Añade este código entre las etiquetas head de tu web:
El diario digital de Extremadura
Miércoles, 29 marzo 2017
Actualizada el: 13:29
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Actualizada el Lunes, 13 febrero 2017 20:28
Jueves, 26 enero 2017

019. 27 DE ENERO. DIA DE LA MEMORIA DE LAS VICTIMAS DEL HOLOCAUSTO NAZI

La Real Familia Española también sufrió la persecución nacionalsocialista. Su Alteza Real Don Javier de Borbón y Braganza, Coronel de Artillería del Real Ejército de Bélgica, prisionero en Natszweiler y Dachau. Foto de lne.es

27 DE ENERO. DIA DE LA MEMORIA DE LAS VICTIMAS DEL HOLOCAUSTO NAZI

 

La Real Familia Española también sufrió la persecución nacionalsocialista. Su Alteza Real Don Javier de Borbón y Braganza, Coronel de Artillería del Real Ejército de Bélgica, prisionero en Natszweiler y Dachau.

 

Don Javier de Borbón y Braganza, hijo de Infante de España y Regente entonces del Reino, luego Rey de España y Duque de Parma tras su renuncia de la Corona Española, vuelve a enrolarse de inmediato en el ejército belga como Teniente Coronel de Artillería, en el que sirvió con su hermano Don Sixto, como tenientes durante la Primera Gran Guerra. Su Primo el Rey Leopoldo III le llama a consulta y le confía una misión secreta, un mensaje para el Jefe del Gobierno francés, Paul Reynaud. El Coronel Borbón  viaja a París para cumplir la misión y se entrevista con Reynaud sin resultados, Leopoldo rinde a su ejército y Don Javier tiene que retirarse con el ejército hasta Dunkerque y embarcarse para Inglaterra con un puñado de compatriotas que sirven en la Legión Extranjera de Francia y en el ejército británico, republicanos españoles con un Príncipe de su Real Familia. Desmovilizado  vuelve a su casa situada en la zona que quedaba libre de Francia, en Bostz, desde donde cogía la bicicleta y se marchaba a Vichy a ver a Pétain para indicarle que los nazis habían hecho prisionero a un dirigente de la Resistencia con la que él mantenía contactos secretos, y pedirle que lo sacara, lo que Pétain hacía de inmediato. También le instaba a que no estableciera un régimen parafascista. Cuando años más tarde el viejo Mariscal fue procesado, Don Javier de Borbón y Braganza, héroe de la Resistencia y antiguo deportado en Dachau, prestó testimonio noblemente a su favor.

 

Don Javier se incorpora a la resistencia es en 1943, al maquis rojo de Allier, esconde sus armas, desde allí combate y transmite sus mensajes a otros que, a su vez, los transmiten a Inglaterra. Don Javier había conectado con ellos. Ellos, entonces recelosos, dicen: - somos comunistas – Él responde: - ¿Y qué? Luchamos todos contra la infamia nazi por la liberación del territorio - Éste es el testimonio que marca su opción definitiva: luchar donde sea por la libertad. Hoy, todavía los viejos maquis se acuerdan. Léon Blum, ex primer ministro francés y compañero de internamiento en Dachau, escribirá en sus memorias: El Príncipe Javier, del que hemos aprendido a valorar la extrema sencillez y afabilidad y que se levantó en armas contra la GESTAPO.

 

El primero intento de detención por dirigir una unidad del maquis francés que contaba con 400 efectivos, fue con sus heridos alojados en el castillo. En ese momento Don Javier encaró al Capitán que le decía: - Le detengo a usted – le dijo al español que contesto severo y con mucha firmeza: - Usted es Capitán y yo Teniente Coronel, así que no me puede detener. Sorprendentemente el Capitán del ejército alemán se marchó. Pero semanas más tarde, una compañía de las SS cercó el castillo y esta vez se le llevó preso.  cabo de un mes fue trasladado de Clermont a Natzweiler. Después de Natzweiler fue trasladado a Dachau, campo de exterminio atroz, donde estaría hasta ser liberado por los americanos en abril de 1945. Los nazis, sabedores de quien era el detenido evacuaron consultas con el dictador Francisco Franco que respondió indicando que hiciesen lo que quisieran, que era un príncipe francés, nada más incierto en un descendiente de Su Majestad el Rey Don Felipe V e hijo y nieto cinco Infantes de España. A su llegada al campo  el Coronel Barón de Kniaziolucky, ayuda de campo del Mariscal polaco Pilsudski, que estaba en Dachau desde hacía tiempo, lo primero que hizo fue sustituir su placa de identificación por la de un muerto, ya que sabía que estaba condenado a muerte por los nazis. Condenado por tres conceptos, - delitos – imperdonables: En primer lugar, su intento de paz separada durante la Primera Guerra Mundial con su hermana la Emperatriz Zita de Austria - Hungría. En segundo lugar, su posición negativa respecto a la intervención alemana en nuestra guerra civil, expresada a Franco en las entrevistas que mantuvo con él en diciembre de 1937. En tercer lugar por su incorporación y ayuda al maquis francés. Su número de prisionero es el 156.270. En Dachau padecieron presidio 501 españoles de los que sobrevivieron 267. 

 

Don Javier permaneció en Dachau duraría un año en medio de sufrimientos indescriptibles, había formado con sus compañeros más allegados, entre los que se encontraba el Obispo de Clermont y Monsieur Michelet, futuro ministro del General de Gaulle, un equipo cuyos miembros se dedicaban sistemáticamente a reanimar psíquicamente y dar esperanza a 50 prisioneros. Al salir de Dachau, pesaba sólo 36 kilogramos, era un cadáver ambulante marcado por el sufrimiento. La foto que publicamos no deja lugar a dudas.

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress