Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Charo Alonso
Lunes, 27 febrero 2012

Afán recaudatorio

Marcar como favorita Enviar por email
Esto de la crisis nos está llevando no sólo a la ruina, sino a la ridiculez más absoluta. En mi trabajo hemos cambiado la porra de los Barça-Madrid por ver quién se aproxima más a lo que nos van a quitar en febrero merced a la subida del IRPF, claro que el que gane, no va a recibir mucho, si acaso un café en la barra de mi tabernero que a este paso se convierte en su seguro servidor de ustedes porque el otro día me puso la taza, el pincho y el tema del artículo de hoy sin inmutarse un ápice. Es lo que tiene haberse convertido en una celebridad. Sí señores lectores, a la menda lerenda le hacen una entrevista para la radio y adivinen la primera pregunta sobre mis excelsos artículos: “¿De verdad existe el Tabernero?” He creado un monstruo que me supera, un personaje que me va a eclipsar. Me trago el orgullo con el café y acepto el envite porque la cosa tiene su miga: uno de los parroquianos de mi Tabernero iba tranquilamente por el campo con su burro cuando le para amablemente la guardia civil y la piden, también muy cortésmente, los papeles del susodicho animal. La multa ha sido de órdago a la grande. Me atraganto con el pincho y más cuando la claque se muere de la risa porque mi Tabernero ha decidido tener a mano la partida de nacimiento, la cartilla de vacunación y hasta la tarjeta sanitaria del perro por si acaso. Uno no puede dejar de estar prevenido, y si no, que se lo digan al otro parroquiano que posa su coche sobre un bordillo el tiempo suficiente para que aparezca la policía local con el cuadernito letal… que lo he visto yo. El señor, un jubilado que seguro que se sabe la historia del burro no se corta y le dice cuatro cosas al probo funcionario que ya se relame pensando en desacatos a la autoridad. La crisis es lo que tiene, nos crispa, nos deja con el culo al aire y con una sola consigna: a recaudar. La receta de Rajoy se ha transmitido incluso a la madre naturaleza, que se acaben las heladas y las bajas temperaturas porque no hay dinero para la calefacción. Ahí es nada, no les extrañe tampoco que la gente se haya ido a hacerle la ola al duque de Palma en su teatral entrada a los juzgados. Nos parece tan increíble un tipo que cobra tanto que hay que verlo en carne mortal, yo por mí, le hacía un monumento, es el pretexto de la ira nacional alimentada por todos los recortes, abusos, incoherencias y desmanes de una economía que tiene visos de seguir de capa caída hasta el día del juicio a Berlusconni, que es la mejor manera de decir que la cosa se alarga hasta el infinito y mucho más. Tanto como la crisis siria, la gilipollez venezolana y la chulería rusa. Todo permanece tan inmutable como la flema gallega del presidente y el aire vagamente chulesco del ministro Wert quien se ha convertido en el villano mayor de un gobierno sin estridencias. Uno echa de menos cierto cachondeo vital, pero claro, con semejante panorama cualquiera le pide al personal más alegrías que la caradura de algunos personajes que, además de esquilmar sus cortijos, les ponen un juicio porque no les dan el retiro millonario del que se creen merecedores. Vergüenza ajena, a esos si iba yo a abuchearles con banda de artilleros y eso que yo no soy muy partidaria de hacerle a nadie el paseíllo. Al final a mí me da pena hasta el Urganga con todo y comisiones fraudulentas… que no, que a mí no me pueden dejar sola, que al final le quito la multa al paisano del burro, al hombre del bordillo, a la impresentable de la CAM y al señor Teddy Bautista, que tiene delito. Si es que en el fondo soy una blanda, por eso mis alumnos se preparan para sacar el pañuelo y llorarme la nota final con la esperanza de que, ablandada por la subida del IRPF, les suba a ellos también algo. Claro que no saben estas criaturitas que estoy muy sensibilizada con la idea de mostrarles desde ya el mundo al que van a enfrentarse. Nada de realidad virtual, que se fastidien ya de chicos, porque eso es lo que les espera… y es que esto de la crisis nos crispa mucho, qué le vamos a hacer.

Charo Alonso.
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
charo
Fecha: Miércoles, 29 febrero 2012 a las 22:21
Acabo de enviar un comentario en silencio, Puri, es que no tengo palabras para agradecerte que me leas, a ti y a todos, y también me quedo muda, algo complicado de creer, cuando tengo que agradecerle al Tabernero el mero hecho de estar ahí, con su humanidad, su cariño, su inteligencia y su generosidad. Que aprendan los políticos de la buena gente ¡Gracias!
charo
Fecha: Miércoles, 29 febrero 2012 a las 22:18
Puri
Fecha: Lunes, 27 febrero 2012 a las 22:07
Charo dales caña que solo recortan de los mas débiles.!Ah¡y recuerdos a tu tabernero.

DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress