Añade este código entre las etiquetas head de tu web:
El diario digital de Extremadura
Domingo, 26 marzo 2017
Actualizada el: 18:21
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Juan Antonio Pérez Mateos
Jueves, 16 marzo 2017

AGUSTIN RIOS, SANTO Y SABIO

[Img #55131]Cuando las hojas de otoño, inician su adiós – “hojas del árbol caído juguetes del viento son” -, que se desprenden los días de nuestro íntimo calendario, misterioso árbol otoñal que duerme entre la inmensa  pradera de la memoria, recodo humano de almas y nombres que corren por los senderos de la memoria, quizás cuando acompaño al río Duero, que te canta como un verso la vieja muralla de Almazán – “Soria pura, cabeza de Extremadura” – que el hombre abre y corre, poéticamente, por la senda de la lírica. Canta su copla el Duero como la canta el Tormes, cuando el espejo dorado de las piedras salmantinas y, en sus aguas, se refleja el oro singular de las viejas piedras, lento y pausado, camino hacia el mar como una copla manriqueña. En ese adiós del espejo plateresco, bien conocen la grandeza y humildad de Agustín Ríos González, sabio y santo o viceversa, experto en el arduo crucigrama de la sangre humana, sabio y alma del “Alma mater” salmantina, esas piedras donde, coquetamente, se miran a lo largo de espejo del Tormes.

 

Quizás Agustín Ríos haya sacado su pañuelo – alma, corazón y vida – antes de abrir la mirada a un jardín de lirios. Estas palabras mías, describen, mínimamente, un hombre de Dios e ilustre hematólogo, figura tan sencilla como brillante, entre oraciones y enfermos. Años ha, había auscultado yo su figura, cuando vivía a un tiro de piedra del Tormes, calle Libreros abajo, tantas horas de este brillante humanista, estudioso del misterio de la sangre y el capellán del “Alma Mater”, recuerdo lejano de “mi tío” Fabián Dorado Bueno, tras el plateresco de la fachada. Ahora Agustín, en el último recodo del camino, ha abierto sus manos de sangre y oro, alma singular en la espera llamada del Padre, tras una vida, tan densa densa como rica, combinando su  amor por la ciencia de la sangre y  la espiritualidad del hombre, bueno como diría Antonio Machado.

 

De la saga cacereña de los Ríos, tres hermanos dejarían la vieja “Castra Cecilia”- con el espíritu extremeño del emprendedor – sin olvidar, en un rincón del alma y la memoria, el sueño vivo y dormido de Cáceres. Su hermano José Antonio – cuanto sabe del Vaticano - en la gran barca de la psicología y su revista “Estirpe”. Estos sabios extremeños, marcados, sin embargo, por el paisaje de una tierra donde nacían los Dioses, fieles a su nacencia y, hechos a derramar sus denarios, más allá de la tierra parda, como sencillos conquistadores sin turbar sus sabidurías, fieles a la medida de sus pasos, abiertos al tributo de la ciencia y a bucear por las veredas del espíritu.

 

“El alma mater” salmantina acogería, como un don, la bondad y sabiduría de Agustín, hombre brillante y ejemplar sacerdote y hematólogo, machadianamente bueno, ecos de cimbalillos junto a San Esteban – los Dominicos -, donde el hombre pasea la vida con la oración de los Salmos.  Agustín ha levantado un vuelo singular, simbiosis de ciencia y espíritu, lejos de su Cáceres, remanso grato de una familia ejemplar.

 

Estoy seguro que Agustín habrá abierto una de esas nubes del cielo, como uno de  tantos vencejos que alzan el vuelo, en la vieja Norba o en la dorada Salamanca, para como si oyéramos, lejanamente, a Areta Flankin:”iReza una oración por mí!” y tu gente: que miramos el cielo azul y nos consuelan tus alas de Salmos.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress