Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Juana María Márquez
Viernes, 19 octubre 2012

“TODO A 100”

Marcar como favorita Enviar por email

[Img #22427]

Hace ya varios años se pusieron de moda unas tiendas regentadas por ciudadanos chinos donde se vendía una enorme variedad de productos por el módico precio de veinte duros. Las amas de casa vieron en ellas una forma de aliviar la economía familiar. En ellas había y hay una gran variedad de productos tales como: - productos de limpieza (lejía, fregonas..); - pequeñas herramientas como destornilladores, linternas, etc; - productos de cuidado personal (barras de labios, coloretes..) y otra multitud de pequeños utensilios que hacían aflorar el lado consumista del que visitaba el local.


No deben resultarnos extrañas porque siguen existiendo en la actualidad y se expanden de una manera asombrosa. Es raro el pueblo donde al menos existan un par de ellas.


No critico su presencia en nuestra sociedad ni tampoco a las personas de esa raza que conviven con nosotros, pero los hombres y mujeres de esta etnia han saltado a la actualidad al aparecer la llamada “Operación Emperador”, un complejo entramado criminal que la mafia china tiene en España. Los crímenes son varios y nada desdeñables, van desde el blanqueo de dinero, tráfico de drogas y prostitución.


No hace más de una semana que la Policía Nacional detuvo a 39 personas de nacionalidad china que integraban una red dedicada a la explotación sexual.Las mujeres venían engañadas bajo falsas promesas de trabajo para luego obligarlas a prostituirse en las casas que tenía la organización en España.Muchas de estas mujeres son menores que son involucradas incluso por sus propios familiares.Todo un currículum para estas personas que se estaban abriendo un hueco en la sociedad.


¿Habrá personas que se lo piensen antes de entrar en “un chino”?, o ¿no será el tema de conversación después de visitarlo?. Es más que probable que la confianza en ellos se haya visto mermada después de estos sucesos que se han difundido por toda la sociedad a través de los medios de comunicación.


Seamos realistas, positivos y muy confiados porque ¿a quién no le gusta el “arroz tres delicias y los rollitos de primavera”?. Así que si hoy no tenemos nada para cenar vayamos al restaurante chino más cercano a llenar nuestros vacíos estómagos….eso sí…sin pensar en la procedencia de la carne de pollo tan sabrosa con la que nos deleitan. ¡Buen provecho!

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress