Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Editorial
Miércoles, 9 mayo 2012

Dimitir, honra

Marcar como favorita Enviar por email

en estos tiempos en el que nadie dimite, ejemplos hay para dar y tomar sobre todo hasta hace bien poco tiempo, que lo haga Fernández Perianes, aunque algunos puedan considerar que late un cese fulminante, de la forma que lo ha hecho, de manera irrevocable, y demostrando ser lo que es, buena persona y de buen talante amén de político responsable, es de destacar.

[Img #17714]

En numerosas ocasiones las dimisiones irrevocables vienen disfrazadas de ceses fulminantes, como podría ser el caso del ya ex consejero de Salud y Sanidad, Francisco Javier Fernández Perianes, por otra parte un oftalmólogo de reconocido prestigio, que ha cometido " el tremendo error" de incurrir en una manifiesta ilegalidad, por mucho que quiera paliarla con que no ha sido remunerada o que desde el punto de vista del juramento hipocrático o de la deontología profesional " se es médico las 24 horas del día". 


Ante ello, hay que decir,  primero que a Perianes, siendo médico ad eternum, nadie le obligó a aceptar el cargo que ha ostentado hasta este martes ocho de mayo de dos mil doce, y si lo hizo fue porque lo consideró adecuado, por utilizar un adjetivo calificativo normal. Segundo, porque no creemos que una persona de su preparación y conocimientos, no sepa, o tenga tan grave lapsus,  que mientras que ocupa tal responsabilidad, hay una ley que le obliga a ser las 24 horas del día consejero y punto, además de dar ejemplo continuamente de pulcritud y honestidad política y personal. Y tercero porque nos preguntamos que si no se llega a conocer tal actividad de la forma que se ha hecho, públicamente mediante la noticia reflejada en El Periódico Extremadura,  la seguiría ejerciendo, y presumiblemente con el conocimiento del asunto en  determinados círculos políticos.

Dicho lo cual, en estos tiempos en el que nadie dimite, ejemplos hay para dar y tomar sobre todo hasta hace bien poco tiempo, que lo haga Fernández Perianes, aunque algunos puedan considerar que late un cese fulminante, de la forma que lo ha hecho, de manera irrevocable, y demostrando ser lo que es, buena persona y de buen talante amén de político responsable, es de destacar. De ahí que haya dado la " casualidad" que tanto Monago, Vara o Escobar, los actuales tres líderes de más fuste en Extremadura, coincidan en destacar el " tremendo error " cometido por Perianes, y que dada la ilegalidad cometida, lo lógico es que haya tomado la decisión que ha hecho pública este miércoles, y que en los ambientes políticos y sanitarios la discreción, con un evidente halo de preocupación, haya sido la nota dominante ante suceso de tal calado, repercutiendo en una consejería que comienza a ser considerada cuanto menos peculiar, por no decir gafe, con tres responsables, con el que se nombre esta tarde de miércoles, en apenas diez meses de gobierno de José Antonio Monago.








Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress