Domingo, 16 septiembre 2012
Hace un llamamiento a la coexistencia

Benedicto XVI se despide del Líbano

Marcar como favorita Enviar por email
DEX

El papa Benedicto XVI puso hoy fin a su histórica visita de tres días al Líbano con un llamamiento a la convivencia pacífica entre las distintas comunidades religiosas del país.En el aeropuerto internacional Rafic Hariri de Beirut, agradeció a los libaneses su acogida, en especial "el entusiasmo" de los jóvenes, y dirigiéndose a los musulmanes afirmó: "Vuestra presencia contribuyó al éxito de mi visita"

[Img #21585]

Joseph Ratzinger se congratuló por la diversidad religiosa del Líbano -donde conviven cristianos, suníes, chiíes y drusos- y señaló que los puntos fuertes de su visita fueron la firma de la Exhortación Postsinodal (documento final) del Sínodo de Obispos para Oriente Medio y el encuentro con la juventud.

"Este encuentro me permitió rezar por ellos y por todo el Líbano. Estoy contento de estar en el país de los Cedros, que está siempre presente en la casa de Dios. Espero que sus ciudadanos continúen viviendo en armonía para que haya un mundo mejor", subrayó el santo padre.
Durante su alocución, interrumpida en ocasiones por aplausos, el papa rogó para que "el Líbano continúe con su diversidad y rechace el conflicto y a aquellos que obran para separar".
Al aeropuerto acudieron las autoridades libanesas, entre ellas el presidente Michel Suleiman y los dirigentes religiosos, que uno por uno se despidieron del sumo pontífice.
Suleiman le agradeció su visita y sus esfuerzos para proteger el Líbano: "Usted se va dejándonos un mensaje de paz, y afirmamos que el Líbano quedará tal como es y mantendrá siempre relaciones históricas con el Vaticano", agregó.
"Nuestra promesa es que el Líbano continuará siendo el país de la democracia y todo su pueblo participará en el gobierno y vivirá junto respetando los valores", dijo Suleiman, quien consideró que no hay evolución sin paz.
Benedicto XVI partió en un avión Airbus-320 de la aerolínea libanesa MENA, poniendo fin así a su visita al Líbano, la primera a este país en sus siete años de pontificado y la cuarta a Oriente Medio.
El sumo pontífice fue despedido en el aeropuerto con pancartas en las que se leía "Bendito sea el que viene en el nombre del Señor" y "Queremos la paz".
Una niña le entregó un ramo de flores, mientras que un grupo de jóvenes entonó la canción del cantante libanés Wadih el Safi "Vuelve al Líbano".
Justo antes de dirigirse al aeropuerto, el papa se reunió en Beirut con los líderes religiosos de las comunidades cristianas de Oriente Medio, a los que instó a trabajar por la unidad, como Jesucristo deseaba.
Benedicto XVI celebró también hoy una misa al aire libre en el muelle de Beirut ante centenares de miles de personas, en la que imploró por la paz en Oriente Medio, en especial en Siria, y por la coexistencia entre cristianos y musulmanes en el Líbano.
Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS