Domingo, 13 mayo 2012

El Papa reconoce el martirio de 19 religiosos Hijos de la Sagrada Familia y un laico

Marcar como favorita Enviar por email
DEx

Jaime Puig Mirosa y 18 compañeros de la congregación de religiosos hijos de la Sagrada Familia y Sebastiàn Llorens Telarroja, laico, mártires por la familia

Con fecha 10 de mayo de 2012, el papa Benedicto XVI ha autorizado la promulgación del Decreto de martirio de 19 religiosos y sacerdotes Hijos de la Sagrada Familia y un joven laico exalumno.

Image

Los Religiosos Hijos de la Sagrada Familia fueron fundados por San José Manyanet en 1864. Trabajan para propagar la devoción a la Sagrada Familia y procurar la formación cristiana de las familias, principalmente por medio de la educación e instrucción católica de la niñez y juventud. Actualmente se esfuerzan por hacer realidad el lema apostólico de su fundador “Haced un Nazaret en cada hogar”, en España, Italia, Estados Unidos, México, Colombia, Venezuela, Brasil y Argentina. Tienen encomendada la Asociación de la Sagrada Familia y publican la revista La Sagrada Familia. Siguiendo las enseñanzas de San José Manyanet, en la Sagrada Familia de Nazaret encuentran el modelo para configurar la vida de sus comunidades e inspiración para la pastoral con las familias y la educación de la niñez y juventud.

Entre les 20 víctimas, reconocidas ahora como testigos de la fe por el papa Benedicto XVI, dos fallecieron en Blanes (diócesis y provincia de Gerona); uno en Barcelona; dos en Lérida; cuatro en Vila-rodona (provincia de Tarragona y entonces diócesis de Barcelona); uno en Cervera (provincia de Lérida y diócesis de Solsona); uno en Múnter y otro en Vic (provincia de Barcelona y diócesis de Vic); dos en Sant Fruitós de Bages (provincia de Barcelona y diócesis de Vic); y seis en Montcada (provincia y  diócesis de Barcelona). Todos ellos murieron por fidelidad a Jesucristo y a su vocación de Hijos de la Sagrada Familia. Habían ofrecido sus vidas para trabajar en favor de las familias y ratificaron esta entrega con una muerte cruenta. Son, por eso,Mártires por la familia.

El proceso o investigación diocesana, iniciada en 1994, se realizó conjuntamente en la archidiócesis de Barcelona. Obtenida la validez jurídica del proceso en 1997, se entregó la Positio o Ponencia en 1999. En el congreso de los teólogos y en el ordinario de los prelados ha sido reconocido el martirio de todos los Siervos de Dios, confirmado ahora por el Papa con fecha 10 de este mes.

Ofrecemos una breve biografía de cada uno de ellos.

 

         1. Siervo de Dios JAIME PUIG  MIROSA, sacerdote (* Terrassa, Barcelona, 1908). Es el protomártir de la Congregación. Su padrino, el día del bautizo, dio una peseta por el bautismo de agua, y otra pot el bautismo de sangre. Superior y director del colegio Santa María de Blanes, con el exalumne Sebastián Llorens, escondió la milenaria Imagen de la Virgen del Vilar, patrona de Blanes, y ambos fueron asesinados en plena carretera, a primeras horas de la noche del día 30 de julio de 1936. Fue inhumado en un hoy del cementerio “porque era sacerdote”. Reconocido su cadáver, se depositó primero en un nicho de la Congregación y en el 2007 en la capilla panteón de la parroquia de San José Manyanet de Barcelona.

 

         2. Siervo de Dios SEBASTIÁN LLORENS TELARROJA (* Tordera, Gerona, 1909)Fue exalumno del colegio Santa María de Blanes y del SdD Jaime Puig. Era un joven estudioso y trabajador del campo, y esencialmente piadoso, congregante de San Luis, miembro de la “Federació de Joves Cristianas de Catalunya” y de la Tercera Orden de San Francisco. La Eucaristía y la devoción a la Virgen del Vilar fueron sus grandes amores que le impulsaron con generosidad y sacrificio a toda clase de obras de misericordia y de apostolado. Su última empresa, con riesgo de su vida, fue poner a salvo la venerada Imagen de la Virgen del Vilar. La Madre de cielo le asoció al SdD Jaime Puig en el martirio el día 30 de julio de 1936, así como él se había unido a su gesta mariana. Sus restos mortales descansan en el cementerio de Blanes.

 

         3. Siervo de Dios NARCISO SITJÀ BASTÉ, sacerdote (* Sant Andreu de Palomar, Barcelona, 1867). Sacerdote benemérito. Maestro de novicios y consultor general de San José Manyanet y de la Congregación. Fue un educador, director y consejero espiritual sin parangón. Asceta y místico, sobresalió en el ejercicio de todas las virtudes religiosas, en el ministerio de la predicación, especialmente a los religiosos y sacerdotes, en el confesionario y en la promoción de la devoción a la Sagrada Familia. Era notable poeta y compositor. Refugiado en casa de sus familiares, en donde seguía ejerciendo el ministerio sacerdotal, fue detenido y asesinado en la Riera de Sant Andreu en la madrugada del día 9 de agosto de 1936, quedando en además de bendecir o personar a sus verdugos. Sus restos mortales, debidamente identificados por sus familiares, fueron inhumados en el cementerio de Sant Andreu de Palomar.

 

            3. Siervo de Dios JUAN CUSCÓ OLIVER, sacerdote (* La Granada del Penedès, Barcelona, 1872). Sacerdote, superior de la comunidad y director del colegio San José de Tremp (Lérida). Buen confesor de religiosos y director de almas, era también un verdadero maestro en el que resplandecían excelentes cualidades pedagógicas, apreciadas por los alumnos y las familias de los diversos centros en donde ejerció su ministerio. Obligado a abandonar el colegio de Tremp, fue detenido en Alòs d’Isil (Lérida) al intentar cruzar la frontera para llegar hasta Roma. Encarcelado primero en Esterri d’Aneu, fue conducido después a la cárcel provincial de Lérida el día 6 de agosto de 1936, siendo asesinado en el cementerio de esta ciudad en la madrugada del día 21 del mismo mes, junto con el SdD Pedro Sadurní y otros 72 sacerdotes. Sus restos mortales fueron echados en una fosa común.

 

         4. Siervo de Dios PEDRO SADURNÍ RAVENTÓS, sacerdote (* Vilanova i la Geltrú, Barcelona, 1883). Sacerdote y profesor del ciencias del colegio San José de Tremp. Hombre de estudio, estaba dotado de un talento privilegiado y poseía una vasta cultura. Era el religioso más experto en la enseñanza del Instituto. Tenía la habilidad de comunicar a sus alumnos, junto con los conocimientos, el amor al estudio y el deseo de aprender. Había sido profesor del seminario de la Sagrada Familia de Barcelona y de otros centros de la Congregación. Acompañando al  SdD Juan Cuscó, su superior, sufrió la misma suerte, después de haberse reconciliado mutuamente para el destino final ya en la cárcel. Fue asesinado en el cementerio de Lleida en la madrugada del día 21 de agosto de 1936 y sepultado en una fosa común.

 

            5. Siervo de Dios FERMÍN MARTORELL VÍES, sacerdote (* Margalef, Tarragona, 1879). Sacerdote, vicario y ecónomo de la comunidad y profesor de primaria del colegio San Pedro Apóstol de Reus (Tarragona). Severo y austero consigo mismo, no obstante sabía respetar y contentar a todos. Obligado a abandonar el colegio, que vio arder por los cuatro costados, fue detenido “por ser sacerdote”, según propia confesión, el día 27 de julio de 1936 y conducido al barco prisión “Río Segre”, anclado en el puerto de Tarragona. Allí se encontró con tres religiosos de la comunidad. Tras un mes de penalidades en el barco, el 25 de agosto, fue llevado en camión, con otros 16 compañeros, entre ellos los tres sacerdotes de la comunidad, y asesinado en Vila-rodona hacia las 10 de la mañana del mismo día.

Sus restos mortales descansan en un panteón del mismo cementerio.

 

            6. Siervo de Dios FRANCISCO LLACH CANDELL, sacerdote (* Torelló, Barcelona, 1889).

El menor de cuatro hermanos religiosos Hijos de la Sagrada Familia. Sacerdote, secretario de la comunidad y profesor de ciencias del colegio San Pedro Apóstol de Reus. Tenía una gran preparación para la docencia, en especial de las ciencias, y poseía un enorme caudal de paciencia. Encarcelado con otros religiosos de la comunidad, primero en la cárcel de Reus, en donde organizó unos ejercicios espirituales en preparación para la muerte, el día 25 de julio fue conducido al barco prisión “Cabo Cullera”, anclado en el puerto de Tarragona y, dos días más tarde, al “Río Segre”. Fue asesinado con otros 16 compañeros en Vila-rodona, el 25 de agosto de 1936. Sus restos mortales descansan en un panteón del mismo cementerio.

 

         7. Siervo de Dios EDUARDO CABANACH MAJEM, sacerdote (* Bellmunt,Tarragona, 1908). Sacerdote y director de la congregación mariana post-escolar del colegio San Pedro Apóstol de Reus. Había ofrecido su vida y sus bienes “por las vocaciones nazarenas”. Tres de sus hermanos eran también religiosos, dos de ellos jesuitas. Él había tomado como modelo de su formación a San Juan Berchmans. Consiguió llevar consigo el Breviario a la cárcel de Reus y a los buques prisión de Tarragona, en donde lo rezaba con los otros religiosos con gran gozo y provecho espiritual. El día 25 de agosto de 1936 fue sacado también del “Río Segre” y, atado de pies y manos con otro compañero, fue asesinado en Vila-rodona el mismo día. Un monumento recuerda todavía hoy el lugar del martirio. Sus restos mortales descansan en un panteón del mismo cementerio.

 

            8. Siervo de Dios RAMÓN CABANACH MAJEM, sacerdote (* Barcelona 1911). Sacerdote y director de la congregación mariana escolar del colegio San Pedro Apóstol de Reus. Se sentía especialmente llamado también a “buscar y formar vocaciones” para el Instituto. El vivía un proyecto muy exigente de formación religiosa y espiritual. El día 20 de julio, antes de abandonar el colegio, revestido de sobrepelliz y estola, retiró la reserva del Santísimo del Sagrario y la puso a salvo pasando sorprendentemente entre los milicianos, que ya rodeaban el colegio. Encarcelado con los otros religiosos de la comunidad, su hermano Eduardo entre ellos, primero en la cárcel de Reus y después en los buques prisión de Tarragona, pasó sus últimos días en el “Río Segre” y fue asesinado en Vila-rodona el 25 de agosto de 1936. Sus restos mortales descansan en un panteón del mismo cementerio.

 

         9. Siervo de Dios JUAN FRANQUESA COSTA, sacerdote (* Santa Fe de la Segarra, Lleida, 1867). Sacerdote, poeta y apóstol de la devoción a la Sagrada Familia, que propagó con todos los medios a su alcance, tanto en el confesionario como en el púlpito y en la prensa. Tiene publicados un Mes de la Sagrada Familia, dos novenas, dos libros eucarísticos, numerosas colaboraciones en revistas católicas, más de 300 décimas tituladas Nazarenasy numerosísimas poesías, la mayor parte dedicadas a la Sagrada Familia. Pertenecía a la comunidad del colegio de Huérfanos Pobres de Sant Julià de Vilatorta pero se encontraba en Barcelona predicando unos ejercicios espirituales. Refugiado en Sant Boi de Llobregat y en su casa natal de Santa Fe, fue reconocido como sacerdote y asesinado en Cervera el día 2 de septiembre de 1936. Sus restos mortales descansan en la fosa común del cementerio de Cervera.

 

         10. Siervo de Dios SEGISMUNDO SAGALÉS VILÀ, religioso coadjutor (* Vic, Barcelona, 1888). Religioso coadjutor, maestro de párvulos en el colegio Jesús, María y José de Barcelona. La clase del Hermano era un oasis de paz y de alegría. En ella tenía siempre flores, pájaros, peces y un mono, que era el “ayudante” de la clase. Se mostraba siempre alegre y de buen humor, a pesar del cáncer que roía su cuello y que le hacía pasar muy malos ratos. Asumió la responsabilidad de poner a salvo los restos mortales de San José Manyanet, carbonizándolos con la ayuda de dos familias. No temía a la muerte sino sólo caer en las manos poco delicadas de las milicianas. Refugiado en Malla y en Calldetenes, fue detenido y asesinado en la carretera de Vic a Manresa, término de Múnter, el 8 de septiembre de 1936.

Sus restos mortales descansaban en el cementerio parroquial de Múnter hasta el año 2007 en que fueron trasladados a la capilla panteón de la parroquia San José Manyanet de Barcelona.

 

         11. Siervo de Dios JOSÉ VILA BARRI, sacerdote (* Camprodón, Girona, 1910). Recién ordenado sacerdote, tenía 13 jóvenes religiosos a su cuidado en la casa de verano de Mosqueroles (Barcelona) durante el mes de julio de 1936. Tuvieron que dispersarse por el bosque y él no descansó hasta que los hubo puesto a resguardo a todos. Huyendo por el bosque con dos de ellos, llegó hasta Vic, en casa de su hermana, en donde se refugió. Aquí acudió también un tío suyo escolapio. Juntos rezaban el Breviario y el Rosario cada día. El día 20 de septiembre de 1936, el escolapio intentó salir de Vic para dirigirse a Roma, pero fue detenido. Y al atardecer del mismo día fueron a buscar también al SdD, siendo ambos encarcelados y asesinados en Gurb de la Plana, en la noche del día 21 del mismo mes. Sus restos mortales descansaban en el cementerio parroquial de Granollers de la Plana hasta el año 2007 en que fueron trasladados a la capilla panteón de la parroquia San José Manyanet de Barcelona.

 

         12. Siervo de Dios PEDRO VERDAGUER SAURINA, sacerdote (* Manlleu, Barcelona, 1908). Sacerdote, secretario del colegio San Ramón de Penyafort de Vilafranca del Penedès (Barcelona) y prefecto de la congregación mariana. Era muy entusiasta de su vocación y con gran ascendiente y capacidad para la educación de los jóvenes. Obligada la comunidad a abandonar el colegio ya en mayo de 1936, estuvo en el colegio San Luis de Begues mientras arreglaba sus papeles para trasladarse a la Delegación del Instituto en Argentina. Refugiado en Barcelona y luego en Manlleu, tuvo que cruzar a pie el río Ter por la noche para evitar ser capturado y, llegado de nuevo a Barcelona, residiendo en una pensión, fue detenido en un control, encarcelado en el convento-prisión de San Elías y asesinado en Montcada el 15 de octubre de 1936. Sus restos mortales no se han podido ni localizar ni identificar.

 

         13. Siervo de Dios ROBERTO MONTSERRAT BELIART, sacerdote (* Reus, Tarragona, 1911). Recién ordenado sacerdote, estaba destinado también a la Delegación del Instituto en Argentina. Era muy entusiasta de su vocación religioso-sacerdotal, liturgista y buen músico. El sábado 18 de julio de 1936 celebró una misa para despedirse de sus familiares en el santuario de la Misericordia de su ciudad natal. Al regresar a Barcelona, el domingo 19, ya no pudo llegar al seminario. Escondido y trabajando en Barcelona, el 13 de noviembre fue detenido con otros sacerdotes en la pensión en donde residía y, conducidos a San Elías, fueron asesinados el mismo día en la pared del cementerio de Montcada. El 18 de agosto, lo habían sido también su padre y hermano Victorino, en Alcover (Tarragona), por ser católicos y tener un sacerdote en la familia. Sus restos mortales no han podido ser localizados.

 

         Siervo de Dios ANTONIO MASCARÓ COLOMINA, religioso escolar (* Albelda, Huesca, 1913. Religioso escolar teólogo de tercer año y minorista. Era muy piadoso, alegre y de buen corazón. El curso 1935-36 estaba cumpliendo el servicio militar en el Batallón 10 del cuartel del Bruch de Pedraldes, y pasaba los fines de semana en el seminario. El domingo 19 de julio de 1936 se reincorporaba al cuartel después de haber oído la misa de comunidad pero llegó cuando todo el batallón estaba ya luchando en la plaza de Catalunya. Refugiado en casa de su hermana y luego en una pensión de la ciudad condal, trabajó primero en una fábrica de jabones y luego en un bar. El día 27 de enero de 1937 fue detenido, encarcelado en San Elías con un tío suyo, Fernando Mascaró, y ejecutados ambos en Montcada el mismo día. Sus restos mortales no ha podido ser localizados.

 

            Siervo de Dios PEDRO RUIZ ORTEGA, religioso escolar (* Vilviestre de Muñó, Burgos, 1912). Religioso escolar teólogo de tercer año y minorista. Satisfecho de su vocación religiosa, soñaba ya con la ordenación sacerdotal. En la casa de verano de Mosqueroles era el viceprefecto de los religiosos jóvenes. Allí les sorprendió la revolución, sufriendo hambre y frío en aquellos parajes. Estando lejos de su familia, se refugió primero en Mura y después en Manresa. Aquí trabajó con entusiasmo en las “Escoles del Poble”, hasta que, para terminar la teología, se puso en camino hacia Roma con el SdD Pedro Roca y otros tres jóvenes. Detenidos en La Pobla de Lillet el 4 de abril de 1937, fueron encarcelados en Manresa hasta el día 12 del mismo mes en que fueron asesinados el mismo día en Sant Fruitós de Bages. Sus restos mortales no han podido ser localizados.

 

         Siervo de Dios PEDRO ROCA TOSCAS, religioso escolar (* Mura, Barcelona, 1916). Religioso escolar teólogo de primer año. Tenía otro hermano religioso en el Instituto. Era de carácter jovial y muy alegre con todos. Con una gran afición por la literatura, especialmente catalana, por las obras de juventud que se conservan, puede colegirse que habría sido un poeta de primera categoría. Forzado a abandonar el seminario de Barcelona, se refugió en una casa particular, pasando luego a Mura y Manresa en casa de su familia. Deseoso de llegar a Roma para continuar sus estudios de teología, lo intentó con el SdD Pedro Ruiz y otros tres jóvenes, pero fueron detenidos en La Pobla de Lillet el 4 de abril de 1937. Encarcelados en Manresa hasta el día 12 del mismo mes, fueron asesinados el mismo día 12 en Sant Fruitós de Bages. Sus restos mortales no han podido ser localizados.

 

         Siervo de Dios RAMÓN LLACH CANDELL, sacerdote (* Torelló, Barcelona, 1875). El mayor de los cuatro hermanos religiosos del Instituto, sacerdote y ecónomo general. Era un maestro consumado, en especial de matemáticas, y había sido director de prestigio de varios centros del Instituto. Era también eximio literato y fecundo e inspirado poeta. Residía en Barcelona y el domingo 19 de julio de 1936 fue a celebrar la misa en las Arrepentidas y, al terminar, ya no pudo regresar a la comunidad. Refugiado en varias casas de Barcelona, con su hermano el SdD Jaime estuvo también en Girona. Regresados a Barcelona, trabajó en la Academia Guiu pero el día 17 de abril de 1937 fueron detenidos en la calle Sepúlveda, 3, y, encarcelados en San Elías. Fueron asesinados en Montcada el día 19 del mismo mes. Sus restos mortales no han podido ser encontrados.

 

         Siervo de Dios JAIME LLACH CANDELL, sacerdote (* Torelló, Barcelona, 1878). Otro miembro de la levítica familia Llach-Candell, sacerdote, vicario y ecónomo del colegio San Ramón de Penyafort de Vilafranca del Penedès. Había sido también ecónomo general del Instituto. De vasta cultura eclesiástica y civil, destacaba en ciencias. Había formado parte de varias comisiones de estudio. Clausurado el colegio de Vilafranca en mayo de 1936, trabajaba en el colegio de Sant Julià de Vilatorta cuando estalló la revolución. Bajó a Barcelona para acompañar a su hermano, el SdD Ramón Llach, y siguió su misma suerte. Tras pagar una fuerte suma para garantizar sus vidas, fueron detenidos en la calle Sepúlveda, 3, el 17 de abril de 1937, encarcelados en San Elías y asesinados en Montcada el 19 del mismo mes. Sus restos mortales no han podido ser localizados.

 

         Siervo de Dios RAMÓN OROMÍ SULLÀ, sacerdote (* Salàs de Pallars, Lérida, 1875). Sacerdote, consultor y durante muchos años también secretario general del Instituto. Era director de la Asociación Sagrada Familiay revista La Sagrada Familia, el autor de la primera biografía de San José Manyanet y de otros escritos. Dedicó largos años a la formación científica y religiosa de los jóvenes, especialmente religiosos. Celoso predicador y constante propagador de las glorias de la Sagrada Familia a favor de las familias. La revolución le sorprendió en el Balneario de Vallfogona de Riucorp, pero pronto se refugió en Barcelona. Detenido en la calle Tallers, 28 el 19 de abril de 1937, fue conducido a la central de patrullas, en donde el 26 del mismo mes firmó una declaración en la que confesaba su condición de religioso sacerdote, que fue entregada a Dionisio Eroles. Fue conducido a la cárcel de San Elías y asesinado en Montcada el 26 del mismo mes y año. Sus restos mortales fueron echados en la fosa común.

 

                                                         * * *

         Su testimonio en vigilias del “Año de la Fe” adquiere un significado y una fuerza especiales, pues, como ha afirmado el Papa, “los santos y beatos son los auténticos testigos de la fe”, más aún en el caso de los mártires.

                                                                                     P. Josep M. Blanquet, S.F.

 

 

         BibliografíaActas del Proceso para la declaración de martirio de los siervos de Dios Jaime Puig y 19 compañeros Hijos de la Sagrada Familia(Barcelona 1996); Positio super Martyrio (Roma 1999); Relatio et vota super Martyrio (Roma 2010); Josep M. Blanquet, Mártires por la familia

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS