Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Francisco José Bernal
Domingo, 29 abril 2012

PAPÁ ¿ POR QUÉ FUIMOS A LA HUELGA ?

Marcar como favorita Enviar por email
Hace años el Atlético de Madrid sacó una campaña de captación de socios donde un niño le
preguntaba a su padre: “Papá, ¿Por qué somos del Atleti?”, entonces el pobre hombre
resignado miraba al cielo sin saber que contestarle. Los niños todo lo preguntan, y en sus
progenitores está decidir que contestarles. Si llegado el momento te preguntan: “Papá, mamá,
¿por que fuisteis a la huelga?”, aquí hay algunas posibles respuestas.

Nos encontramos con una reforma laboral donde a un empresario le basta una caída de
ingresos durante tres trimestres para rebajar, si quiere, el salario de los trabajadores, incluso si
el cuarto trimestre llegara a declarar beneficios nunca antes alcanzados.

Otro aspecto que da poder a los nuevos amos, es la eliminación de los salarios de tramitación.
Con esta supresión, un trabajador que sea despedido y vaya ante la justicia ordinaria para
denunciar su caso, si finalmente el juez dictamina que el despido era improcedente, el
trabajador no percibirá, como tenía derecho con la anterior ley, a percibir su salario desde el
momento que fue despedido hasta que se dictó sentencia.

En el empeño de querer reducir el gasto sanitario van a lo grande. Después del copago, repago o el impuesto por enfermedad, ahora quieren acabar con las visitas al médico no dando validez a los dictámenes de estos profesionales, pues una persona que esté apenas dos semanas de baja en un periodo de tiempo de dos meses, podrá ser despedido sin tener en cuenta que la baja no la ha cogido el principal damnificado, sino que la ha expedido un médico.

No podemos olvidar que todos los despidos son considerados, de antemano, procedentes.

 Estoimplica que la indemnización pasa de ser mínima a ridícula. Anteriormente era el empresario quien tenía que demostrar la procedencia del despido, ahora ha de ser el propio trabajar expulsado de la empresa quien tiene que demostrar su inocencia ante las causas que alegue el empresario.

Días como hoy leeremos cifras enfrentadas entre convocantes de la huelga y el gobierno. Los
primeros, amparados en un seguimiento del 80%, exigirán al ejecutivo que se sienten a
negociar con ellos, y el gobiernos, argumentando que el seguimiento de la huelga ha rondado
un 20%, afirmará que sus medidas están legitimadas.

Guerras de cifras aparte, lo que es verdaderamente importante es saber que responderle a
nuestro hijo, Si algún día tu hijo te pregunta, recuerdale que no hace mucho tiempo su papá,
igual que la mayoría de los papás de España, recibían un sueldo como retribución a un trabajo
realizado, pero que a día de hoy el empresario, cuando paga los sueldos de sus empleados, se
cree que les está haciendo un favor.

Francisco José Bernal Martínez
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress