Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DEX
Miércoles, 12 septiembre 2012

De Guindos: Si la economía no mejora, podrían acabarse las prestaciones sociales

Marcar como favorita Enviar por email

Así lo ha dicho en respuesta a una interpelación del portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Alberto Garzón, que ha reclamado un rescate a los ciudadanos en lugar de al sector bancario, y ha criticado que el Gobierno esté "socializando" las pérdidas de la crisis de la misma manera que "privatizó las ganancias durante la burbuja inmobiliaria" y que se destinen más de 100.000 millones a rescatar a la banca mientras se recortan servicios públicos y derechos.

[Img #21465]"Sé que me va a decir que salvar el sistema financiero es una imperiosa necesidad para salvar la economía, pero es falso, y tampoco funcionaría aunque fuera cierto. Porque no estamos salvando al sistema financiero, que va más allá de las entidades e incluye trabajadores, accionistas y depositantes. Pero a esos no se les salva", ha reprochado, mencionando a los afectados por las preferentes o los desahucios como individuos "abandonados" por el Ejecutivo.

Por contra, a quien socorre la ayuda pública en realidad es a los "acreedores de los bancos españoles, que son en su mayor parte franceses y alemanes". "Es tan claro que el rescate se ha debatido en el Parlamento alemán y no aquí, y quienes lo defendían reconocían que era un rescate a sus propios bancos", ha añadido.

Hacia el modelo chino

"Y, mientras, las duras medidas de ajuste se aplican a la ciudadanía española, y el Gobierno está encantado porque puede hacer lo que pretendía hacer y echar la culpa a otro: al FMI, a la troika o a la herencia recibida. Pero ¿qué obliga a rescatar los bancos y no a los ciudadanos? Sólo la ideología y un modelo de sociedad profundamente injusto", ha acusado.

En esta línea, Garzón ha recriminado que el Ejecutivo quiere recuperar el crecimiento "cambiando el modelo social" y convirtiendo España en "una especie de China" que pueda exportar productos de forma competitiva "gracias a los bajos salarios".

"Su proyecto económico no va a funcionar porque parte de premisas erróneas y lleva a un modelo de sociedad con más desigualdades, miseria y estallidos sociales, porque no hay sociedad que pueda tolerar lo que se impone de la troika y un modelo de país que nos deja sin futuro", ha añadido.

Por todo ello, la Izquierda Plural ha requerido al Ejecutivo que convoque un referéndum para que los ciudadanos puedan "tomar decisiones sobre lo que afecta a sus vidas" dado que se está gobernando "de forma ilegítima" en contra del programa electoral con el que el PP ganó las elecciones.

Una actitud que, a juicio de Garzón, ha "devaluado" el Congreso y la propia democracia en un país cuyas decisiones se adoptan "en otras instancias a la que los ciudadanos no tienen acceso". "En la calle y en las encuestas vemos que la ciudadanía ya no confía en un sistema que no le ofrece soluciones. El Gobierno está abandonando a los ciudadanos y arrojándoles a un sin futuro. Ha perdido legitimidad, porque no está ayudando a los ciudadanos, sino que usa todos sus recursos económicos y su tiempo para rescatar al sistema financiero", ha concluido.

El sistema de bienestar en riesgo

Durante su intervención, De Guindos ha afirmado que el objetivo del Gobierno no es ni la prima de riesgo ni los bancos, sino "conseguir que la economía vuelva a crecer y a generar empleo" porque "si no se consigue en los próximos tres meses una modificación de la situación de los últimos cinco años será imposible que se sigan manteniendo las prestaciones sociales".

"La mayor garantía del Estado del Bienestar es el crecimiento económico y el empleo. Si eso no se consigue lo estaremos poniendo en riesgo", ha insistido el ministro, reconociendo no obstante que esa aspiración ha exigido "sacrificios" a la población y que la corrección de los "profundos desequilibrios acumulados" requerirá "su tiempo".

A renglón seguido, ha insistido en que si España no vuelve al crecimiento y el empleo, habrá "muchos más problemas de sostenibilidad de la economía", y ha defendido que "se están poniendo las bases de la corrección y el crecimiento futuro" con medidas como la reducción del déficit para "recuperar la confianza".

Rescate en condiciones ventajosas

De Guindos también ha respondido a las acusaciones de que el Gobierno prefiere salvar a los bancos antes que a los ciudadanos asegurando que el Memorándum de Entendimiento (MoU) sobre el rescate bancario incluye condiciones "extremadamente favorables" para los intereses españoles, y ha expresado su convencimiento de que "la economía española será capaz de devolver rápidamente este préstamo".

En este sentido, ha asegurado que la reforma financiera incluye mecanismos para prevenir crisis futuras, y para evitar que si se producen los depositantes se vean afectados o se repercutan los costes en los contribuyentes, algo que ahora se "minimizará" gracias a la creación del 'banco malo'.

"Me dice que deje caer los bancos y que vaya a rescatar a los ciudadanos. Es una frase simple, sencilla y con cierto tinte demagógico. Pero cuando en la historia económica mundial se ha dejado caer el sistema financiero, como en la Gran Depresión, las caídas del PIB no fueron del 3 o 4%, sino del 20 o 25%, por la desconfianza brutal en el sistema. Y además dieron lugar a movimientos absolutamente extremistas que llevaron, por desgracia, a la Segunda Guerra Mundial", ha recordado el titular de Economía.

Por eso, ha insistido en la defensa de las medidas del Gobierno, incluyendo la reforma laboral para corregir un sistema que se ajustaba por el despido de forma "inasumible e inaceptable"; el Código de Buenas Prácticas para evitar los desahucios, cuyos "positivos" resultados dará a conocer próximamente; el incremento fiscal "mayor a los que más tienen", o la lucha contra el fraude.

"Y si hay algo de lo que estamos lejanos es del modelo chino. España es un país competitivo y su competitividad no se tienen que basar en salarios bajos, sino en la productividad, el capital humano, la formación y el desarrollo de la investigación con productos de valor añadido elevado", ha concluido De Guindos, apostando por la internacionalización y el sector servicios español para salir de la crisis.


Vía Diario Crítico
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
SENATOR
Fecha: Viernes, 14 septiembre 2012 a las 13:16
Pues ándese con cuidado Sr. Ministro, por que puede traerle consecuencias muy graves, si toca las pensiones de los jubilados. Acuérdese que ese dinero es intocable y es un fondo conseguido por los jubilados. Habría que contar con los Pactos de Toledo. Cuíde mucho su lenguaje y sea más comedido, porque las mismas cosas, se pueden decir de distinta manera; así es que no alardee tanto y sea más suave en sus apreciaciones. OK

DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress