Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Salvador Calvo Muñoz
Lunes, 21 mayo 2012
Pasos y paisajes

RUTA INGLESES

Marcar como favorita Enviar por email

 

[Img #18068]

Fuimos al día de la Ruta de los Ingleses, desde Casas de Miravete hasta Romangordo y luego hasta el Fuerte Napoleónen Lugar Nuevo. Nos unimos a esos  senderistas de “Michaelus” (Emilio, Pilar, Esteban, Domingo, Estrella, Rita y demás), que  se patean esos derroteros de Dios como el que oye llover. Precisamente  una beatífica lluvia jalonó una  jornada bellísima, aderezada por aguaceros estupendos que  perturbaron  un poco a la hora de la comida a la intemperie. 

            Ah, la inmensa naturaleza de esa sierra cortada por la depresión del Tajo: delirio de los sentidos, urdimbre de tots els tons del vert. Verde oscuro, claro, esmeralda; glaucos tonos de las frondas, cañadas, vegas y arboledas.  Las lluvias del postrer abril y de mayo han sido el bálsamo de Fierabrás. Item: en vez de un día bajo el azote del fuerte sol de mayo, un día gris, fresco, propicio para la marcha y el viaje a pie por cuestas, veredas y senderos.

            Lo peor es la conjunción de piedras sueltas que dificultan el compás de los pasos y los impenitentes comentarios de los graciosos de turno que no callan y no cesan de largar sus gracias a lo largo de la marcha. Siempre hay que pagar cierto tributo por la agradable jornada.

            Casas de Miravete y Romangordo, dos pueblitos luminosos en esa serranía de alcornoques y eucaliptos. Hace doscientos años los soldados de la Grand Armée, los del famoso Soult, aquel mariscal, controlaban el paso del Tajo por el Puente de Barcas. Había un fuerte a un lado y otro al otro. Llegaron los ingleses del General Hill, portugueses y supongo que tropa irregular española y atacaron: muertes, bombazos, tiros, gestas de guerra ¡Vive la France! Y todo eso. Lo mejor es que doscientos años después esta buena gente de estos pueblitos rememora  aquellos hechos del pasado.

            Un día magnífico, en suma; y una imagen en mi retina: la iglesia, la vieja iglesia de Romangordo, con su apariencia de siglos, sus contrafuertes y un aire añejo que es imagen del pasado, de todos cuanto, en el interior o en el atrio, vivieron  en esos paisajes.  


SCM.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress