Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sandra Iglesias/Álvaro Redondo
Miércoles, 10 octubre 2012
El oro, un negocio en auge

La venta del oro: un negocio para algunos y una vía de escape para otros.

Marcar como favorita Enviar por email

Ante la crisis, los negocios de compra y venta de oro han crecido de manera notable. Durante los últimos años, el oro ha duplicado su valor. Sortijas, anillos, pendientes desparejados o algún collar, en estos establecimientos todo se compra.Sin embargo, muchas veces, el valor sentimental de muchas joyas unidas al paso de éstas de generación a generación, pesa más que el valor económico que puedan tener. ¿Negocio o vía de escape ante la crisis?

[Img #22251]

El oro está en pleno auge. Durante los últimos años y unido a la crisis económica actual, los negocios de compra y venta de oro han crecido de manera notable y van ocupado los locales que antes estaban cerrados. Mientras unos invierten en bolsa, otros deciden deshacerse de sus piedras preciosas para paliar la grave crisis económica actual. Donde antiguamente había un videoclub o una inmobiliaria, ahora hay un negocio de este tipo. Bien es cierto que el oro siempre ha sido un negocio rentable, un negocio que a día de hoy se ha convertido en vía de escape tanto para empresarios como para ciudadanos de a pie, ciudadanos que se ven obligados a acudir a estas tiendas para poder llegar a fin de mes.


[Img #22249]

Un detalle: durante los últimos años, ha duplicado su valor. De costar en el mercado unos 10 euros el gramo, hoy está a 24 euros el gramo. “El oro cotiza en bolsa, por lo que puede variar de un día a otro, sin embargo, siempre suele estar entre 20 y 25 euros”, señala José, un joyero que lleva más de treinta años en este negocio. Para hacernos una idea,  en 2010, el precio mínimo fue de 102.0846 lei registrado en febrero y el precio máximo 145.4633 lei a finales de noviembre. En 2011 aumentó considerablemente, llegando a 131.0912 lei mínimo y máximo en enero de £ 186.46 en septiembre.


“Es un negocio que está en auge por la crisis, cuando la crisis se vaya, el negocio se vendrá abajo”, recalca Pedro, dueño de un establecimiento de compra/venta de oro.  El auge de este metal dorado es una realidad y se demuesrta en tiempos de crisis. “Es una gran inversión ante la situación por la que pasamos hoy”, añade Pedro.


Hasta esos establecimientos, llegan personas de todas las edades. No obstante, suelen tener entre los 19 y los 45 años. “Yo no he vendido oro porque pensaba que me darían muy poco dinero, si hubiese sabido en su día que era tan rentable, hubiese vendido algún pendiente que tengo desparejado o alguna cosilla que nunca me lo hubiese puesto”, declara Nuria Morillo, una joven de 23 años.


[Img #22252]

“Creo que la gente joven vende algo de oro para comprarse un capricho, creo que es una opción rápida de obtener dinero”, asegura Gloria, una cacereña de treinta años.


Sortijas, anillos, pendientes desparejados o algún collar, en estos establecimientos todo se compra. “La mayoría de la gente viene con joyas pequeñas, no grandes cosas”, responde el empleado de una joyería que lleva vendiendo oros dos años.


Sin embargo,muchas veces, el valor sentimental de muchas joyas unidas al paso de éstas de  generación a generación, pesa más que el valor económico que puedan tener. “Aunque ya no me pongo nada de oro, conservo todas mis joyas por el gran valor sentimental que tienen”, señala María, una jubilada cacereña.


[Img #22250]

Entre la ciudadanía cacereña existen opiniones dispares sobre este negocio. “Yo no he vendido ni venderé nada, pero eso sí, si el día de mañana tengo unos hijos y no tengo cómo alimentarlos, vendería todo mi joyero”, asegura Luna, una cacereña de 24 años. Las mujeres son las principales clientas. “Cuando me divorcié vendí mi anillo de casada. Además lo vendí por más dinero que por el que lo compré”, apunta Esther. 


Estas tiendas de oro llevan un protocolo: tras confirmar que la pieza es de oro auténtico, la pesan y en valor de este peso, su precio. El cliente puede aceptarlo o echarse para atrás. Además, la temporada de la vuelta al cole  y la navidad, son las fechas en las que más oro se vende. ¿Negocio o vía de escape ante la crisis? Respondan ustedes mismos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Rosa B. Camilo
Fecha: Viernes, 12 octubre 2012 a las 15:59
lamento decirles compatriotas que : la mayoria del pueblo argentino,cree que hay que defender la moneda nacional, aunque no comparto las formas de prohibición ( de compra -venta de moneda , ni de metales )el tema radica ,fundamentalmente ,en que muchos hacen que trabajan (ja ja) o mejor dicho viven a expensas de los trabajadores y manipulando recursos, económicos, ideológicos, de educación ( DE QUE IGUALDAD HABLAMOS) ja ja ,Cuento una caso: la mayoria de los docentes que trabajan en escuelas publicas ,mandan sus hijos a escuelas privadas ( no confian en lo que ellos mismos enseñan ) que terrible .Usted señor gerente :piensa en mejorar las condiciones de todo su projimo colaborador y/o trabajador de su empresa! todos nosotros cuidamos a todo niño que pase cerca nuestro, como si fuera nuestro hijo?? para pensar no!!!! no creo que sea una utopía ...llegaremos a ser humanos!!!! nos falta poquito...cariños y bienestar para todos.

DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress