Miércoles, 11 julio 2012
REACCIONES AL RECORTAZO

Gritos frente al Congreso: "El próximo parado, que sea un diputado"

Marcar como favorita Enviar por email
DEX

Dos centenares de personas, en su mayor parte funcionarios, consiguieron llegar hasta las mismas puertas del Congreso de los Diputados y lanzaron consignas: "Ladrones, ladrones" o "Que el próximo parado sea un diputado".

[Img #19865]

Mientras en el Paseo de la Castellana la policía se empleaba a fondo contra los mineros y los que les apoyaban, en el Congreso de los Diputados se producía una sorpresa: antes de que finalizara el Pleno del 'recortazo de Rajoy' ya había un par de centenares de personas, muchos funcionarios, que lograron llegar hasta los leones y lanzaron consignas contra lo que se estaba pergeñando tras los muros: "Ladrones, ladrones", era la frase más repetida cada vez que veían a un diputado, o "Aquí está la cueva de Alí Babá".


La policía se movilizó inmediatamente y consiguió mantener en la acera de enfrente de la verja principal a los indignados manifestantes, que según ha sabidoDiariocrítico han sido convocados a través de correos electrónicos nada más confirmar Rajoy sus 'medidas anticrisis": "Que el próximo parado sea un diputado", fue la respuesta de los manifestantes, muchos de mediana y avanzada edad.

Policías a caballo, todo el retén del Congreso al Completo en la puerta y 12 furgones antidisturbios más que llegaron al filo de las 14.45 horas consiguieron 'empujar' -literalmente- a los manifestantes hacia la Plaza de Neptuno para despejar la salida del Congreso de sus señorías. Algunos diputados habían optado por abandonar el edificio a través de los túneles que conectan el Palacio de la Carrera de San Jerónimo con el edificio de los Grupos, en la acera de enfrente. Otros, como Gaspar Llamazares, cayo Lara y el de ERC, Joan Tardá, fueron hacia los manifestantes para mostrarles sus simpatías y ofrecerles su solidaridad.

Pero lo pitos -una señora entrada en la cincuentena sacó un pito de su bolso y no dejó de hacerlo sonar- y las frases no arreciaban: "Policía, únete", gritaban, mientras los antidisturbios, con guante de seda, seguían empujándolos hacia Neptuno. Dentro de los muros finalizaba el Pleno con una petición deCayo Lara: que dimita el responsable policial de la carga contra los mineros. Ésta ha sido la primera manifestación contra el 'rajoyazo', pero nadie duda de que habrá muchas más.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS