Añade este código entre las etiquetas head de tu web:
El diario digital de Extremadura
Domingo, 26 marzo 2017
Actualizada el: 18:21
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Guillermo Fernández Vara
Jueves, 16 marzo 2017

“No puedo poner todas las reuniones por la tarde-noche porque tengo que cuidar de los míos”

Hace unos días la Secretaria General de la Unión General de Trabajadores de Extremadura, Patro Sánchez Escobar y yo hablábamos de la importancia que tienen los horarios laborales para que el tan traído y llevado asunto de la conciliación pueda ser una realidad. La incorporación de mujeres, como Patro, al máximo nivel de responsabilidades en nuestra región es posiblemente la mejor noticia de los últimos años en lo que a la igualdad de género se refiere. Me voy a permitir una licencia: una parte del camino que había que emprender para lograr la verdadera, y no edulcorada,  igualdad de género, la podíamos liderar indistintamente mujeres u hombres. Es una cuestión de convicciones, tanto mejor cuanto más profundas y no oportunistas. Pero el salto final, ese que tiene que ver no solamente con remover conciencias sino con vencer muchos intereses y remover rutinas e inercias, se producirá antes que después si hay mujeres que lo impulsen en los espacios de responsabilidad. 

 

Presido un gobierno pequeño en número de consejeros, pero grande en compromisos. Y no precisamente con la retórica de la política caduca. Allí están ellas y ellos peleando cada día sin pantallas de neón, sin tertulianos a sueldo con los que se preparaban adecuadamente las tertulias, sin presupuesto de publicidad personal para promocionarse porque todo se dedica a la promoción de Extremadura. Esa es la diferencia. Por eso ahora en el gobierno se habla de conciliar, porque cuatro de los seis miembros del gobierno son mujeres. Cuando uno oye a una mujer que es Secretaria General de la UGT decir que no puede poner todas las reuniones por la tarde-noche porque tiene que ir a ver a su madre, me entran ganas de  darle un abrazo. ¿Tanto cuesta entenderlo?

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress