Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Salvador Calvo Muñoz
Jueves, 22 marzo 2012

TIEMPO DE VEDA

Marcar como favorita Enviar por email

Las armas descansan; no sobre el catrecillo, silla o trípode, como aparecen en la imagen, sino en sus armeros, perchas, desvanes, baúles, fundas o donde considere su dueño. Una pasada previa por la baqueta aceitada  y por el paño, y a dormir el sueño de la nueva temporada. Si acaso, sus parientes los rifles permanecerán en vigilia esperando el día que su dueño, amante incondicional de la caza del corzo, los lleve al cazadero donde espera él hacer realidad su afán. Los demás, a contar los días hasta que, en el lejano estiaje, volvemos a esos carriles de Dios en pos del paso de las tórtolas. 

SCM.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress