Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DEx
Miércoles, 8 agosto 2012

Adiós multitudinario a la Gran Chavela Vargas

Marcar como favorita Enviar por email

Cientos de personas despidieron a Chavela Vargas en la Plaza Garibaldi, en el centro histórico de la capital de México, con flores, lágrimas de emoción y música. Es el primer homenaje organizado tras el fallecimiento de la cantante, que precisamente se ha hecho en un emplazamiento conocido como centro de diversión nocturna, siempre lleno de mariachis, y por acoger a artistas.

[Img #20644]















Tras varias horas de espera, la euforia entre los asistentes se desató con la llegada de los restos mortales de la cantante en medio de aplausos y gritos de "Viva Chavela" o "Chavela, te queremos", y con exigencia del público para que los medios de comunicación presentes dejasen espacio alrededor del féretro a los mariachis que abrieron el acto.


Instalado bajo una carpa en la que se colocaron las numerosas coronas de flores que recibió la artista, el féretro estuvo cubierto con un poncho a rayas azules y blancas con borde rojo en recuerdo a la prenda que Chavela acostumbraba usar. No en vano, además de La Chamana, Vargas recibió el sobrenombre de La dama del poncho rojo.
La lluvia, que se desató en el mismo momento en que se inauguró la despedida en torno a las 19 h (24.00 GMT, madrugada en España), no impidió a los asistentes disfrutar de emblemáticas canciones de Chavela como La Llorona y Qué bonito amor, interpretadas durante la primera parte del homenaje musical por los mariachis dela Guardia Nacional del Gobierno de Ciudad de México. 


Poco a poco, los admiradores de la cantante, algunos provistos de flores y muchos visiblemente emocionados, fueron pasando junto al féretro para darle su último adiós después de haber estado esperando más de tres horas bajo el sol, que a primera hora de la tarde lucía en la capital mexicana antes del brusco cambio de tiempo que acostumbra sufrir México en esta época del año.


"La siento como si fuera un familiar mío; la quería mucho y sus canciones le llegan a todo el pueblo mexicano. Aunque no fuera de aquí la sentíamos como si lo fuera", aseguró Guadalupe Palma, una admiradora de 64 años, casi sin poder hablar por el llanto.


"Tres horas de espera han valido la pena. Me da mucho pesar que se haya ido; ya era grande, pero es que cantaba con tanto sentimiento. Nunca la olvidaremos", dijo, por su parte, con lágrimas en los ojos Antonia Sánchez, de 63 años, tras pasar por la capilla ardiente.


Durante el homenaje se pudieron escuchar numerosas consignas espontáneas, reflejo del entusiasmo que reinó en el ambiente durante toda la tarde, entre ellas "Chavela vive en nuestro corazón", "Chavela es México" o "Se va tu cuerpo pero tú te quedas, Chavela".

 


"Chavela ha hecho que aprenda a no quitar el dedo del renglón, que sea fuerte ante mis decisiones, y las letras de sus canciones me han enseñado a ver la vida de otra manera", aseguró Nayeli, estudiante de 25 años, provista con un ramo de rosas rojas a la espera de pasar a la capilla.


La periodista Vanessa Bauche abrió la segunda parte del acto al leer un poema de Carlos Mapes que dio paso a un concierto homenaje de la mano de las cantantes Lila Downs, Eugenia León y Tania Libertad, quienes interpretaron acompañadas de mariachis canciones tan conocidas como Flor de Azalea, Volver, volver o Un mundo raro.


Al acto, que se pudo seguir a través de una pantalla gigante instalada en la plaza, también asistieron personalidades de la cultura y la política como el jefe de Gobierno de Ciudad de México, Marcelo Ebrard, y la secretaria de Cultura de la capital, Nina Serratos, quien además tuvo palabras de recuerdo para la cantante.


Tras el homenaje, que se prolongó hasta bien entrada la noche, el féretro fue llevado hasta las instalaciones de una funeraria para reposar allí hasta el miércoles, cuando está previsto que sea trasladado hasta el Palacio de Bellas Artes, emplazamiento que abrirá sus puertas para que miles de mexicanos puedan seguir despidiéndola.


Posteriormente, el cuerpo será incinerado y sus cenizas esparcidas en el cerro del Calchi, cerca de Tepoztlán, en el central estado de Cuernavaca, donde la cantante pasó los últimos años de su vida.


Vía cancioneros.com

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress