Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

José Luis Arellano Herrera
Martes, 5 junio 2012

EN DEMOCRACIA TODOS SOMOS IGUALES

Marcar como favorita Enviar por email

Una cosa es vivir en Dictadura y de eso ya entendemos un poco los que peinamos canas y otra muy distinta es vivir en Democracia y que yo sepa y sin ánimo de molestar a nadie entiendo, que si en Democracia somos todos iguales, queremos decir que “todos” y no unos más que otros; y dicho esto que no es poco, lo que pretendo dejar muy claro, es que cuando las cosas vienen mal, como es el caso en la actualidad, ni debe, ni tiene por qué haber distinciones para nadie y desde luego en lo económico, mucho menos que en nada.

 

¿A donde quiero ir a parar?.  Pues lo único que pretendo es dejar bien claro, que aunque  haya  determinados sectores de la sociedad que no quieran entenderlo, habrá que hacerles ver, o tocarles la vena de lo sentimental para que entiendan que cuando estamos en tiempos de bonanza, todo funciona a las mil maravillas para unos y para otros, para todos, pero que cuando las cosas no van bien, todos, tenemos la obligación de empujar en el mismo sentido y empujar en el mismo sentido, quiere decir sencillamente, que todos, debemos pagar nuestros impuestos y no hacernos el tonto y mirar para otro lado. Y claro, ¡ahora viene cuando lo matan…!.

 

            Hace ya muchos años que venimos oyendo esa célebre frase de: Con la Iglesia hemos “topao”  y yo muchas veces pensaba, que exagerábamos más de la cuenta cuando escuchábamos esta frase en cualquier lugar, relacionándola con alguna colaboración, asistencia, auxilio, subvención, apoyo o compromiso económico, que le tocara de cerca a la Iglesia Católica o simplemente cuando lo que se comentaba o discutía,  iba en contra de sus principios o de sus intereses. Y claro, no nos equivocamos nunca cuando eso ocurre.

 

            El otro día yo escuchaba al Jefe de la Oposición en el Congreso de los Diputados el Sr. PÉREZ RUBALCABA, en el que solicitaba al gobierno del Sr. RAJOY que en vista de la situación tan delicada por la que estamos atravesando una gran mayoría de  españoles en nuestro país; sería prudente, ecuánime, justo y necesario que en vista de que la Iglesia Católica mantiene en nuestro país un patrimonio tan espectacular (más de 130.000 inmuebles de todo tipo) y algunos puestos a buen recaudo, cobrando incluso por  visitarlos y sin pagar ni un solo €uro al erario público, a pesar de sus ingresos, pues contribuyeran al pago puntual y “religioso” (y nunca mejor dicho) del IBI, exactamente igual que lo hacen otras Asociaciones, Corporaciones, Instituciones, etc.

 

            Al referirse el Sr. RUBALCABA concretamente a la Iglesia Católica, no significaba que no pretendiera  conseguir  la mismas ayudas de otras entidades públicas que están en la misma situación, como por ejemplo: Los terrenos y edificaciones propias de Renfe, colegios concertados, partidos políticos o sindicatos, etc., etc., y todos aquellos que no estén sujetos a la exención, por convenios internacionales.

 

            Tampoco podemos comparar la magnitud de las propiedades eclesiásticas en suelo español, con estas otras mencionadas anteriormente; pero sobre todo, si tenemos en cuenta que hasta la propia Constitución Española de 1.978 nos dice textualmente en el Artículo 16,3 que:  “Ninguna confesión tendrá carácter estatal. ¿De qué estamos hablando?.  Y continúa diciendo: Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española, y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”.  ¡Claro!, una cosa es tener cooperación y otra muy distinta es eludir el bulto y no pagar diezmos y primicias como está establecido para todo el mundo y para la Iglesia también.

.

            Por otra parte habría que aclarar, que si durante esos veinte años que gobernaron los socialistas en España, no se lo plantearon ni tomaron la decisión de ponerlo en práctica, sería  simplemente  porque la situación económica que vivíamos, no era la misma que la que por desgracia estamos padeciendo hoy

 

O dicho de otra manera: Lo que nunca vamos a poder entender los españoles, es que el Sr. RAJOY diga con esa contundencia amenazadora que le caracteriza que: "Lo más sorprendente sería que lo tuviera que hacer él, después de que los socialistas hayan estado 20 años en el Gobierno".

 

Eso no se puede decir de esa manera porque resulta insultante, ofensivo y humillante para los que le hayan escuchado (que son los más necesitados), pero además es un ataque directo y profundo para esos españoles que no disponen en sus casas, ni de un solo €uro cuando amanece el día; y no son dos ni tres, son casi dos (2.000.000) millones de españoles Sr. RAJOY.

 

Con esa actitud, Ud. no merece ser nuestro Presidente, ni puede decir que las Asociaciones, Organizaciones y Entidades que no pagan el IBI, entre las que  se incluye la Iglesia Católica, "cumplen una función social muy importante".

 

Naturalmente que cumplen una función social muy importante; pero mucho más importante  es la de atender debidamente a los ciudadanos de tu país, para que se sientan seguros y mantengan al menos cubiertas sus necesidades más perentorias, como la alimentación, la sanidad y la educación.  Eso debe ser lo primero para todos.

 

Y la Iglesia Católica, así como otras confesiones y entidades religiosas como las  Evangélicas, Israelitas o Islámicas, deberían ser las primeras en arrimar el hombro, aunque solo fuera para dar un ejemplo de misericordia, de compasión, de caridad y de amor a los hombres y mujeres de este país, tal y como pregonan.  

 

Esa si sería una buena labor pastoral que la Iglesia ejercería a pleno rendimiento, tal y como lo tienen establecido y más que nada porque darían valor a las palabras de Cristo con el ejemplo y no con sermones y homilías de repulsa y desdén como las últimas palabras pronunciadas con referencia al IBI, por Monseñor Antonio María ROUCO VARELA hace pocos días. ¡Eso es de una villanía!.

 

            Y no me venga Sr. RAJOY con la historia de CÁRITAS, que ya nos lo tenemos muy  bien aprendido.  ¡Pues claro! que CÁRITAS está haciendo una labor encomiable en España y fuera de España, y que muchos sacerdotes y jóvenes misioneros se están dejando la piel por esos mundos, en pro de millones de necesitados que andan vagando sin saber a dónde ir. ¡Chapeaux por todos ellos!.

 

             Pero también sabemos y nos consta que CÁRITAS, percibe solamente un 1,8 ó un 2% de las asignaciones que percibe la Iglesia Católica en España y además de todo eso y como todo el mundo conoce, puedo asegurarle que las encuestas a nivel nacional que se han realizado hace solamente unos días, coinciden en que un 74´5% de los españoles está de acuerdo en que la Iglesia Católica empiece a pagar sus impuestos.  ¿Es que no le dice nada eso?.

 

            Y lo que tampoco puede hacer es hablar de “irresponsabilidad” por su parte, si es que tuviera que revisar el Tratado con la Santa Sede, por culpa de la situación que estamos atravesando en nuestro país; es más yo creo que si de verdad la Iglesia Católica, es como dicen que es, hasta le felicitarían por ello y todos alcanzarían la eternidad

 

            Sinceramente pienso Sr. RAJOY que la “impunidad fiscal” de la Iglesia Católica tiene los días contados y no es por nada, pero es que con la que nos está cayendo,  hay que terminar con los privilegios y ¡basta ya!, de hacer negocios en educación, sanidad, aparcamientos, inmobiliarias, etc., etc. sin pagar lo que todo el mundo paga religiosamente menos la Iglesia y es más, me atrevería a asegurarle que España entera votará masivamente, al partido que logre que la Iglesia Católica empiece a cotizar lo que le corresponde, el IBI y los demás impuestos.  AMEN.

                                                         JOSÉ  LUÍS  ARELLANO  HERRERA

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
6 Comentarios
ja
Fecha: Viernes, 8 junio 2012 a las 14:13
He tenido que cortar, el comentario anterior, por una llamada urgente y ha venido bien porque quien estaba al otro lado le he dicho lo que pensaba decir en la nota anterior, lo cual le ha caido bien, al ser una dee mis hijas y un padre, siempre, al menos yo lo hago así, suelo conducirme por maneras socráticas. A ella le decía que es imposible poder aportar el diez , la perfección, y si uno es así, hay que condescender con el contrario, pensando que uno también tiene sus cosas, o sea, y se ha hartado de reir, QUE TODOS TENEMOS NUESTROS PELITOS EN EL CULO, bien es verdad que unos más que otros.
ja
Fecha: Viernes, 8 junio 2012 a las 14:03
No lo creo, con sinceridad, no lo creo, si lo creyera se lo diría, entre otras cosas porque usted habla y expone, con respeto, que suele faltar en este cuasi anonimato. Todo el mundo ha de aportar, pero algunos, con absoluta convicción lo digo, mucho más, pues restan demasiadas cosas a la sociedad..
SENATOR
Fecha: Viernes, 8 junio 2012 a las 12:16
Sr. ea.- Es bien cierto lo que Ud. dice de que existen muchos desaprensivos que cobrando del erario público, no dan un palo al agua; lo que no significa que la Iglesia tal y como dice el Sr. Arellano Herrera, no tenga la obligación fiscal y moral de contribuir a la hacienda pública como los demás. Asi es que efectivamente, todo puede tener doble lectura, pero la realidad es que aquí todos tenemos los mismos derechos y las mismas obligaciones y por lo que se refiere a la Iglesia Católica ya se está pasando de la raya..., no un pelín, sinó muchos pueblos. ¿No lo cree Ud.?.
ja
Fecha: Jueves, 7 junio 2012 a las 13:27
El edificio colosal, pues si no se mienta no tendría gracia y el relato sería incompleto, pertenece a UGT
ja
Fecha: Jueves, 7 junio 2012 a las 13:17
Vagos consentidos, señor articulista, que pagamos los contribuyentes, claro.
ja
Fecha: Jueves, 7 junio 2012 a las 13:08
Arellano Herrera, señor, no lo conozco. He leído lo que ha escrito y he de decirle que es rigurosamente falso de que todos seamos iguales, por mucha democracia que haya, al menos en esta nación. Teórica y formalmente, sí, pero ¿y qué? Si el hombre es capaz de casi todo, como no va a aprovecharse de las propias coyunturas de sus intrínsecas realidades sociales y económicas, cuando no culturales y profesionales, o políticas, para tratar por todos los medios no ser igual ni ante un pleito ni ante el trato recibido, ni en nada, con las gentes que no estén a su altura social y de todo tipo. De manera que, eso, sí, está bien que se diga, viste mucho, o sea, lo de que somos todos iguales ante la ley, más, por mucho que se repita en las ocasiones que nos brin da el papel o los medios, es conveniente rectificar que esa igualdad es absolutamente engañosa, una patraña. Le puede caer como le caiga, pero como decía el otro día en un comentario de éstos, cada vez que vuelvo de barajas y enfilo la avda. de América—siempre digo lo mismo, y es que debe ser por ahí porque en una calle perpendicular está el antiguo gimnasio Moscardó—a la derecha, M e encuentro, por ejemplo, un edificio colosal, no precisamente de obreros, en el que nunca veo entrar a los pobres. Por el contrario, en casas más humildes, sí entran gentes menesterosas para que les den siquiera de comer. Y si jode que se repitan verdades como templos, lo siento, pero éstas, sí, son rigurosamente ciertas. Como yo también puedo expresarme, y estando muy lejos de ser un meapilas, le aseguro, señor Arellano Herrera, que me caen infinitamente mejor los que están en el meollo de CÁRITAS que los de los sindicatos, por ejemplo, entre otras cosas porque sus abusos son majestuosos, con miles y miles y miles de “rebajados del servicio activo”, sin darle un palo al agua, o sea, SIN PRODUCIR. VAGOS CONSENTIDOS..

DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress