Añade este código entre las etiquetas head de tu web:
El diario digital de Extremadura
Domingo, 26 marzo 2017
Actualizada el: 18:21
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
.
Actualizada el Jueves, 9 marzo 2017 09:57
Miércoles, 8 marzo 2017

026. EL PODER TEMPORAL DEL SANTO PADRE Y LA ORDEN DE MALTA

Foto de AFP

EL PODER TEMPORAL DEL SANTO PADRE Y LA ORDEN DE MALTA

 

 

La renuncia de Su Alteza Eminentísima el Gran Maestre de LA SOBERANA ORDEN MILITAR Y HOSPITALARIA DE SAN JUAN DE JERUSALÉN, DE RODAS Y DE MALTA pone de manifiesto su figura como uno de los tres soberanos electivos que encabezan Estados plenamente independientes al margen de su extensión territorial, pero con relaciones diplomáticas plenas con otros Estados, como por ejemplo con el Reino de España. Es el caso de la Orden de Malta, el de la SOBERANA MILITAR ORDEN TEUTÓNICA y la Santa Sede; sus Grandes Maestres y el Santo Padre son monarcas electivos, con mandatos vitalicios, exactamente igual que cualquier otro Rey. Son monarquías constitucionales, reconocidas internacionalmente, con sus órganos de gobierno, ejecutivo, legislativo y judicial. Cumplen plenamente los requisitos del Congreso de Viena y de la Convención de Montevideo para ser reconocidos como tales, sin que el reconocimiento por terceros sea necesario para la afirmación de su existencia.

 

 

La especialidad de ambas Órdenes, es que además de su soberano temporal, el Gran Maestre, tienen otro el Santo Padre, al que deben obediencia espiritual. Así la política llevada desde hace algunos años para desvincular a la Orden de Malta de la Santa Sede ha caído en saco roto ante la firme voluntad soberana del Su Santidad el Papa. Se explica en este contexto la reacción y resistencia inicial del ya antiguo Gran Maestre entendiendo que «la sustitución del Gran Canciller es un acto de la administración interna del gobierno y, en consecuencia, cae exclusivamente dentro de su competencia» y que consideraba «jurídicamente irrelevante» la investigación ordenada por el Santo Padre y que no colaboraría con ella «para proteger la soberanía de la Orden».  

 

 

La situación con la Orden Teutónica es que además de la obediencia al Santo Padre, la mantiene con el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, del que Su Santidad el Papa es también soberano desde la promulgación del Pactum Ottonianum. Esta soberanía compartida significa que el Sacro Imperio no está extinto, sino suspendido, que la reserva de su soberanía permanece intacta en la Santa Sede y que por eso siguen vigentes, por ejemplo, los títulos de nobleza imperial y son usados y reconocidos en Europa con normalidad. Digamos que el Emperador sólo está temporalmente ausente y que el Imperio no necesita una restauración, circunstancia que obedecería a una desaparición del mismo, sino una restitución, con un nuevo Emperador. Esto es tan claro que aquellos estados vigentes que son todavía parte del Sacro Imperio Romano Germánico, el Principado de Liechtenstein, el Principado de Mónaco y el Estado Teutónico mantienen como religión oficial la Católica Romana, dado que tienen como uno de sus soberanos a quien lidera estas creencias en la tierra.

 

 

Así la Orden de Malta es un Estado desde el año 1099 y ha tenido soberanía territorial directa en Rodas y Malta hasta el año 1834, sin haber renunciado a la soberanía de estos territorios por lo que no mantiene relaciones diplomáticas con las Repúblicas de Grecia y Malta. Es un estado eclesiástico y laico, - con miembros monásticos y laicos - soberano, militar, caballeresco y nobiliario. Su Constitución está sometida a la aprobación de la Santa Sede y está inmersa en el Derecho Internacional Público como la de cualquier otro Estado. Su primer Monarca fue Gerard Tum (1099/1120) y el último Matthew Festing (2008/ 2017). Su Gran Maestre tiene el tratamiento de Alteza Eminentísima y los títulos de Príncipe del Sacro Imperio Romano Germánico y Cardenal de la Iglesia Católica Romana. Su Constitución fue aprobada por sentencia del Tribunal Cardenalicio de 10 de diciembre de 1951, y no puede participar en guerras entre países cristianos

 

 

La Orden Teutónica es también un Estado desde el año 1198 y ha tenido soberanía territorial directa en extensos territorios de las actuales Alemania, Polonia, Rusia, Bielorrusia, Ukrania y los Estados Bálticos de Lituania, Estonia y Letonia hasta el año 1772, siendo en el siglo XV y XVI un Estado más grande que el Reino de Castilla o el de Inglaterra. Fue reservada por el Santo Padre ante los intentos de apropiación económica, histórica y simbólica por parte de Adolf Hitler y tras un largo periodo de recomposición se dotó de nueva Constitución. Su primer Monarca fue Heinrich I (Enrique) (1198/1200). Es una monarquía constitucional electiva, limitada en su soberanía, además de con el Santo Padre, con Su Majestad el Emperador. Su Gran Maestre tiene tratamiento de Alteza Serenísima además de ser Príncipe Elector del Sacro Imperio Romano Germánico. Se rige por su Estatuto General de 2 de julio de 2012 y la Constitución del Estado Teutónico de 13 de noviembre de 2013. Con esta Constitución se demuestra la soberanía de la Orden, su condición de Sujeto de Derecho Internacional Público bajo la Protección Papal, el reconocimiento de la ciudadanía teutónica y la existencia de unos poderes ejecutivo, legislativo y judicial y de una administración pública que puede ser como en la Orden de Malta, tanto civil como militar. Pero en la misma y desgraciadamente también existen dicrepancias entre la rama caballeresca de la Orden, con sede en Roma y la monacal, con sede en Viena.

 

 

Es por todo ello  y por último, que  ambas Órdenes se presentan como independientes de cualquier Estado, siendo un Estado en sí mismo que mantienen plenas relaciones diplomáticas. No son una organización no gubernamental, ni una institución intergubernamental.  

 

 

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress