Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Charo Alonso
Lunes, 20 agosto 2012

WIKILEANDO

Marcar como favorita Enviar por email

[Img #20870]

Yo quería ser frívola por aquello de la ola de calor y de que mi señor padre me dio una idea fantástica cuando le echó el ojo a un Hola de estos veraniego a mayor gloria de las breves vacaciones en Palma de los Herederos del cotarro nacional. Lo suyo fue agarrar las páginas y exclamar “¡Qué grandes las Lecitinas!” lo que provocó la algarabía familiar… sí, las Lecitinas que no de soja están tremendas, ellas esponjan y su tía se retrae hundida bajo las páginas del sumario de Urdangarín, convertido en protagónico a su pesar por haberla exiliado del Mediterráneo familiar al País Vasco Francés donde seguro que el agua está más fría. Yo quería ser frívola, sí, pero con el lío del etarra este que nos ha tenido entretenidos con su trato de favor por aquello de haber sido un carcelero asesino y ahora un pobrecito enfermo comatoso, con su claque de hambrientos a la carta y sus apoyos populares, amen del jaleo con los fuegos de Canarias y con los líos en Rusia y Siria no está uno para darle más vueltas a las meditaciones de una veraneante solitaria por muy infanta en desgracia que se sea. Está el mundo tan calentito como la ola de calor esta que nos convierte en asiduos visitantes a la nevera, por eso en Rusia están que arden con tres chiquitas a las que deberían darles un Grammy por atreverse con el Zar, claro que el día que se haga lo propio contra el sirio lapidan hasta al apuntador. Y si nos vamos un poquito más al oeste lo de Assange no tiene desperdicio, por cierto ¿Cómo se las arregla Gazón para salir del Tribunal de la Haya y hacer ahora de abogado defensor del rubio mártir de la libertad de expresión? A mí que me lo expliquen, todo me suena a ganas de aparecer en los medios mientras seguimos con la bobada esta medio bolivariana de enfrentar a las antiguas metrópolis con los países supuestamente amigos de la libertad que se llenan la boca con el rubio Assangue y cierran en sus países periódicos a mansalva. Hay que jorobarse, la Queen seguro que se está tronchando de risa con el té de las cinco y con el amigo Bond que tendrá que entrar en la embajada de Ecuador a pillar de los pelos a tan ilustre meticón. A mí todo esto me parece hasta divertido, sino fuera porque Garzón lo va a convertir en un circo más mediático todavía ¿No es lo suyo un deseo siempre presente de ser el aliado de la América rencorosa? A Correa hay que darle mucha correa para que se apee del burro, porque ha situado a su país en el mundo y está haciéndole cosquillitas en el pie a la pérfida Albión, claro que buena cosa les importa a los ingleses, que dentro de poco le darán una buena patada con todo y delegación diplomática. Lo malo son los rusos que están aprovechando el río revuelto para hacerse los longuis mientras meten a tres chicas en la trena por pedir a Dios por la enajenación de Putin… manda hipocresía, tanta como la de los amigos cubanos, a los que se les ha aparecido la virgen en la forma de pepero despistado que no sabe que en las carreteras cubanas hay que encomendarse a San Lázaro bendito y dejarse de volantazos. Con todos mis respetos, pero les ha salido la cosa redonda… se han librado de un disidente incómodo y les tocan la moral a los españoles del PP que siempre es un activo… lo dicho, el mundo está tan calentito que ni mi hermano el bombero echando agua, ni mi padre haciendo hallazgos… uno no se puede poner frívola y se pone tremenda, lo reconozco, hay temas con los que ni yo me puedo poner chistosa, pero ya ven que lo intento, y con semejante calor si alguno me lo recrimina diré que es efecto de la pertinaz sequía y ya… que uno tiene muchas tablas y me afecta eso de no ir a la barra de mi dilecto Tabernero a aprender de política de salón. Por lo pronto me agenciaré un buen bote de lecitina de soja que me han dicho que es buena para la premenopausia y a correr… que no es cuestión de sufrir más sofocos.

Charo Alonso.
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress