Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carmelo Arribas
Jueves, 7 junio 2012

¡VAYA ANIMALADA¡

Marcar como favorita Enviar por email

[Img #18771]

La creación de un nuevo Partido en Turquía, no tendría mayor interés si no fuera por las circunstancias que lo acompañan. Se trata de un “Partido Animalista” y esta circunstancia comienza a llenarlo de ciertas connotaciones.  No en vano nuestro filósofo más citado, Ortega y Gasset, definió aquello de : Yo soy yo y mis circunstancias.

 En Turkía, con el auge de islamismo,  el crear un partido animalista, tiene bemoles.  Porque ,  precisamente,  los animales de compañía y sobre todo los perros, no es que estén bien considerados en el Islam. Uno de los hadices, que son los hechos o dichos que recogieron los que acompañaban el Profeta (sallallahu ‘alayhi wa sallam), dice así:

“Cuando cayó la noche, Gabriel vino a él y él [el Profeta Mahoma (sallallahu ‘alayhi wa sallam)] le dijo:- Me habías prometido venir anoche. Él dijo:- Sí, pero nosotros no entramos en la casa donde haya un perro o una imagen.A la mañana siguiente dio orden de matar a los perros, sin excluir a los que guardan los huertos, pero hizo excepción de los perros que protegen las propiedades grandes.” (referido por Maimuna, Muslim XXIV 5248)

“El Profeta de Alá mandó matar a los perros, e incluso matamos a un perro que una mujer había traído del desierto. Después de eso, prohibió que se les matara diciendo: - Limitaos solamente a los que sean negros.”
(referido por Jabir ibn Abdullah, Dawud XVI 2840)
“El mensajero de Alá dio orden de matar a los perros y despachó hombres a los cuatro confines de Medina para que mataran a los perros.”
(referido por Ibn Umar, Muslim X 3810).”

Las interpretaciones posteriores varían según las fuentes, y  esto crearía un foco de debate.

En dos relatos separados de Abu Hurayrah, que Al-lah esté complacido con él, el Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam, habló a sus Compañeros de las virtudes de salvarle la vida a un perro dándole agua y saciando su sed. Uno de los relatos se refiere a un hombre que fue bendecido por Al-lah por darle agua a un perro sediento; el otro se refiere a una prostituta que llenó su zapato con agua y se le dio a un perro, que tenía la lengua afuera de tanta sed. Por esta acción ella fue agraciada con la máxima recompensa: el Paraíso eterno, por donde corren los ríos, para vivir allí por siempre [Muslim].” ( Webislam)

Pero incluso los menos rigoristas dicen que si tienes un animal, en el mejor de los casos  no debe entrar en la casa.

Pero el motivo de visitar la isla Sivriada, una pequeño peñón próximo a la costa frente a Estambul y con una extensión de 0,05 kilómetros cuadrados, fue el celebrar el aniversario, de una de las mayores barbaridades que han cometido los humanos contra los animales. En 1911, las autoridades decidieron deshacerse de infinidad de perros que deambulaban por la ciudad de Estambul, algo que podía tener su lógica, pero no la forma de hacerlo, porque dejaron abandonados a 80.000 perros en la isla, sin nada. Me imagino las terribles escenas de los perros devorándose unos a otros y ni la peor película de terror podría recrear  unas situaciones semejantes.

Sin duda hemos avanzado mucho en el cariño y trato con los animales,  en mi casa comparte nuestra vida desde hace años un gato, que nos siguió siendo un cachorrito y aquí se quedó, ( el que mejor vive) pero creo que nuestra sociedad está adquiriendo unos tics jainitas, (defensores a ultranza de la vida animal, con los que no estoy nada de acuerdo) y existe  un abuso por parte de los dueños ( no me gusta la palabra dueño) de los perros y un desprecio patente de la higiene y convivencia  ciudadana, que ven como normal que su animal realice las necesidades fisiológicas en cualquier lugar  sin recogerlas o sin tener cuidado de que no las hagan en aquellos parques en los que los niños juegan con la arena, claro que las autoridades municipales deberían acondicionar  lugares en los que los pobres puedan evacuar tranquilamente, y cuidar su limpieza, si es necesario, ya que no hay dinero que pongan una pequeña tasa  que cubra el mantenimiento, pero que no hagan como siempre, cobrarla y si te he visto no me acuerdo .

En cualquier  película cuando un perro o gato, o un caballo, va a sufrir un golpe, no podemos dejar de exclamar: ¡Pobre animal¡ Pero ni nos inmutamos cuando la misma bomba deja a unos cuantos hombres con los menudillos fuera de lugar.  Algo, sin duda, nos está pasando.

Carmelo Arribas Pérez

 

 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress