Añade este código entre las etiquetas head de tu web:
El diario digital de Extremadura
Martes, 28 marzo 2017
Actualizada el: 14:21
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Guadalupe Muñoz Álvarez
Miércoles, 8 marzo 2017
Guadalupe Muñoz Alvarez

RECORDAR A LAS MUJERES EN EL DIA INTERNACIONAL

[Img #54977]Se ha dedicado un día especial ,el 8 de marzo, para recordar la discriminación que sufre una parte de la humanidad, las mujeres, solo por el hecho de serlo. Se consagró este recuerdo en memoria de lo que sucedió en 1908 en una empresa textil estadounidense. Más de cien mujeres reclamaron una reducción de la jornada laboral .Trabajaban en condiciones de precariedad con jornadas de 15 horas, eran sancionadas si llegaban tarde y despedidas si enfermaban. Reclamaron  una subida del salario-hora, mejor trato laboral  y sobre todo la prohibición del trabajo a los menores de 10 años. Nadie sabe cómo se inició un incendio en la fábrica. Algunas pudieron salir pero la mayoría murió .Distintas versiones cuentan que las puertas estaban cerradas para evitar salidas , posibles manifestaciones o el origen de nuevos paros. No había salidas de emergencia Murieron en el incendio,  parece que provocado como contestación a su pacífica protesta.

 

Sabemos que una trabajadora alemana, Clara Zetkin,propuso en un congreso que esta trágica fecha se instaurara como recuerdo para no olvidar el inmenso dolor de unas personas tan inocentes que luchaban por unos derechos , hoy  reconocidos por las Constituciones ,Tratados y Leyes Fundamentales de todos los países de occidente.

 

Esta fecha no habrá  que señalarla  el día que se alcance la igualdad, que aún está lejos. Los revolucionarios del mayo francés hicieron célebre una frase que decía: "es muy triste tener que luchar por lo evidente". Lo evidente es que todos los seres humanos son iguales, pero este claro planteamiento no se ha incorporado al colectivo social. Hay que soportar las injuriosas discriminaciones como la de recibir menor salario por igual trabajo, que esté mal considerada la trabajadora que pide permiso para atender al hijo enfermo, pero no al trabajador que pide su tiempo en atender las reparaciones de su coche.

 

 Ahora mismo hay que soportar los insultos de  un miembro del Parlamento  Europeo que mantiene a gritos, sin avergonzarse, que las mujeres tienen que cobrar menos porque son más débiles, más bajitas y menos inteligentes. Siguiendo esta teoría también  los hombres de baja estatura deberían cobrar menos y antes de contratar a un varón habría que valorar su cociente de inteligencia y entonces imponer una escala salarial en su relación. Son argumentos absurdos que no pueden aceptarse ni jurídica ni socialmente, pero van haciendo mella y el rechazo a la mujer trabajadora o la discriminación por razón de sexo sigue en pie. Si el trabajo se realiza  igual, tiene que  pagarse exactamente con el mismo importe Por eso debemos aspirar a  la absoluta igualdad de todos los seres humanos que eleve el nivel cultural y social de cualquier colectivo.

 

Por tanto, es necesario erradicar los anuncios y los chistes denigrantes que minusvaloran a la mujer. Parece que la blancura brillante de la ropa, ¿qué será eso?, o la preparación de la merienda de los niños sea su principal preocupación y no aceptar con sonrisas los chascarrillos que con sorna siguen transmitiéndose en algunos grupos. La igualdad está todavía lejos y lo advertimos en la práctica, cuando cada día amanece con la noticia de una mujer asesinada por su novio, pareja o marido, o  cuando  desaparece una mujer dejando una  triste historia de preocupación que permanece y sobrecoge a familiares y amigos. En la primera semana del mes de marzo, sin ir más lejos, han muerto tres mujeres, asesinadas   por sistemas medievales, una degollada, otra abrasada  en una explosión y una tercera por haber sido arrojada por la ventana. Un espanto que no se remedia con pancartas  de rechazo ni silencios ante los Organismos oficiales.. Hay que hacer algo más, educativo y represivo si hiciera falta.

 

 

LA AUTORA ES ACADÉMICA CORRESPONDIENTE DE LA REAL ACADEMIA DE JURISPRUDENCIA Y LEGISLACIÓN

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress