Lunes, 29 octubre 2012
investiga episodios olvidados de la historia del arte conceptual y los recupera justo en el punto en que fueron abandonados

Mario García Torres se suma a Campo Adentro y expone su obra en Malpartida de Cáceres

Marcar como favorita Enviar por email
Sandra Iglesias

El artista mexicano Mario García Torres comienza la fase de investigación que desarrollará hasta el 14 de febrero, momento en el que su propuesta será presentada al público. Las rutas de trashumancia y la llegada de Wolf Vostell a la localidad extremeña son dos puntos de partida de su proyecto artístico Malpartida,

Campo Adentro, un proyecto sobre arte, agriculturas y medio rural, y el pueblo de Malpartida de Cáceres acogen a Mario García Torres para llevar a cabo una intervención que se suma al impulso del proyecto de ámbito estatal. Campo Adentro persigue repensar el medio rural a través del arte, a la vez que confrontar la práctica artística con el contexto específico de los pueblos pequeños y la cultura agraria.


Mario García Torres investiga episodios olvidados de la historia del arte conceptual y los recupera justo en el punto en que fueron abandonados. Su interés no reside únicamente en reconstruir incidentes más o menos oscuros, sino en operaciones por las que se recuerdan y mitifican narraciones aún no solidificadas, canonizadas, clasificadas y codificadas por la historia. 


Su propuesta atiende a la compleja y rica historia de la localidad, traza relaciones a partir de la memoria de la realidad actual de Malpartida, hace referencia a su experiencia en el México rural y parte de la memoria de dos hechos muy concretos: Por un lado el legado de la trashumancia, fruto de una localización geográfica estratégica y motor económico durante muchos siglos. También las iniciativas de autoorganización rural, con el caso de las Universidades Populares, desde su activación en tiempos de la República, hasta el día de hoy, ya que Malpartida mantiene activa una de ellas, ahora centrada en diferentes líneas de desarrollo rural integral.    


Por otro lado, la llegada del artista alemán Wolf Vostell a la localidad extremeña en los sesenta, quien muy implicado en la vida del pueblo, promovió el Museo Vostell en el antiguo lavadero de lanas, hoy quizás la más importante colección del movimiento Fluxus en Europa.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
POWERED BY FOLIOePRESS