Jueves, 24 mayo 2012

UBI CARITAS ET AMOR DEUS IBI EST

Marcar como favorita Enviar por email
Carmelo Arribas


(Donde está la caridad y el amor, allí está Dios)

Seguramente más de un  personaje que ahora  ostenta el cargo de alcalde, debió de suspender el latín en sus años de bachillerato, y sin duda ha debido de traducir la Antífona del Jueves  Santo de  la siguiente manera: “Donde está Cáritas y el amor de Dios, allí está el IBI”. Y están dispuestos a sacarle, a las Iglesias, hasta los higadillos.

El titular de un periódico  de gran difusión nacional  decía el día 17:“San Sebastián de los Reyes se une a Alcalá para cobrar el IBI a la Iglesia,

Móstoles, Leganés, Fuenlabrada y Rivas-Vaciamadrid también abordan el pago” (  Hay quien afirma que esta presión contra la diócesis de Alcalá es la respuesta del potente colectivo gay contra las afirmaciones de la homilía del  sr. Obispo, trasmitida en televisión, que, cuando menos, eran poco delicadas para un gran número de personas. Vete a saber, pero cuando el rio suena…) Pero dejando de lado este detalle, la cosa no falla, en los últimos siglos, cada vez que hay una crisis económica, miran a la Iglesia a ver qué pueden “desamortizar”.

[Img #18245]

Recibo  enviado  por: Jorge, sacerdote de la parroquia Beata María Ana Mogas, del barrio Tres Olivos de Madrid, unos comentarios que me parecen muy interesantes.

“La exención del IBI  (impuesto sobre bienes inmuebles) no es en absoluto un privilegio especial de la iglesia católica.

Por ley, están exentos de IBI:

·         Servicios públicos (Defensa, Seguridad, Educación y Servicios penitenciarios).

·         Los inmuebles destinados a usos religiosos por aplicación de Convenios con la Santa Sede, con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas, con la Federación de Comunidades Israelitas y con la Comisión Islámica.

·         Pertenecientes a gobiernos extranjeros o que les sea de aplicación la exención por convenios internacionales.

·         Los pertenecientes a Cruz Roja.

·         Los terrenos ocupados por las líneas de ferrocarriles y los edificios enclavados en los mismos terrenos.

·         Colegios concertados.

·         Pertenecientes al patrimonio histórico-artístico.

·         Entidades sin fines lucrativos

Y no digamos las ventajas fiscales de que gozan partidos políticos y sindicatos: No tienen que declarar lo ingresado por cuotas, las subvenciones, las donaciones, los rendimientos de sus actividades económicas, los rendimientos procedentes de las rentas de su patrimonio.

Pues ya ven:

Nadie pide que partidos políticos y sindicatos renuncien a sus enormes ventajas fiscales.

Nadie que paguen el IBI las mezquitas o templos budistas.

Nadie clama por el pago del IBI de embajadas o colegios, o grandes palacios.

Ni exigen que lo pague el ejército o las comisarías, las estaciones de RENFE o las cárceles.

No. Nada de nada, pero que lo pague la Iglesia. Leo que se pide el pago del IBI por parte de la Iglesia porque en un momento de crisis los ayuntamientos necesitan ese dinero. Pues se me ocurren varias cosas. Pero sólo me voy a detener en una de ellas.

Esta crisis está generando evidentemente una gran pobreza.

¿Qué están haciendo por los pobres las embajadas, los propietarios de los grandes palacios, las mezquitas…?

¿Qué están haciendo por ellos los ayuntamientos?

Porque a Caritas llegan cada día personas enviadas por sus ayuntamientos para que les echemos una mano, ya que ellos andan justos de presupuesto.

No los envían a los sindicatos ni a los partidos, a las mezquitas o sinagogas, embajadas o legaciones diplomáticas.

No. Los envían a las parroquias.

En esta parroquia de un servidor llevamos atendidas más de 250 personas sin trabajo, de las que ya han conseguido empleo más de ochenta.

Ayudamos con alimentos a treinta familias a las que se llena el carro de la compra dos veces al mes. Y no es nada. Compañeros tengo que atienden a ciento cincuenta familias.

Pues ya ven la solución. Que el IBI lo pague la Iglesia para ayudar a salir de la crisis. Justo a la institución que más está haciendo por sacar adelante a esa gente, justo a ésa, que le suban los impuestos.

Y los partidos y sindicatos, tan solidarios ellos, ¿no van a renunciar a alguno de sus privilegios? ¿Nadie va a pedir que paguen el IBI las embajadas de USA, Rusia, Cuba o China? ¿Nadie exigirá impuestos a las mezquitas? ¿Y a Renfe? ¿Y a la duquesa de Alba?

Pues no, que pague la Iglesia.

Y mientras, los ayuntamientos enviándonos pobres porque ellos no tienen presupuesto.

Ayer nos llegaron otras dos familias derivadas desde la junta municipal”.

Y su queja continúa unas páginas más, y quizás hasta podría escribir el Espasa o el Cossío, según las preferencias culturales del lector.

Según afirma el artículo periodístico al me refería al comienzo: “En 2011, fueron en total 38 millones en concepto de exenciones para el Estado por los edificios públicos, a los que hay que sumar 5 más por las estaciones de ferrocarril y 3,2 por las sedes diplomáticas. Las ONG se beneficiaron de 13 millones.”

 

Para qué voy a decir yo nada más, si  ya está dicho todo. Que cada uno piense lo que quiera, y saque sus propias conclusiones, que de momento, el pensar, es libre.

Carmelo Arribas Pérez

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
3 Comentarios
carmelo
Fecha: Viernes, 25 mayo 2012 a las 19:01
No acostumbro a contestar a quienes no están de acurdo con mis ideas, porque , cada uno es libre de pensar lo que crea adecuado, y uno no tiene nunca toda la verdad. Pero esta vez voy a hacerlo. Yo también colaboro con Cáritas, y es evidente que nadie de las Instituciones benéficas de la Iglesia cobra. Ni las mujeres, de la Conferencia de S. Vicente de Paul, o lo/as que atienden a los transeúntes, pero no sé si por desconocimiento, vuelve a utilizar el argumento de las subvenciones estatales, para minimizar lo que escribo. Pero no es lo mismo que las entregue el estado que, que sean estatales, ya que a lo que se refiere, posiblemente, es a un largo capítulo en el que aparece como el elemento más importante el importe de la crucecita en la Declaración de Renta , que como bien sabe, es libre de poner, y que curiosamente cada año incrementa su participación pese a los argumentos, que quiero creer que son sinceros, y no tendenciosos, de algunos. Este dinero que se entrega a la Iglesia, cuya conveniencia o no de que sea el Estado el recaudador, sería motivo de otro debate, es voluntario y no sale de los impuestos, como las subvenciones a ciertas asociaciones sociales. No es cuestión de hacer demagogia de nada, sino de constatar una realidad, cierto es que la Iglesia también participa como uno de los integrantes en “Otros usos sociales” y que se lleva una parte importante de ese otro apartado de la crucecita de la Declaración de Renta, pero porque tiene más Ongs. que ninguna organización . Es posible que también quiera meter en ese cupo las de tanto % cultural por actuaciones que se hacen en la reparación de Catedrales, Iglesias etc. lo que no dejan de ser unas “propiedades envenenadas”, si usted tiene un piso sabe lo que cuesta su mantenimiento,¿ Se imagina una Catedral. Que pertenece al Patrimonio general y del que no puede disponer libremente la Iglesia? No quiero polemizar, y sí, tengo un hermano sacerdote del que estoy muy orgulloso, las varias carreras que posee, entre ellas Sociología, le hubieran permitido vivir muy holgadamente, sin embargo cuando estuvo en Estados Unidos, trabajó en una Agencia Estatal para poder ayudar desde dentro a los Hispanos, y ha pasado gran parte de su vida en Haití y Cuba, y puedo asegurarle que no estaba precisamente de vacaciones. Gracias por leer el artículo, Espero que entre uno y otro vayamos haciendo que esta sociedad sea algo más justa. Un abrazo. Carmelo Arribas.
SENATOR
Fecha: Viernes, 25 mayo 2012 a las 12:10
Mire Carmelo, le voy a decir una cosa, por si todavía no se ha enterado. Lo que reparte Cáritas, supone menos de un 10% de lo que percibe la Iglesia del Estado. Déjese de contar chistes, porque ahora no es el momento. De sobra sabe Ud., que CARITAS funciona y funciona bien, gracias al esfuerzo de los "voluntarios" y la caridad de los españoles y no crea que lo digo por decir. Yo, que no tengo por que decir quien soy, también colaboro con CARITAS y aporto mi granito de arena; así es que déjese de historias, porque no es Ud. solo quien lo hace. Y además el hecho de tener a un familiar sacerdote, no le da derecho a realizar la crítica que está haciendo, en contra de quien pide un esfuerzo a la Iglesia con sus regalados impuestos. OK.
scm
Fecha: Viernes, 25 mayo 2012 a las 09:05
Carmelo: Tiene usted más razón que un santo "y quien dijere lo contrario, miente..."
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS