Lunes, 23 abril 2012

Amor por la tijera

Marcar como favorita Enviar por email
Charo Alonso
A la casa real hay que hacerle una estatua, o como poco mantenerle el mínimo recorte que les ha hecho Rajoy, que está muy bien eso de hacer pagar al jubilado de turno los medicamentos como si fueran cafés en el bar de mi Tabernero –la pregunta vital es ¿Hasta cuando mantendrá los precios mi senequista Tabernero por bien de la comunidad de la barra barcense y foránea como la que subscribe?- o subir el precio de las matriculas universitarias, meter en clase hasta al elefante… pero criticar a los royals de esta manera… en fin, que yo estoy por hacerle la ola a la casa real en pleno porque nos ha dado mucho juego: primero fue el yerno plebeyo, y luego, para que se nos olvidara el tremendo desvío de dinero público a sus reales alforjas, va el niño y pone a su padre en un brete y a su madre en un susto con eso de hacerse un boquete en el frigopié. No contentos con semejante trastada, el rey se larga a Botwuana sin decírselo al gallego y allí se pega la torta después de una agotadora sesión de caza de elefantes. El traslado urgente es lo de menos, ahí no hay recortes en ambulancias… pero hete aquí que para más recoña la reina, quien se ha largado a buscar huevos de Pascua a Grecia como si aquí nos faltara crisis, regresa a regañadientes y con retraso, mostrando a las claras que su dilecto esposo le importa una higa. Que sí, que hasta la dama en cuestión, porque aquí no nos engañemos lo de menos es el elefante, sale en los papeles, bella y rubia y dejamos los colmillos por los cuernos. Lo dicho, una semana de infarto para que nos olvidemos de la prima esa de riesgo que corre el peligro de hacernos a todos griegos con dos huevos –de Pascua-. Mi íntima de los mares del norte ni se lo cree cuando viene de su periplo escocés, para ella, lo más importante durante cuatro días fue avistar el Lago Ness y olvidarse de la torrija patria, que en Balmoral a la reina nadie le dice nada por liarse con las perdices y los ciervos, después de todo está en su finca privada y no en un país del extremo sur de África gasando divisas, que la libra es la libra. Hay que agradecer, señor Rey, la lección de geografía; y claro, como todo está que arde y nuestras antiguas colonias no van a ser menos, a Cristina Fernández de Perón le da un jamacuco espiritista y se lía a Evita a la cabeza, nos expropia la filial de Repsol y se va a llevarle el documento a la tumba de su marido que tanto tiene de Ausente como José Antonio el de la Falange. A mí me da que el dulce de leche lo que tiene es que hace ver visiones, no dudo que nuestras empresas no sean un modelo intachable de gestión en el extranjero, pero ahora haremos porras para saber no el resultado del Clásico de hoy sábado, sino cuánto tiempo tardarán en malvender a otro postor lo expropiado o repartírselo entre cuatro enterados… y el pueblo que se prepare, la fiesta nacionalista les va a durar menos que las disculpas del rey, un detalle digno donde los haya, pero tan falto de sinceridad como los de mi niña bonita cuando la arma con la abuela y le mando pedir disculpas: en plan morrongo, con cuatro palabras y falta absoluta de dolor de los pecados y menos de propósito de enmienda. Claro que nos ha dado para mucho, hemos analizado hasta la saciedad de qué se ha disculpado el señor ¿Lo sabe alguien? y por supuesto, hemos hecho apuestas sobre qué es aquello que no volverá a ocurrir: ¿Cazar paquidermos? ¿Largarse sin permiso del gallego? ¿Dejarse invitar por los macarras de turno? ¿Fugarse con la amiga en vez de celebrar la pascua ortodoxa? Mi hermana, que ya les avisé que tiene una retranca peor que la de la escopeta de Felipe Juan Froilán, dice que todos en la familia están llamando la atención para que no se note lo del yerno plebeyo que cada vez pinta peor… y qué razón tiene, hasta el cordero del jersey de Leonor está de lo más mustio porque Letizia se pasa el día leyendo periódicos, viendo chistes en Internet del real suegro y calibrando, no la escopeta, sino el daño causado por el trompazo elefantíastico del real suegro y la despechada consorte regia. Yo de ella, daba un golpe de estado y ya, y por si acaso, le quitaba a Felipe ciertas aficiones, no siendo que al consorto le dé por ir de montería. Hay gente que le pone una escopeta de caza, a mí, que quieren que les diga, me va la pesca del salmón… o la trucha tormesina, que a este paso con lo que le gusta al gobierno la tijera vamos a tener que salir todos a buscarnos la manduca por ahí, país, barritaba el elefante, yo de esta me voy a las Malvinas a ver si de paso, fastidio un poco a la señora Perón de Fernández y mientras, mi íntima, que se dedique al faisán y a quitarle las escamas al Nessie. Están locos estos humanos.

Charo Alonso.
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
3 Comentarios
charo
Fecha: Miércoles, 25 abril 2012 a las 13:14
Lo dicho, el Tabernero me quita el puesto con su sapiencia humilde y su gracia sin par.. y la de la pérfida Albión bebe mucho té, pero la mala leche no se la quita nadie... gracias, mis queridos comentaristas, sois mejor que la que suscribe, gracias.
el tabernero
Fecha: Martes, 24 abril 2012 a las 22:50
me entusiasma leerte eres guenial,en cuanto a don simon,perdon,juancar ya le vale, con lo que cae se va de safari al 5 coño,en su real chamizo no ahi un triste inodoro o en su defecto un real orinal para aliviar su prostata,con sus 74 tacos que menos,para mi que despues de unos guisquises con los colegas y la ingesta de milagrosa pildora se dispuso acristianizar alguna indigena hereje por el antiguo metodo misionero por la euforia desatada por su amigo chivas yla pasti de dudosa reputacion,habladurias de taberna,muchas gracias por tus articulos sigue asi
angela
Fecha: Martes, 24 abril 2012 a las 18:04
Eso es pluma, querida amiga. Lúcida y llena de razón. Abrazo inmenso desde la Pérfida Albión -a punto de tomar un té-
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS