Lunes, 6 agosto 2012

LA OPCIÓN RAJOY NO ES SUSTITUIBLE

Marcar como favorita Enviar por email
Fernando González Urbaneja


Las comparecencias públicas de Rajoy antes de tomar el bañador  provocan sudor frío. Primero por la comparación con su colega italiano, un odioso tecnócrata con déficit democrático (argumento bastante inconsistente) pero que da la sensación de que sabe lo que quiere y lo que hace y que utiliza hábilmente el escudo español como defensa propia. Más inquietante fue la presentación del viernes, desde el exordio inicial plagado de las obviedades habituales, a las respuestas con argumentos ensayados, tácticos, escurridizos. Ni mensaje, ni proyecto, ni esperanza. Lo peor la excusa de que hace lo que no le gusta, que lleva a pensar que lo hará mal, porque el buen trabajo requiere entusiasmo, identificación, ilusión, convicción… todo eso que al presidente le suena a chino tras tantos años, más de treinta, en la cosa pública.

El presidente, de momento, espera conocer el detalle y el calendario de las medidas no convencionales del BCE, a quien endosa la responsabilidad de poner punto final a la insoportable prima de riesgo que llega del exterior. El ministro de Economía se atiene el guion de su jefe y dice que no hace falta nada más para cumplir el objetivo pactado de déficit.

En el campo de lo concreto el presidente hizo una de esas afirmaciones que la realidad luego desmiente. No voy a bajar las pensiones, dijo Rajoy, y sonó como aquello de que no iba a reducir el sueldo de los funcionarios, ni subir los impuestos… pero las cuentas de Seguridad Social no van bien, y salvo uso del fondo de reserva o subida de cotizaciones (lo previsto es bajarlas un punto el 2013 y otro el 2014) es verosímil que la caja se quedará sin fondos este año. Si no quiere bajar las pensiones tiene que entrar en detalles, concretar cifras, lo demás son ganas de sembrar inquietudes.

La confianza de los españoles está por los suelos, recelan del gobierno, de la oposición, hasta de si mismos. Más problema que la prima de riesgo es la desconfianza interna y externa;  y las comparecencias pre-veraneo no ayudaron a recuperarla. Al Presidente no le gustan los comentaristas, las tertulias, los diarios (salvo los deportivos), probablemente no le gustan ni los que adulan (lo cual supone esperanza de que mantenga buen juicio). Pero le convendría mejorar las asistencias, ganar consejeros leales que se preocupen por el país más que por el partido. Porque si no se preocupa por el país hundirá el partido y el país.

Rajoy no tiene relevo, le quedan tres años largos de mandato, y más en concreto tres meses para cambiar el rumbo, sacudirse la incomodidad y dirigir el país, lo cual requiere esperanza y proyecto. El diagnóstico está mal hecho, y las medidas no son suficientemente eficaces, aparentan más de lo que logran. Y el margen de maniobra es pequeño. En Italia fue posible un cambio de liderazgo desde el Parlamento, un cambio democrático y razonablemente efectivo por ahora. Aquí hay que hacerlo desde la autoridad de un gobierno que gobierne, con menos decretos ley y con más eficacia, que genere confianza y que con Rajoy al frente porque ahora no tiene alternativa.

Ejemplo menor, aunque elocuente: ¿imaginan que el partidismo de los relevos introducidos en los medios públicos van a propiciar un relato a los ciudadanos que genere credibilidad? Jose Luis leal, desde la experiencia y la lejanía de intereses en estos momentos, señalaba ayer  “Todo sería más sencillo si existiera un diagnóstico común, si se organizara un debate razonable sobre las opciones de que disponemos. Y que a partir de ese diagnóstico compartido, se intentara llegar a acuerdos políticos que facilitaran el ajuste y permitieran entrever una vía de salida de la crisis. El tiempo apremia, y lo que está en juego es recuperar nuestra soberanía nacional”.

Fernando González Urbaneja

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS