Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Miguel Fresneda
Lunes, 22 octubre 2012

Guapa concurrencia joven para reirse con David Guapo

Marcar como favorita Enviar por email

Pocas veces vemos el Gran Teatro a rebosar de tanta gente joven, mayoritariamente quinceañeras, que desde el principio se mostró como un público entregado a reír o reírse de las “tontadas juveniles”, o sea de sí mismos, de los problema de usar tanto el móvil, sobre todo si son de última generación y del “chateo” o de cómo hacer fotos o grabar con ellos, de las nada fáciles relaciones de las niñas con sus mamás o de cómo moverse en pandilla, con algunos tipos, hasta de ir juntas al baño, etc.

[Img #22489]

 Se entiende lo de “monolocos”, por lo disparatado o descabellado de sus asociaciones constantes, cogidas por los pelos o bastante inesperadas: como “boutades”, exabruptos, frecuentes tacos u osadas  e improbables situaciones   juveniles, que a este risueño público les parecían “guay”, divertidas o cotidianas: un fenómeno sociológico para que los educadores o padres intentemos entender a esta “loca  juventud tan pasota”.

 

Este joven ídolo de la TV, vestido como cualquier adolescente, les  hablaba en su argot o jerga juvenil, salpicando de tacos, tía-tío, inverosímiles situaciones, pero que de puro absurdas e inesperadas, provocaban la carcajada y frecuentes aplausos, como en cualquier sesión del Club de  la Comedia” se tratara, donde David ha destacado, además de otros programas.

 

             A todas luces se mostró como un gran comunicador, sabiendo cambiar de registro, de tono, de ritmo, de intensidad oral, de destinatario: o sea sabiendo interactuar, provocar, metiéndose con algunos que tenían el móvil abierto o que intentaban grabarle. Ël preguntó por los cumpleañeros de la sala, a los que le dedicó una canción final “romántica”, a base de las más dispares y raras palabras que le propusieron, coreándolas todos con un gran espíritu festivo, que les debió complacer grandemente a toda la concurrencia, todos se partieron las manos aplaudiendo y las mandíbulas de tanto reír.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress