiempos como empresario en la industria del algodón.  

 

En 1.799 compró junto con otros socios, la fábrica textil de NEW LANARK (Escocia), de cuya dirección se ocupó en los años siguientes. Sorprendido  por  las  implicaciones  sociales de la entrada del capitalismo durante la primera revolución industrial, buscó la forma de promover una sociedad mejor desde  su  posición  como empresario.

 

Su gestión en aquellos años fue un experimento innovador, exactamente igual que lo realizado por la gran superficie MERCADONA (España) en estos tiempos;  pues  consiguieron que sus empresas arrojaran beneficios, introduciendo mejoras sustanciales para los trabajadores.  Esos fueron sus éxitos:

 

 

1.    Elevó los salarios a todos sus trabajadores con incentivos por producción.

2.    OWEN sentó las bases de una Seguridad Social Mutualista y

3.    Proporcionó a los obreros condiciones dignas de vivienda, sanidad y educación.

 

 

Esto  último  fue  para  él  el  objetivo  esencial, pues consideraba que una educación liberal y solidaria  sería  el  mejor instrumento para acabar con la delincuencia y poner las bases para un futuro de justicia e igualdad.

 

OWEN,  fue  un  pionero  del  socialismo, inspirado aún por la fe de los pensadores ilustrados  del  siglo  XVIII  en  el progreso humano y en la posibilidad de reformar gradualmente la sociedad mediante la razón, el convencimiento y la educación.

 

MARX  y  ENGELS  le clasificarían más tarde entre los socialistas que llamaron utópicos,  ya  que se esforzaban por diseñar una sociedad futura ideal (como la utopía de TOMÁS MORO), confiando en que bastaría el ejemplo de unas pocas comunidades ideales de este tipo, para convencer a la humanidad de sus ventajas y extender así el modelo de forma pacífica; al mismo tiempo, el término sugería que estos primeros socialistas europeos sostuvieran ideales quiméricos al soñar ingenuamente que podría pasarse al socialismo sin pasar por una revolución.

 

La fama de ROBERT OWEN se extendió por Gran Bretaña y éste aprovechó su notoriedad  para  plasmar  sus  ideas  en  conferencias  y libros, en los que fue desarrollando un ideal de socialismo gradualista y cooperativo, muchas de cuyas propuestas inspirarían a socialistas posteriores (incluido el propio MARX); entre las obras de OWEN cabe destacar “Una nueva visión de la sociedad” (1.813) y el informe al condado de LANARK (1.821)

 

Más tarde, pasó a ser un activista del incipiente movimiento obrero; fundó una “Bolsa de cambio equitativo de trabajo”, con la que esperaba desterrar el dinero, el beneficio y la explotación del trabajo obrero; participó activamente en el movimiento de los “cartistas” (Carta del Pueblo–1.838), que reivindicaban pacíficamente la introducción de reformas democráticas en el sistema  político británico; y en 1.839 se puso a la cabeza de la primera Central Sindical británica de ámbito nacional (GRAND NATIONAL CONSOLIDATED TRADE UNIÓN), que llegó a tener medio millón de afiliados.

 

Dicho esto, y después de haber conocido un poco la historia de este hombre ejemplar: ¿Es que no será el momento de iniciar acciones que pudieran llevarnos a una situación similar?. Naturalmente si las Organizaciones Patronales que en la actualidad tenemos, entendieran que el camino para crear y generar empleo, no se consigue congelando los salarios cada vez más y más, sino todo lo contrario, dando el apoyo económico a los trabajadores e implicándolos, para que participando activamente en las empresas, se consideren parte de un todo y no con la mentalidad de sumisos aprisionados, a los que abiertamente se les está relegando casi sin darnos cuenta.

 

No se les puede condenar a salarios de vergüenza (casi perdonándoles la vida), diciéndoles “hay que trabajar más y ganar menos” con aumentos del 0,5 y el 0,6% para tres años, cuando son los menos culpables de la crisis económica que padecemos y los protagonistas más importantes en la productividad de las empresas.

                                                                                              JOSÉ  LUÍS  ARELLANO  HERRERA

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS