Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carmelo Arribas
Miércoles, 18 julio 2012

AQUEL 18 DE JULIO DE 1936 -1ª Parte -

Marcar como favorita Enviar por email

Lo mejor que puede ocurrirle a este artículo es que mucha gente se llegue a preguntar: ¿Y esto de qué va? Porque por fin habremos pasado de lo anímico, a la historia pura y dura, cuya interpretación ya sólo plantea interés a los estudiosos.


[Img #20045]


Pero quizás por eso mismo, por carecer de "acosos" ideológicos de una parte y otra, y dejar en segundo plano las acusaciones del, "vosotros empezasteis primero", se pueda analizar fríamente esa fecha tan crucial y "manoseada" por unos y otros, y despojarle de los componentes anímicos y políticos, para acercarnos, a los argumentos que originaron, por una parte y por otra de los contendientes, aquel acontecimiento, que sin duda se les fue de las manos a ambos.


Para empezar, nada mejor que tirar de hemeroteca y ver, en la distancia temporal, cómo trataban la noticia, los periódicos de cada parte.


El periódico; "Claridad", Diario de la Noche (Tiene guasa el nombre) diario de Madrid, ponía en portada aquel sábado 18 de Julio. "Un movimiento insensato y vergonzoso". Y a renglón seguido glosaba la noticia. "Una parte del Ejército que representa a España en Marruecos se ha levantado en armas contra la República". "Las fuerzas de tierra mar y aire, se dirigen contra los sediciosos".

Por su parte los diarios de los lugares en los que había triunfado el "Levantamiento", como el ABC de Sevilla, ponía en la portada del día 20. "Viva España". El General Queipo de Llano se encarga de la Jefatura de la División y declara el Estado de Guerra.


Era evidente que ya no se trataba de un golpe de Estado al uso, a los que estaban tan acostumbrados los españoles de aquella España a la que le costaba digerir los nuevos tiempos, sino de una Guerra Civil.

La confusión, las noticias y contranoticias intoxicantes en aquellas primeras horas, debieron de aumentar todavía más el estado de desasosiego de la población civil. Los movimientos de los revolucionarios fueron rápidos anulando a los que mantendrían su lealtad incondicional a la República:(1) "El comandante de la Benemérita, Fernando Vázquez, al tener conocimiento que los militares iban a declarar el estado de Guerra esa mañana, detuvo, debido a la lealtad que profesaba al Gobierno de la República, al Teniente Coronel Jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres, Ángel Hernández Martín, tomando personalmente el mando".

[Img #20047]


 

Ante noticias semejantes en las que los conjurados de tantos lugares de España tomaron la iniciativa al unísono, cabe hacerse la pregunta de cómo siendo tantos no había sido capaz el Gobierno, como lo había hecho con la intentona de Sanjurjo pocos años antes, de saber que se estaba fraguando un golpe de estado de esa envergadura, aunque sospecharan algo, como cuando el General Batet el 16 de julio le preguntó al general Mola , su subordinado, si tenía algo que ver con la sublevación que se estaba preparando.

En el artículo de primera página del ABC del día 20 de 1936 se leía:


"Bando del gobernador.
¡Sevillanos¡ El ejército español, fiel depositario de las virtudes de la raza, ha triunfado rotundamente. Mas la victoria no ha de detener la labor depuradora que el país necesita y por ello el general Queipo de Llano dicta el siguiente:...Se hace la advertencia formal que el que sea portador de un arma sin permiso de la autoridad militar, podrá ser fusilado sin infundiera sospecha de utilizarla en agresiones.

Adviértase el tono de arenga militar, de esta noticia, frente a la puramente periodística del periódico Claridad.


[Img #20049]


 

Las disposiciones para controlar Sevilla, por parte de Queipo de Llano, eran sin duda muy duras y tajantes. Véase si no la siguiente.


...Para facilitar la labor del Ejército se previene a todo el vecindario levante las persianas de los balcones a fin de no dar sospecha a que de tal forma puedan encubrirse los agresores, advirtiéndose que de no observarse esta indicación pueden sufrirse consecuencias desagradables.


¿Imaginan un final de Julio, en Sevilla y con las persianas levantadas, dando todo el día el sol sobre los balcones?


No será esta la única orden llamativa. A los vecinos de Triana se les obliga a tener las puertas abiertas de sus casas, "a fin de que pueda hacerse un rápido servicio de captura de los pocos que aún disparan desde las azoteas para producir alarma"


No se pretende con este golpe, a juzgar por el artículo, instaurar una dictadura, sino posiblemente sólo cambiar el gobierno.



"¡Sevillanos¡ ¡Viva España Republicana¡


Noticias particulares aseguran que el general Mola ha entrado en Madrid, en donde había desparecido el gobierno...Quede bien entendido que el Gobierno se desmorona por momentos, que recibimos telegramas de todas las guarniciones de España que se han sumado al movimiento y que el general Miaja, que figura como ministro de la Guerra será fusilado tan pronto caiga en nuestras manos por traidor al ejército y a la Patria"
.


LOS PROTAGONISTAS


Hagamos un paréntesis, para ir definiendo poco a poco la personalidad de los grandes actores que intervinieron en este levantamiento, en el que como insinúan algunos, en el fondo y en principio, solo se trataba de un asunto casi personal entre los militares, quizás por eso mismo les fallaron los planes porque no contaron con un elemento que en las otras intentonas se había inhibido, el pueblo. Elemento menos disciplinado, y por lo tanto más difícil de controlar, porque aquel 18 de julio de 1936, se abrieron las puertas del parque de artillería y se comenzó el reparto de armas a la población civil y a los miembros de las milicias socialistas, comunistas y sindicales. 

[Img #20052]


En la primera quincena de marzo el general Emilio Mola había tenido en Madrid una reunión con otros generales, como: Franco, Orgaz, Villegas, Fanjul, Rodríguez del Barrio, Ponte, Saliquet, García Herán, Varela y Carrasco.

Estaban preparando un golpe de estado al viejo estilo, en el que la población se mantendría al margen. Si esto hubiera ocurrido, como esperaban, según los apoyos de cada uno de los grupos, el golpe de estado se hubiera producido en un escenario semejante al que sucedió en 1934, tras la intentona de Sanjurjo, y que tenía unas intencionalidades semejantes a las de 1936, derrocar al gobierno, esgrimiendo la falta de control de las masas y el desorden político, pero en el fondo, como apuntaba Franco, era por cuestiones personales, ya que no habían sido recompensados como merecían por sus méritos y se sentían dolidos, cuando no humillados.

La lucha, entre los africanistas, que habían combatido en condiciones difíciles y ascendido por méritos de guerra y que estaban alejados de la metrópoli, o los habían alejado de ella, y los militares burócratas de Madrid a los que se les adjudicaban cargos y prebendas, era una lucha cuartelera entre los mandos, pero que se volvía en contra del gobierno, que era quien otorgaba medallas y puestos, esgrimiendo, como argumento, asumido por gran parte de la población, para derrocarlo, los abusos que se estaban produciendo en la calle, el descontrol de ciertos elementos, y cómo no el asesinato del diputado por Orense y prestigioso abogado, José Calvo Sotelo, hombre moderado y buen amigo del General Sanjurjo, el 13 de Julio de 1936. Pero conozcamos mejor la personalidad de los principales protagonistas y esto nos dará las claves que originaron que aquel 18 de julio que muchos militares se levantaran en armas contra el Gobierno constituido.

[Img #20046]


 

¿Quién era ese general Miaja a quien según la proclama del ABC de Sevilla, (también hubo ABC en la parte republicana) los sublevados desean fusilar? Y no sólo, porque en ese momento ostentara el cargo de Ministro de la Guerra, que acepta movido por un sentido de lealtad y puede que de gratitud, al gobierno, pero en el que duró un solo día por decisión propia. Porque cuando el periódico referido sale a la calle el día 20 de julio, ya el general José Miaja Menant, no era ministro de Guerra.

El 18 de julio cuando se efectúa el golpe, él estaba al mando de la Primera División. Ese día es nombrado ministro de la Guerra por el Gobierno Republicano de Diego Martínez Barrios, pero renunció al cargo al día siguiente, cuyo despacho sería ocupado por Luis Castelló Pantoja. El día 25 de julio, ante el rápido avance de los sublevados, es nombrado Jefe de operaciones del Sur, sufriendo una gran derrota en Córdoba. En Octubre vuelve de nuevo a ocuparse de la 1ª Brigada de Infantería de la Primera División Orgánica, de guarnición en Madrid.

