Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Salvador Calvo Muñoz
Lunes, 9 julio 2012
Pasos y paisajes

EL ARQUILLO

Marcar como favorita Enviar por email

[Img #19757]

Arco. Arc. ¿Sanscrito? ¿Indoeuropeo?...Arc. Oso. Ursus. Urso. ¿Habría osos en la Sierra del Oso, o del Arco? Desde luego. Hace muchos años de eso. Seguro que D. Manuel Terrón sabe algo del asunto. El oso mató a Sancho Fernández en Cañamero. El Onceno rey Alfon corría estas tierras en pos del urso. Yo crecí al lado de Valdelaosa, ¿de qué osa?, de una que vieron por allí ¿a qué ton si no?

            Fuimos, luciente luz del alba, a ver El Arquillo. Por la autovía no se tarda un suspiro. Cañaveral, una legua escasa al noroeste y cuatro casas. Las breves callejuelas; el agua corriente que fluye como manantío. La iglesia-ermita, tan recoleta y bella. A uno le dan ganas del olvido y ver llegar la eternidad desde este silencio de monte y soledad.

            Y eso que…¡Hay que j…con las obras públicas y esas infinitas puentes para el tren ligero que están cosiendo los horizontes! Pero apartemos ahora esas velocísimas modernidades y miremos el rincón pausado de “la descansada vida del que huye del mundanal ruido”.

            En una breve y mínima placita, el viejo tronco del olmo de nuestros antepasados. La madera centenaria del árbol legendario en torno al cual las piedras – testigo miran y recuerdan el paso de los siglos. Dicen que esas piedras eran el asiento de los hombres del Consejo. El Arco.

            La cuenca del Tajo. A la izquierda Santa Marina, Castaños, Hinojal; al fondo, Norba, luego apenas ya los perfiles de la lejana sierra; más acá, Araya, Santo Domingo, Garrovillas, Garrote, el Portezuelo de la Marmionda; más a poniente, paisajes del alma. Y en medio de todo, el viejo camino romano que viene subiendo el Puerto para llegar a Rusticiana. Nos quedaremos un rato a mirar la eternidad desde las piedras de El Arquillo. 

SCM 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress