He dejado pasar unas cuantas horas para opinar sobre las MEDIDAS que el PP ha anunciado hoy. Lo he hecho porque tras oir a Rajoy he pensado que este querido país nuestro se merece algo más que declaraciones impulsadas por las consultoras de marketing de los partidos. He llamado a veintisiete personas. Unos conocidos y otros anónimos. Pero todos fiel reflejo de la sociedad extremeña. Y el elemento comun denominador se llama MIEDO. Por eso no es hora de hacer lo que el PP hizo cuando estaba en la oposición. Los mismos que en sus mítines cantaban y cantaban “no más IVA” , lo han subido como tantas otras cosas cuando han llegado al  al gobierno, porque prometían  un cambio, que ha acabado siendo un cambiazo. Pero una gran mayoría de ciudadanos no está esperando de nosotros lo que el PP hizo, sino otra cosa. Esperan de nosotros que seamos capaces de ejercer la crítica propia de quien está en la oposición, pero también las propuestas de quien aspira a volver a gobernar algún día. Monago debe saber que no tiene enfrente a otro Monago, que se opuso al IVA, al centimo sanitario…., sino a alguien a quien le preocupan los extremeños más que su futuro personal.

Por eso es imprescindible que en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de mañana se pida una evaluación de como afectan las medidas a cada Comunidad Autónoma y en función de ello se actúe. Que Monago cuente con mi apoyo si así lo hace, porque se sabrá que lo que el PP ha propuesto hoy le hace daño a muchos. pero a Extremadura la que más. Y en función de ello que se permita mayor flexibilidad en el cumplimiento del déficit a las que más le afecten las medidas anunciadas. Lo pedí en el Debate del Estado de la Región y lo vuelvo a hacer ahora.

Y muestro mi disposición de nuevo a hablar con el PP y con IU del Plan de Crecimiento de la economía y el empleo que presentamos en el Debate. No me importa tanto hoy lo que pase en el 2013, 2014…Me importa lo que pase mañana a tanta gente con MIEDO. Y si el PP nos sigue ignorando en las instituciones, estaremos en la calle al lado de los ciudadanos que ven como la factura de la crisis la pagan los trabajadores, lo autónomos, las pymes y los parados, y se la ahorra el capital y las grandes fortunas, de las que hoy Rajoy ni hablo.

Y mañana habrá quien se llevó el dinero a paraisos fiscales en plena crisis y le dará a INTRO en su teclado del ordenador para legalizar su delito pagando el 10 por ciento. ¡Por lo menos que le hubieran puesto el 21 por ciento, como el IVA!

Guillermo