El Gobierno de la República le dejó al frente de la Junta de Defensa de Madrid, realizando un trabajo excelente con las indisciplinadas fuerzas de milicianos, y la escasez de mandos militares, evitando, hasta el final de la guerra, la toma de Madrid y siendo el general más condecorado por la Segunda República, y el que concentró mas poder. Finalmente en marzo 1939 viendo la imposibilidad de ganar la Guerra, para evitar más derramamiento de sangre, y buscando una rendición honrosa, apoyó el golpe de Estado del 4 de marzo de Segismundo Casado López contra Juan Negrín, golpe apoyado por el ala moderada del Partido Socialista Obrero liderada por Julián Besteiro y con el ayuda del líder anarquista Cipriano Mera.

[Img #20051]


Los fieles al gobierno son vencidos el 12 de marzo. Negrín, antes de huir para Francia, ordena a Luis Barceló Jover comandante del Primer Cuerpo del Ejército del Centro el reconquistar de nuevo poder. Las tropas de Barceló entran en Madrid y se producen violentos combates. Los anarquistas de Cipriano Mera lo derrotan, lo capturan y es fusilado. El 1 de abril de 1939, Franco proclamaría el final de la guerra.

¿Pero cual era el motivo por el que es tan odiado el general Miaja? Porque lo consideraban uno de los suyos; un africanista que había destacado en la guerra de Marruecos, por lo que fue ascendido, que posiblemente perteneció a la derechista Unión Militar Española, y al que gran parte de su familia había quedado en la zona tomada por los sublevados, lo que implicaría evidentemente represalias para ellos. Si se hubiera unido a ellos, la ciudad de Madrid habría caído, lo que hubiera representado el éxito total, con el subsiguiente

 derrocamiento del Gobierno, y el fin del Alzamiento, ya que el resto de las guarniciones de España hubieran acatado el golpe, y habrían conseguido rápidamente su objetivo. Y tenían motivo para esperar que esto fuera así, muchos de los mandos a sus órdenes simpatizaban o incluso estaban implicados en la sublevación, por lo que tomar una decisión al general Miaja no debió serle fácil. ¿Qué pudo haberle inclinado a la lealtad al Gobierno? Un cierto espíritu de revancha.

El ministro de la Guerra, en 1935 con un gobierno de derechas, le envió a Lérida, (su primer destino como general había sido en agosto de 1932, la 2ª Brigada de Infantería de la Primera División Orgánica, acuartelada en Badajoz) considerándose, este, un destino casi de castigo y que les daban a los que no gozaban de la confianza del gobierno, y sin embargo se promocionó, en aquel momento, a generales que ahora estaban encabezando el golpe de estado como: Joaquín Fanjul, Manuel Goded y Francisco Franco, y aquello pudo hacer mella en sus sentimientos, que le inclinarían a tomar una decisión final.

[Img #20048]


 

En los libros de texto que se estudiaban en los años sesenta (2) se decía en el capítulo dedicado al: Alzamiento nacional. "Ante la crisis de orden público y la situación caótica de España bajo la Segunda República, el ejército se levantó en armas contra el Frente Popular, ( se obvia que fuera contra el Gobierno constituído) el 18 de julio de 1936. El ejército de África se puso a las órdenes del general Franco..." Y va posteriormente citando a diversos generales como Queipo de Llano, Mola, Yagüe, Varela, Aranda ...pero no al verdadero artífice del golpe, al general Sanjurjo.

La sociedad tras el triunfo del Frente Popular por 150.000 votos se encontró polarizada radicalizándose todavía más en sus posturas, y en la idiosincrasia de derechas e izquierdas se encontraba el derrocar los gobiernos con golpes de fuerza. Ya anteriormente (3) el PSOE de Largo Caballero había promovido un movimiento insurrecional contra el gobierno de derechas de Lerroux , temeroso de que restituyeran la monarquía, que fue seguido por los mineros de Asturias y por la Generalitat de Catalunya, que proclamó : "El Estat Catalá dins de la República Federal de España´" (Estado Catalán dentro de la República Federal de España)

[Img #20050]


La muerte de José Sanjurjo Sacanell el 20 de julio al estrellarse la avioneta que le llevaría de Estoril (Portugal), a Burgos, y la de, pocos meses más tarde, también en accidente de aviación, del general Mola, el "Director" y organizador del organigrama del golpe de Estado, dejaría a Franco, el terreno libre como líder indiscutible de la sublevación. Siempre se han tenido sospechas, sin que se hayan presentado prueba alguna, de que estos accidentes pudieron ser casuales.

Tras la muerte de Sanjurjo hombre de gran prestigio, se pudo haber producido un vacío de poder, pero los golpistas supieron cerrar filas. 


José Sanjurjo Sacanell, inició su andadura militar en la Guerra de Cuba. Tras la independencia de esta, participa en la de Marruecos, en donde recibe el grado de general. Su imagen de hombre íntegro se forjó en la comandancia de Larache, en la investigación de casos de corrupción que se estaban produciendo en la Intendencia e Intervención militar.


Apoyó el golpe militar de Primo de Rivera y por su excelente actuación en la guerra del Rif, el rey Alfonso XIII le dio el título de Marqués del Rif. Director General de la Guardia Civil y Alto Comisariado en Marruecos, recibe de manos de Alfonso XIII, la Gran Cruz de Carlos III.


Parecería que tras estas distinciones, defendería al rey tras la instauración el 12 de abril de 1931 de la II República, pero no fue así. La actitud de Alfonso XIII, hacia Primo de Rivera, tras la caída de la dictadura en 1929, le llevarían a apoyar al nuevo Gobierno. 

Continuará....

Carmelo Arribas

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
ja
Fecha: Jueves, 19 julio 2012 a las 17:11
En España, claro que habrá reticencias en investigar al franquismo, pero ¿y el borrón y cuenta nueva de la Transición, señor? ¿Por qué no investigamos algo más reciente, por ejemplo el onceeme? Deberíamos investigarlo todo, pero no solo con usted, parte abiertamente parcial. Me gustaría que esa investigación arrancara de la misma implantación de la segunda república, idílica para algunos. El porqué de unas elecciones municipales, que encima perdió la izquierda, de manera revolucionaria, atípica y anormal y por supuesto ILEGAL, se instituyó esa república. Luego seguiríamos, por ejemplo, con el resultado abrumador de las derechas y el centro respecto a la izquierda en las elecciones de noviembre del treinta y tres y cómo, a la vista de ese resultado, en Madrid, se meten bajo cuerda en una habitación unos señores y llegan a la conclusión de que la derecha no está legitimada para gobernar España, axioma que sigue presente en esa izquierda. Los reunidos fueron Don Indalecio Prieto, Don Francisco Largo Caballero, Don Santiago Carrillo…Golpe de estado AL CANTO que, enseguida, la mentada segunda república contrarrestó en parte, PUÉS en Asturias hubo mil muertos. Ahí empezó la guerra civil. O tú o yo. O sea, dictadura totalitaria del comunismo real o dictadura autoritaria fascista. En la perspectiva histórica hemos visto y seguimos viendo el índice totalitario de unas o el autoritarismo de otras. Hay que matizar, eh. No hubo más remedio que adelantar las elecciones (¿pasará ahora igual?) y de manera anómala el Frente Popular toma el poder. De febrero a julio del 36: 300 asesinatos. Lo tenían todo para ganar, pero como son tan inútiles, perdieron, a pesar de que Prieto decía que conforme a Napoleón la guerra la gana quiénes tienen el poder y el dinero. Ellos lo tenían todo. Hasta cuatro barcos de oro a tente bonete, de todos los españoles, que largaron para sus jefes en la URSS. ¿Investigamos también el genocidio producido en Madrid entre el 6 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936? Señor, todo se dio por bueno, y hasta el responsable de lo último, Carrillo, fue pieza importante de ese perdón recíproco. „ Quizá lo anterior, ya publicado creo que aquí, tiene vigencia. Para la mayoría de los que escriben en estos medios, el endemoniado es el endemoniado. Y sólo él el culpable, con la caterva de monstruos del otro lado que promovieron con su insensatez y mala gestión, todo lo que ocurrió. En fin, y menos mal, tenemos registros de unos y de otros y por más que se empeñen, en todo el proceso, y por todos, hubo sus más y sus menos. O gana la dictadura totalitaria del socialismo real o lo hacía la autoritaria fascista. Como los primeros eran, y siguen siendo, rematadamente malos en todo lo que tocan y MALGESTIONAN, pues eso, perdieron, a pesar de tener el dinero y el poder y el oro y las armas y los oficiales y la mayoría de la soldadesca.
ja
Fecha: Jueves, 19 julio 2012 a las 17:05
“ En España, claro que habrá reticencias en investigar al franquismo, pero ¿y el borrón y cuenta nueva de la Transición, señor? ¿Por qué no investigamos algo más reciente, por ejemplo el onceeme? Deberíamos investigarlo todo, pero no solo con usted, parte abiertamente parcial. Me gustaría que esa investigación arrancara de la misma implantación de la segunda república, idílica para algunos. El porqué de unas elecciones municipales, que encima perdió la izquierda, de manera revolucionaria, atípica y anormal y por supuesto ILEGAL, se instituyó esa república. Luego seguiríamos, por ejemplo, con el resultado abrumador de las derechas y el centro respecto a la izquierda en las elecciones de noviembre del treinta y tres y cómo, a la vista de ese resultado, en Madrid, se meten bajo cuerda en una habitación unos señores y llegan a la conclusión de que la derecha no está legitimada para gobernar España, axioma que sigue presente en esa izquierda. Los reunidos fueron Don Indalecio Prieto, Don Francisco Largo Caballero, Don Santiago Carrillo…Golpe de estado AL CANTO que, enseguida, la mentada segunda república contrarrestó en parte, PUÉS en Asturias hubo mil muertos. Ahí empezó la guerra civil. O tú o yo. O sea, dictadura totalitaria del comunismo real o dictadura autoritaria fascista. En la perspectiva histórica hemos visto y seguimos viendo el índice totalitario de unas o el autoritarismo de otras. Hay que matizar, eh. No hubo más remedio que adelantar las elecciones (¿pasará ahora igual?) y de manera anómala el Frente Popular toma el poder. De febrero a julio del 36: 300 asesinatos. Lo tenían todo para ganar, pero como son tan inútiles, perdieron, a pesar de que Prieto decía que conforme a Napoleón la guerra la gana quiénes tienen el poder y el dinero. Ellos lo tenían todo. Hasta cuatro barcos de oro a tente bonete, de todos los españoles, que largaron para sus jefes en la URSS. ¿Investigamos también el genocidio producido en Madrid entre el 6 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936? Señor, todo se dio por bueno, y hasta el responsable de lo último, Carrillo, fue pieza importante de ese perdón recíproco. „ Quizá lo anterior, ya publicado creo que aquí, tiene vigencia. Para la mayoría de los que escriben en estos medios, el endemoniado es el endemo niado. Y sólo él el culpable, con la caterva de monstruos del otro lado que promovieron con su insensatez y mala gestión, todo lo que ocurrió. En fín , y menos mal, tenemos registros de unos y de otros y por más que se empeñen, en todo el proceso, y por todos, hubo sus más y sus menos. O gana la dictadura totalitaria del socialismo real o lo hacía la autoritaria fascistas. Como los primeros era, y siguen siendo , rematadamente malos en todo lo que tocan y MALGESTIONAN,pues eso, perdieron, a pesar de tener el dinero y el poder y el oro y las armas y los oficiales y la mayoría de la soldadesca.
Fecha: Jueves, 19 julio 2012 a las 12:38
Un día como hoy hace 76 años, comienzó una larga y dura pesadilla para el pueblo español. Os recomiendo que leáis el manifiesto de las Palmas leído por Franco para justificar el golpe. Ya entonces era de una demagógia chirriante. Pero la parte más chanante es la de los "ofrecimientos" a la población por parte de los golpistas. Hay tantos incumplimientos como en el programa electoral de Rajoy. MANIFIESTO DE LAS PALMAS ¡Españoles! A cuantos sentís el santo amor a España, a los que en las filas del Ejército y Armada habéis hecho profesión de fe en el servicio de la Patria, a los que jurasteis defenderla de sus enemigos hasta perder la vida, la Nación os llama a su defensa. La situación de España es cada día que pasa más crítica; la anarquía reina en la mayoría de sus campos y pueblos; autoridades de nombramiento gubernativo presiden, cuando no fomentan, las revueltas. A tiros de pistola y ametralladoras se dirimen las diferencias entre los bandos de ciudadanos, que alevosa y traidoramente se asesinan sin que los poderes públicos impongan la paz y la justicia. Huelgas revolucionarias de todo orden paralizan la vida de la Nación, arruinando y destruyendo sus fuentes de riqueza y creando una situación de hambre que lanzará a la desesperación a los hombres trabajadores. Los monumentos y tesoros artísticos son objeto de los más enconados ataques de las hordas revolucionarias, obedeciendo a las consignas que reciben de las directivas extranjeras, que cuentan con la complicidad o negligencia de gobernadores y monterillas. Los más graves delitos se cometen en las ciudades y en los campos mientras las fuerzas del orden público permanecen acuarteladas, corroídas por la desesperación que provoca una obediencia ciega a gobernantes que intentan deshonrarlas. El Ejército, la Marina y demás institutos armados son blanco de los más soeces y calumniosos ataques precisamente por parte de aquellos que debían velar por su prestigio. Los estados de excepción y alarma sólo sirven para amordazar al pueblo y que España ignore lo que sucede fuera de las puertas de sus villas y ciudades, así como para encarcelar a los pretendidos adversarios políticos. La Constitución, por todos suspendida y vulnerada, sufre un eclipse total; ni igualdad ante la ley, ni libertad, aherrojada por la tiranía; ni fraternidad cuando el odio y el crimen han sustituido al mutuo respeto; ni la unidad de la Patria, amenazada por el desgarramiento territorial más que por el regionalismo, que los propios poderes fomentan; ni integridad y defensa de nuestras fronteras cuando en el corazón de España se escuchan las emisoras extranjeras que predican la destrucción y reparto de nuestro suelo. La Magistratura, cuya independencia garantiza la Constitución, sufre igualmente persecuciones que la enervan o mediatizan y recibe los más duros ataques a su independencia. Pactos electorales hechos a costa de la integridad de la propia Patria, unidos a los asaltos a Gobiernos Civiles y cajas fuertes para falsear las actas, formaron la máscara de legalidad que nos preside. Nada contuvo la apetencia de poder, destitución ilegal del moderador, glorificación de las revoluciones de Asturias y catalana, una y otra quebrantadoras de la Constitución, que, en nombre del pueblo, era el Código fundamental de nuestras instituciones. Al espíritu revolucionario e inconsciente de las masas engañadas y explotadas por los agentes soviéticos, que ocultan la sangrienta realidad de aquel régimen que sacrificó para su existencia veinticinco millones de personas, se unen la malicia y negligencia de autoridades de todo orden que, amparadas en un poder claudicante, carecen de autoridad y prestigio para imponer el orden y el imperio de la libertad y de la justicia. ¿Es que se puede consentir un día más el vergonzoso espectáculo que estamos dando al mundo? ¿Es que podemos abandonar a España a los enemigos de la Patria, con un proceder cobarde y traidor, entregándola sin lucha y sin resistencia? ¡¡Eso no!! Que lo hagan los traidores, pero no lo haremos quienes juramos defenderla. Justicia e igualdad ante la ley os ofrecemos. Paz y amor entre los españoles. Libertad y fraternidad exentas de libertinaje y tiranía. Trabajo para todos. Justicia social, llevada a cabo sin enconos ni violencias, y una equitativa y progresiva distribución de la riqueza sin destruir ni poner en peligro la economía española. Pero, frente a eso, una guerra sin cuartel a los explotadores de la política, a los engañadores del obrero honrado, a los extranjeros y a los extranjerizantes que directa o solapadamente intentan destruir a España. En estos momentos es España entera la que se levanta pidiendo paz, fraternidad y justicia; en todas las regiones, el Ejército, la Marina y las fuerzas del orden público se lanzan a defender la Patria. La energía en el sostenimiento del orden estará en proporción a la magnitud de las resistencias que ofrezcan. Nuestro impulso no se determina por la defensa de unos intereses bastardos ni por el deseo de retroceder en el camino de la Historia, porque las instituciones, sean cuales fueren, deben garantizar un mínimo de convivencia entre los ciudadanos que, no obstante las ilusiones puestas por tantos españoles, se han visto defraudados, pese a la transigencia y comprensión de todos los organismos nacionales, con una respuesta anárquica cuya realidad es imponderable. Como la pureza de nuestras intenciones nos impide el yugular aquellas conquistas que representan un avance en el mejoramiento político-social, y el espíritu de odio y venganza no tiene albergue en nuestros pechos, del forzoso naufragio que sufrirán algunos ensayos legislativos, sabremos salvar cuanto sea compatible con la paz interior de España y su anhelada grandeza, haciendo reales en nuestra Patria, por primera vez, y por este orden, la trilogía FRATERNIDAD, LIBERTAD e IGUALDAD. Españoles: ¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!! ¡¡¡VIVA EL HONRADO PUEBLO ESPAÑOL!!! COMANDANTE GENERAL DE CANARIAS Santa Cruz de Tenerife, a las cinco y cuarto horas del día 18 de julio de 1936.

DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress