La variedad de cereza Navalinda, certificada para garantizar su máxima calidad

La Denominación de Origen Protegida (DOP) "Cereza del Jerte" (Cáceres) ha comenzado a certificar las primeras cerezas acogidas a la marca, concretamente de la variedad "Navalinda", la única que tiene rabito o pedúnculo certificada en el Valle del Jerte.

0
46

El inicio de la certificación supone la inminente llegada al mercado de las primeras cerezas que cuentan con la contraetiqueta que garantiza su máxima calidad.

El presidente del Consejo, Ignacio Montero, ha explicado que las previsiones de campaña de cereza Navalinda oscilará entre los 500.000 y los 700.000 kilos.

Aproximadamente el 60 por ciento de la producción de cereza se destina al mercado exterior.

Bajo el distintivo de calidad de la Denominación de Origen “Cerezas del Jerte” se ampara la cereza de mesa para su consumo en fresco, entre ellas cuatro variedades tipo picota -Ambrunés, Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado- y la variedad de cereza Navalinda, una cereza muy dulce y que es la primera de la temporada en recibir el reconocimiento y garantías de la DO.

A la variedad Navalinda le seguirán las picotas del Jerte, que llegarán a partir de la primera quincena de junio y que estarán en los mercados hasta la primera semana de agosto.

El Consejo Regulador de Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para promocionar y certificar el origen y la calidad de los productos protegidos.

Sus principales objetivos son difundir la imagen corporativa de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte, así como promocionar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here