Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DEx
Jueves, 9 agosto 2012

Más de 4.500 espectadores han disfrutado de los Clásicos en Alcántara

Marcar como favorita Enviar por email

Alcántara ha vivido cinco días de explosión cultural y sus calles se han llenado un año más de visitantes para disfrutar de mercadillos, pasacalles, exposiciones, obras infantiles, conciertos y muestras gastronómicas. Las visitas guiadas nocturnas han vuelto a completar su aforo cada noche.

[Img #20679]

El conventual de San Benito se ha despedido con más de 4.500 espectadores  y una media de más de 900 personas por función.


La tétrica y esperpéntica ‘El rey y el Bufón’ ha cerrado ante más de 800 espectadores la XXVIII edición del Festival. La escuela de la desobediencia, con las actrices María Adánez y Cristina Marcos ha sido la obra que mejor respuesta ha recibido del público alcantarino con más de 1.500 personas en las gradas.

El Conventual de San Benito de la localidad alcantarina, joya del renacimiento español del siglo XVI, ha vuelto a acoger un año más, y ya van veintiocho,  este festival que se ha convertido en todo un referente de la oferta cultural del verano en Extremadura.

Con la mirada puesta en el treinta aniversario, la organización ya trabaja en un próxima edición. Y es que los veintiocho años de historia del Festival alcantarino no son fruto de la casualidad, sino de un trabajo laborioso que ha permitido al Festival codearse con las otras grandes citas clásicas del verano: Almagro, Olmedo, Olite o Cáceres.

La salud del festival tiene como prueba la excelente respuesta del público, en 2011 se batió record asistencia y se consiguió colgar el cartel de no hay billete en tres ocasiones. Si bien este año 2012 la asistencia ha bajado al tener el festival un día menos de programación, el evento ha conseguido sortear la crisis y conseguir una media de asistencia de más de 900 espectadores.

Otro de los factores que hacen de Alcántara un festival especial es la implicación que año tras año muestras los alcantarinos, que llenan cada año la localidad cacereña de un sinfín de actividades paralelas para deleite y disfrute de los visitantes.  Las actividades paralelas han vuelto a dotar a Alcántara de un ambiente festivo, por el mercado medieval, los recitales musicales, las representaciones infantiles y las exposiciones han pasado miles de personas estos días. La actividad estrella ha vuelto a ser, un año más, las visitas guiadas nocturnas por la villa de Alcántara, que han reunido a más de 200 personas. Más de 50 actores voluntarios han hecho las delicias de los turistas y visitantes mostrando las leyendas y las historias de la localidad cacereña.

Asociaciones de Alcántara como Amitur (Asociación Cultura de Amigos del Turismo Rural), ASINDI (Asociación para la Integración de Personas con Discapacidad) y el Colectivo Rosalázaro han colaborado un año más en la organización de las actividades paralelas del festival.

Balance festival

El balance que realiza el director del festival, Francisco Javier Magariño, es muy positivo ya que al margen de la respuesta del público asegura que también ha sido una edición de gran calidad: “'Donde hay agravios no hay celos”, resultó una comedia muy vistosa, divertida y muy bien resuelta por la compañía cubana Mefisto Teatro;  ‘La escuela de la desobediencia ' ha sido sin duda la estrella de esta edición, con un duelo interpretativo precioso entre María Adánez y Cristina Marcos que encandiló al público; ‘Una noche Blanca con los clásicos’ ha sido el espectáculo emotivo de esta edición, ofreciendo un recital lírico en merecido homenaje a la figura de Adolfo Marsillach; ‘Eduardo II’ de la compañía extremeña La Saraghina de Stalker que ha sido la apuesta más arriesgada, una propuesta vanguardista y muy actualizada del texto de Marlowe que no dejó indiferente a nadie; por último, el festival ha cerrado el con la obra ‘El Rey y el Bufón’, de Michel de Ghelderode, de la compañía Morboria Teatro que regaló un espectáculo de teatro puro, estéticamente preciosista y que se ganó el aplauso merecido del público.

Respecto a esta última obra hay que destacar su potente puesta en escena para  mostrar un universo grotesco y cercano al esperpento. El cuidado maquillaje, las máscaras y la fuerza de la música sirvieron para guiar al espectador a un universo tenebroso, solo aliviado, por los toques acertados de sátira y humor.

Futuro del Festival

El Director del Festival, Javier Magariño, ha destacado la calidad de las obras y sobretodo, que todas ellas hayan podido desarrollarse sin ningún problema, ya que todos los engranajes de la organización han funcionado a la perfección.

Si bien es cierto que es Festival goza de salud, también es verdad que este año se ha realizado con algunos imprevistos. La pérdida de dos colaboradores del festival, como son Caja Duero e Iberdrola, unido a la reducción del presupuesto de las aportaciones de Cultura, ha mermado la capacidad económica del festival y obliga de cara al año que viene a realizar un esfuerzo para conseguir nuevos patrocinios y apoyos.

Por otro lado, el lado positivo ha sido el apoyo del Parque Natural Tajo Internacional, dependiente de la Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo, en la promoción del evento.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress