Añade este código entre las etiquetas head de tu web:
El diario digital de Extremadura
Domingo, 26 marzo 2017
Actualizada el: 18:21
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
DEx
Viernes, 17 marzo 2017

CCOO Extremadura cree que suprimir los deberes abriría la brecha de clase entre alumnos con más y menos recursos

El sindicato CCOO Extremadura ha reclamado que la regulación sobre los deberes escolares debe tener en cuenta el impacto que la supresión de los mismos tendría en la "brecha de clase", en el sentido de que las familias con menor capital económico y cultural tendrían menos oportunidades que otras para acceder a recursos educativos complementarios privados, como pueden ser una clases particulares.

[Img #55163]Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado un análisis realizado por la Federación de Enseñanza del sindicato en Extremadura, en el que ha participado Beatriz Muñoz, profesora de Sociología de la Educación de la Universidad de Extremadura (UEx), y que ha recopilado y analizado una treintena de trabajos de investigación sobre los deberes escolares.

 

Una de sus principales conclusiones, además de entender que debe abandonarse la dicotomía sobre "deberes sí o deberes no", es que en la regulación que se lleve a efecto sobre esta cuestión hay que tener en cuenta el "origen social del alumnado", un aspecto que hasta ahora, ha remarcado, no se ha introducido en el debate.

 

"La no realización de deberes puede incrementar la brecha existente entre niños pertenecientes a familias de un estrato social con mayor capital cultural y nivel socioeconómico, frente a aquellos otros pertenecientes a familias con menor capital cultural y nivel socioeconómico", ha señalado Muñoz.

 

En las conclusiones de su estudio, recoge que "la supresión de los deberes escolares incrementaría la brecha existente entre el alumnado perteneciente a familias con menor capital cultural y económico y aquellos con mayor, que pueden acceder a recursos complementarios privados fuera del horario escolar".

 

De esta forma, el sindicato apuesta por que la regulación de los deberes, sea en el sentido que sea, debe realizarse contemplando el "impacto de clase" para "evitar reproducir e incluso incrementar las desigualdades".

 

Por otro lado, ha señalado que del análisis de los estudios "se reconocen efectos positivos que pueden ser académicos", aunque ello dependerá del tipo de tarea que se diseñe o de la edad de los alumnos.

 

En este sentido, ha subrayado que los efectos positivos de los deberes en el rendimiento académico aumentan conforme avanza la edad de los escolares. Además, la profesora de la UEx ha remarcado que determinado tipo de deberes son beneficiosos para los alumnos con necesidades especiales.

 

AUMENTAR LOS "TIEMPOS DE APRENDIZAJE"

 

Muñoz considera que el debate ha provocado un conflicto en la comunidad educativa porque se ha planteado a partir de una "conceptualización errónea" sobre los deberes, en el sentido de que las tareas son diseñadas para desarrollar de manera individual" en donde se ha asumido que se realizan "necesariamente con el apoyo de los padres".

 

Al respecto, ha remarcado que algunos de los trabajos analizados cuestionan este planteamiento individualizado de los alumnos y apuestan por otros que fomentan la interacción con otras personas, ya sean otros escolares u otros alumnos más capaces.

 

De esta forma, ha apuntado que las investigaciones ofrecen un denominador común acerca de los programas de refuerzo educativo que más éxito tienen, que pasan por la "extensión de los tiempos de aprendizaje".

 

"Si queremos superar desigualdades sociales tenemos que empezar a asumir que hay que extender los tiempos de aprendizaje, precisamente para superar la situación de desventaja social que algunos grupos sociales tienen", ha señalado Muñoz, quien ha añadido que otra cuestión sería determinar si esto se lleva a cabo "en casa, en la escuela, con los padres, en interacción con otros niños y niñas" u otras.

 

Así, ha señalado que hay algunas experiencias que están resultando "extraordinariamente beneficiosas y positivas", entre las que ha citado a modo de ejemplo las "bibliotecas tutorizadas", que pasan por que el centro educativo abra por las tardes y los alumnos realicen actividades que tienen que ver con el aprendizaje de materias instrumentales, y que lo hacen "entre ellos, tutorizados por alumnos, universitarios...".

 

"Hay otras fórmulas de extender los tiempos de aprendizaje que no necesariamente pasan por la familia", ha remarcado Muñoz, que ha animado a buscar estas nuevas formas que puedan dar buenos resultados.

 

CUESTIONARIOS SOBRE DEBERES

 

Con respecto a los polémicos cuestionarios distribuidos por el Consejo Escolar de Extremadura para pulsar la opinión de la comunidad educativa sobre esta cuestión, el sindicato considera que "aportan luz sobre la experiencia y percepción de las familias y el profesorado", de forma que pueden poner de manifiesto el grado de sintonía o discrepancia --y en qué aspectos-- existente en el seno de la comunidad educativa.

 

En cualquier caso, el sindicato remarca que la realización de esta encuesta y su análisis no debe "en modo alguno" utilizarse para "demonizar" a los docentes, ni para "poner bajo sospecha su trabajo en las aulas y centros educativos".

 

NO SON "EL GRAN PROBLEMA" DE LA EDUCACIÓN

 

Por su parte, el secretario general de CCOO Extremadura, Julián Muñoz, ha señalado que, aunque se trata de un "problema complejo", que una vez incluido en la agenda política no debe "despacharse" con un "sí o un no", en todo caso los deberes escolares no son el "gran problema" de la educación.

 

En este sentido, ha advertido sobre el "riesgo" de que esta cuestión "suplante" el "grave problema educativo" que tiene España y también Extremadura, y que desde su punto de vista se refiere a si el sistema garantiza la igualdad de oportunidad a todos los ciudadanos.

 

No obstante, y sobre los deberes, Julián Carretero ha destacado que como representante de un sindicato de clase, defiende el planteamiento de Muñoz con respecto a la incidencia que la regulación sobre los mismos pueda tener en el incremento de la brecha entre familias "más o menos favorecidas".

 

Julián Carretero ha concluido que, a partir de las conclusiones del estudio realizado por la Federación de Enseñanza, es necesario "dar una vuelta a todo", desde los citados tiempos de aprendizaje hasta los propios centros educativos, así como que, se hagan los cambios que se hagan, hay que "dotar de los recursos necesarios" al sistema educativo para ofrecer una "educación de calidad".

 

NO UN DEBATE DE "SÍ O NO"

 

El secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO Extremadura, Francisco Jiménez, ha argumentado que el sindicato no quería reducir el debate a "deberes sí o deberes no", lo cual considera un "error" motivado por las prisas, y que por ello ha analizado la evidencia científica sobre el tema así como el impacto que una regulación puede tener sobre el mismo.

 

Y además ha señalado que la cuestión se debe analizar desde una triple perspectiva, en el sentido de que se debe tener en cuenta como afectará la regulación a los profesores, a los propios alumnos y a sus familias.

Acceda para dejar un comentario como usuario registrado Acceda para dejar un comentario como usuario registrado
¡Deje su comentario!
Normas de participación
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
DigitalExtremadura.com | El diario digital de Extremadura • Términos de usoPolítica de PrivacidadDONDE ESTAMOS
© 2017 • Todos los derechos reservados.
Powered by FolioePress