Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Agustín Pérez Mínguez
Domingo, 16 septiembre 2012

UNA PICA EN FLANDES.

Marcar como favorita Enviar por email

En lugar de poner “una pica en Flandes” y nunca mejor dicho con la recuperación de la ancestral modalidad de alancear jabalíes a caballo, un sector del gremio venatorio vuelve según mi modesta opinión a poner en entredicho a la CAZA por motivos meramente económicos.

[Img #21577]

Un articulo del País del 8 de julio titulado “España vuelve a la remota caza del jabalí alanceado a caballo” describe de la mano de uno de los impulsores de esta modalidad en Castilla La Mancha, como en una “finca” de 50 has “ se alancean jabalíes en grupos y a caballo tras el animal”. “El primero que hace sangre es suyo”. (sic).

Remata la faena con la siguiente frase; “cada año se cazan entre 30 y 50 jabalíes a un precio para 4 lanceros de 5.000 euros”…

No puedo en este caso más que estar de acuerdo con uno de los responsables Manchegos de Ecologistas en Acción, quien sostiene que “uno no puede abatir animales como le dé la gana”.

Si estoy en contra de los “cercones” de 200 has, pueden imaginarse lo que pienso de soltar un guarro en un” prado” de 50 para que unos intrépidos jinetes los alanceen…

Si “todo vale” en la caza siempre que genere dinero y puestos de trabajo, ¿Por qué no jabalíes a sartenazos al encuentro o venados con tiradores y bolas de acero desde torretas calefactadas…?

Creo que ya va siendo hora de poner unos límites a la reglamentación de la verdadera caza y separar y PROHIBIR una serie de prácticas que nada tienen que ver con la misma y nos están haciendo un daño irreparable.

Que conste que no estoy en contra de esta modalidad, es más la permitiría en toda España debidamente reglamentada. Lo que no es de recibo es soltar un pobre guarro en un jardín para matarlo, me da igual de qué manera; a cuchillo, con rifle, con lanza o a puñetazos…

Me parece muy triste que diversas e importantes asociaciones relacionadas con la actividad cinegética  así como conocidos colegas de profesión se rasguen las vestiduras al grito de “¡Vuelven a atacar a la caza¡” en lugar de criticar unas actuaciones que nada tiene que ver con nuestra bendita y cada vez más enferma afición.

 

                                                                       Agustín Pérez-Mínguez.

                                                                       (Canal Caza y Pesca Televisión)

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress