Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carmen Heras
Viernes, 2 noviembre 2012

CÁCERES, CIUDAD PATRIMONIO

Marcar como favorita Enviar por email

Yo creo que debemos hacérnoslo mirar. Hoy viernes, en medio de un "puente" en el calendario, una lee los periódicos y no sale de su asombro. Antes, la radio te ha informado de la catástrofe de la discoteca madrileña donde han muerto varias personas y hay dos niñas debatiéndose entre la vida y la muerte, y del problema de las familias desahuciadas por no pagar la hipoteca y se te ha puesto el ánimo por los suelos, acorde con la festividad que celebramos.


Menos en Cáceres. Aquí las noticias carecen de dramatismo. Es más, se ven con un cierto entusiasmo que tiene mucho de ese sentir tan extremeño de no esperar demasiado de la vida, no nos vaya a defraudar. Solo hay que fijarse en nuestro orgullo particularísimo, el fútbol, en el que aún perdiendo nos sentimos héroes de campeonato y lo cantamos a los cuatro vientos, el palco lleno de próceres maravillados. Perder por uno, ¡que extraordinario!.


Y qué decir de los actos culturales de la ciudad. Hemos pasado de unas programaciones interesantes a otras muy, muy normalitas, y del gratis total, pues la cultura era entendida como formación, a tener que pagar una entrada, pero no escucho a nadie protestar por el asunto ni pública ni privadamente aunque es notorio que esto no ocurre por la consabida crisis, sino que responde a una forma distinta de entender la sociedad y la responsabilidad de las Administraciones. El pueblo es pueblo siempre, ¿para qué necesita saber de arte contemporáneo (por ejemplo)?.


A partir de ayer, día 1 de noviembre nos han subido el autobús. El billete normal que costaba 0,75€ pasa a costar 1€, lo que es un aumento importante pues el que recorre un trayecto de ida, lo tiene que hacer de vuelta y a veces dos veces al día. Echen los cálculos ustedes. Pues bien, a preguntas de los periodistas, nadie se siente particularmente molesto. Al contrario, alguno hasta se muestra comprensivo, "no ha subido hace tiempo, es natural" (dicen). El Ayuntamiento no puede con todo, tiene que reducir gastos, hay que ahorrar. ¿Como un cacereño no va a tener para el autobús?, parecen decir las declaraciones.


Y una, que ha tenido responsabilidades, se queda literalmente apabullada. Pues si la situación económica general es ahora peor que hace dos años y los servicios comunes cuestan más pero pueden ser costeados por los ciudadanos, no eran ciertas las quejas de otro tiempo. ¡Cáceres resiste y los cacereños más! .Y hasta puede que sea adecuado a los usos y costumbres del entorno un equipo municipal como el que ahora disfruta, que entró prometiendo empleo, que se olvidó de ello en cuanto se colocó, y al que persigue hasta la obsesión un mero afán recaudatorio de sus convecinos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2014 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress