Lunes, 8 octubre 2012

Ruth y José, un año de su desaparición y presunto asesinato

Marcar como favorita Enviar por email
DEX

La plataforma "Justicia para Ruth y José" tiene previsto realizar este lunes un acto simbólico en la finca de Las Quemadillas, propiedad de la familia del padre de los menores, José Bretón, en prisión provisional acusado de su asesinato, para recordar a los dos menores de 6 y 2 años desaparecidos y supuestamente asesinados hace hoy un año.

[Img #22163]

El acto, que comenzará a las 20.30 horas y en el que se formará con velas la frase 'Que no se apague la luz', tendrá lugar después de que en la Iglesia Padres de Gracia de la capital cordobesa se celebre una misa en recuerdo de los menores organizada por la Hermandad del Cristo de la Caridad.  

Hace un año, pasadas las 18,00 horas del día 8 de octubre, José Bretón alertó al Servicio de Emergencias del 112 en Andalucía de la supuesta desaparición de sus hijos en el Parque Cruz Conde de Córdoba al perderlos de vista, y posteriormente denunció los hechos a la Policía.

Sin embargo, horas antes, desde pasadas las 13,30 horas hasta las 17,30 horas, estuvo en la parcela que sus padres tienen en Las Quemadillas, donde supuestamente ejecutó el plan ideado, tras acudir a la misma hasta en once ocasiones entre el 15 de septiembre y el 8 de octubre, con el objetivo de "materializar su venganza contra su todavía esposa", Ruth Ortiz, como sostiene el juez del caso, José Luis Rodríguez Lainz.

Acusado de quemar los cadáveres


El juez sostiene que, "tras matar a sus dos hijos, lo más probablemente al llegar a la parcela", y sin que se pueda establecer la forma en la que lo hizo, "trató de hacer desaparecer sus cadáveres quemándolos en lo que diseñó como un auténtico horno o pira funeraria".

Asimismo, relata que "los cuerpos estarían posiblemente cubiertos por una sábana o cortinas de las que no se encontraron en los registros; muy probablemente José vertería importantes cantidades de  gasoil sobre los cuerpos o sobre la leña, con miras a conseguir que la hoguera alcanzara elevadísimas temperaturas durante un prolongado espacio de tiempo".

Los agentes comprobaron en la investigación que Bretón compró unos 140 litros de gasoil antes de acudir a Córdoba el 7 de octubre, día en el que recogió a los niños en Huelva, donde estaban con su madre.

En la finca se han realizado decenas de revisiones, aunque la primera fue la fundamental, al fijarse los investigadores en restos hallados en una hoguera, que unprimer informe pericial determinó que eran de animales, una tesis que nadie modificó durante ocho meses, hasta que un segundo informe encargado por la familia cambió radicalmente el sentido de la investigación.

Restos humanos


Este informe, que el pasado 28 de septiembre fue ratificado, determinó que los restos son de humanos y de niños de entre 2 y 6 años, una confirmación en la que, incluso, participó la profesional de la Policía Científica que redactó un primer informe sobre los restos encontrados en la hoguera, y que apuntó que eran "de animales", si bien rectificó y reconoció que todos son humanos.

Según la abogada de la acusación particular, María del Reposo Carrero, dicha perito ha pedido perdón a la familia por su error y por el dolor que haya podido causar, mientras que el forense Francisco Etxeberría, el primero en determinar que los huesos eran de humanos, ha manifestado que ha quedado demostrada "la verdad pericial del caso".

Un informe que dio un giro total a la investigación y que hizo que Bretón pasase de estar imputado por la desaparición a estarlo por asesinato, y que pasó el testigo a otra situación más dramática incluso, la de la espera que ahora tiene la familia para queles entreguen los restos de los niños y darles sepultura en Huelva, lo que se espera hacer durante el mes de noviembre.

A la espera del juicio, atrás han quedado centenares de kilómetros recorridos por los investigadores, con pesquisas en zonas del sur de Portugal o distintas localidades de Huelva, como Ayamonte o Cartaya, municipio este último donde el matrimonio Bretón Ortiz tenía una vivienda en segunda residencia, en la playa de Nuevo Portil.

Además aún quedan asuntos por solucionar, como el juicio por el divorcio de la pareja, previsto en una primera declaración para el próximo 19 de octubre, en el que María del Reposo Carrero ha solicitado ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Huelva que la declaración de Bretón se realice por videoconferencia, para evitar su traslado desde Córdoba a Huelva y un posible encuentro con él.


Vía RTVE

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS