Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sandra Iglesias
Martes, 30 octubre 2012
atraídos por los campos de arroz

Extremadura se llena de patos

Marcar como favorita Enviar por email

Cuatro nuevos embalses creados en la cuenca media del Guadiana a partir de mediados de los años 90, asociados al cultivo de arroz, han propiciado que varias especies de anátidas migratorias hayan aumentado de forma significativa sus poblaciones durante el invierno en esta zona. Investigadores de la Universidad de Extremadura proponen que Vegas Altas del Guadiana se convierta en una nueva Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Muchas poblaciones de aves acuáticas migratorias están en declive y la pérdida de humedales naturales es una de las causas principales de este descenso. Una investigación de la Universidad de Extremadura financiada por la Confederación Hidrográfica del Guadiana ha analizado las migraciones de este tipo de aves antes y después de la construcción de estos embalses en la zona de Vegas Altas del Guadiana.


[Img #22722]

“Unos 25.277 patos invernaban entre 1991 y 1994 en los grandes embalses del Guadiana, dato que ha aumentado hasta los 46.163 individuos durante el periodo 2007-2010, la inmensa mayoría en la zona de los cuatro nuevos embalses de tamaño mucho más pequeño que hay en la cuenca media del Guadiana. Por el contrario, los grandes embalses experimentaron reducciones globales de la población en estos dos periodos”, declara a SINC (agencia pública de Servicio de Información y Noticias Científicas) Juan G. Navedo, investigador principal del estudio que publica la revista Bird Conservation International.


Según el científico, el desarrollo de los arrozales –que se consideran también humedales– es la clave del estudio, ya que sin la existencia de estos cultivos cercanos lo más probable es que estas aves no experimentaran cambios tan significativos en sus patrones de distribución invernal. “Las aves únicamente descansan por el día en los embalses y los abandonan en masa al anochecer para alimentarse en los arrozales cercanos. La salida de los patos es un verdadero espectáculo”, enfatiza.


Las poblaciones biogeográficas de estas especies muestran en general tendencias decrecientes. Se estima que las aves que ahora invernan en Extremadura probablemente procedan del suroeste europeo –Doñana, principalmente– y noroeste africano, donde la población de estas anátidas migratorias está en declive también en las últimas décadas.


Humedales naturales versus humedales antrópicos


En Extremadura se crearon varios grandes embalses para riego durante la década de 1960. Los depósitos relativamente pequeños fueron construidos a partir de finales de los 90 en adelante, cerca de los campos de arroz.


Para el estudio, en los primeros se diseñaron y realizaron mensualmente recorridos con embarcación, con itinerario fijo, gracias al apoyo de la Confederación Hidrográfica del Guadiana. En los embalses de mediano y pequeño tamaño, se diseñaron y realizaron conteos desde puntos donde se veía todo el humedal situados en tierra.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | Última Hora, Actualidad de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress