Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Salvador Calvo
Lunes, 23 julio 2012

Tiempo de espera

Marcar como favorita Enviar por email


A veces en la noche del campo, cerca de las sierras, o en los fragosos riberos, al anochecer,[Img #20189] se oye el eco de un disparo solitario. Es el esperista, o aguardista, que lo ha hecho al cochino que ha entrado en los aledaños de su lugar de espera. Tenemos expertos aguardistas, a los cuales, esa modalidad de caza absorbe de tal modo que difícilmente otra puede ocupar sus anhelos cinegéticos. Ciertamente las esperas son caza pura, elemental: los conocimientos y la astucia del cazador frente al instinto del jabalí. Y la paciencia. Porque oímos de ellos que de cada muchas noches de espera, sólo alguna esporádica ofrece el placer de una buena captura.SCM


Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress