Seleccionar página

THE CROWN. LA CORONA NOTICIAS. DOÑA LEONOR EN CÁCERES NO ES LA PRINCESA DE GIRONA

THE CROWN. LA CORONA NOTICIAS. DOÑA LEONOR EN CÁCERES NO ES LA PRINCESA DE GIRONA

www.infolibre.com

 

DOÑA LEONOR EN CÁCERES NO ES LA PRINCESA DE GIRONA

El comportamiento de determinados responsables políticos en relación con las dignidades de Su Alteza Real la Princesa de Asturias denota cierto desconocimiento de la Constitución que general incertidumbres innecesarias dado que efectivamente la Carta Magna, artículo 57.2 dice: El Príncipe heredero, desde su nacimiento o desde que se origine el llamamiento, tendrá la dignidad de Príncipe de Asturias y los demás títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona de España.

Es por tanto que la Casa Real no tiene porqué solicitar permiso alguno para su uso, dado que cualquier administración carece de competencias al respecto, por ser precisamente la Constitución la que habilita para los usos de esos Títulos Reales y sólo una modificación de la misma puede evitar el mismo.

Carece de rigor histórico también rechazar la vinculación de la Casa Real con un ámbito concreto reflejado en una dignidad que ha venido usando tradicionalmente, tras una concesión regia. Además los citados títulos, aun haciendo una mención particular en su predicado, se refieren a ámbitos de rango superior o a la herencia de todo un Reino, por lo que carece de sentido un planteamiento particular.

Con respecto a estas Fundaciones, Asturias, Girona o Viana, nada tienen que ver con la Real Familia Española o nuestra Monarquía Parlamentaria tras la Constitución, dependen de patronatos vinculados a distintas administraciones y a lo sumo Su Majestad el Rey autorizó en su momento el uso de tan eficaz marca, si bien no en el caso navarro, donde la Fundación tiene un origen previo y anterior a la Constitución, son por tanto esos Patronatos y administraciones los que deciden al respecto, si bien otorgar los premios de ese nombre, sin la presencia de los que legal, legítima y dinásticamente ostentan tales títulos, desmerece el acto y degrada su proyección institucional, social y económica. Está demostrado que la presencia de Sus Majestades o de Sus Altezas Reales en Asturias, Navarra o Cataluña para tales eventos deja dinero y crea empleo, como consecuencia del valor de la Corona como marca corporativa país.

Sin embargo para evitar estas tensiones sería bueno residenciar estas Fundaciones en el ámbito de la Administración del Reino, vinculadas a la Casa de Su Majestad el Rey, haciendo partícipes pero no protagonistas de las mismas a las administraciones autonómicas o municipales.

Viene todo esto al momento actual como consecuencia de la celebración en la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Cáceres, del antiguo Reino de León, de un acto de la Fundación Princesa de Asturias, si bien es esta plaza, Doña Leonor de Borbón es Señora de Cáceres, además del resto de títulos vinculados tradicionalmente al sucesor de la Corona de España, como decíamos al principio.

Así es constitucionalmente el título completo de Su Alteza Real la Princesa Heredera, el siguiente: Princesa de Asturias, Princesa de Girona [1], Princesa de Viana, Princesa de Laguardia, Princesa de Sanct Vicente, Princesa de Bernedo, Princesa de Aguilar, Princesa de Uxenevilla, Princesa de Lapobloción, Princesa de Sanct Pedro, Princesa de Cabredo, Princesa de la Val de Campezo, Princesa de Marañón, Princesa de Toro en Navarra, Princesa de Ferrera, Princesa de Buradón [2] y Princesa de Jaén [3], Duquesa de Montblanc [4], Duquesa de Girona [5], Duquesa de la Bética [6], Marquesa de Covadonga [7], Condesa de Cervera [8], Condesa de Alaua, Condesa de Bizcaya, Condesa de Ipuzcoa [9], Condesa de Covadonga [10], Condesa de Girona, Condesa de Ampurias, Condesa de Besalú, Condesa de Osona [11], Señora de Balaguer [12], Señora de Corella , Señora de Cintruénigo, Señora de Peralta-Azkoien, Señora de Cadreita [13], Señora de Alcaraz, Señora de Alcázar de San Juan, Señora de Alhama, Señora de Almazán, Señora de Baeza, Señora de Cáceres, Señora de Écija, Señora de Logroño, Señora de Loja, Señora de Oviedo, Señora de Ronda, Señora de Salamanca, Señora de Toro en Castilla y León, Señora de Trujillo y  Señora de Úbeda y Señora de Jaén. [14]

Históricamente la oposición a las dignidades regias ha tenido otros escenarios, generalmente por motivos económicos, así los títulos concedidos por sus padres al Príncipe de Asturias Juan de Trastámara y Trastámara, provocó unas durísimas protestas de las Villas y Ciudades afectadas que se consideraban libres de toda servidumbre, aunque fuese con la Corona, considerando una afrenta su concesión y por ellas fueron considerados vitalicios y personales a la temprana muerte del Príncipe, si bien sus Majestades los Reyes Católicos nunca matizaron o retiraron la concesión, siempre vinculada al heredero de sus Coronas.

Debe tenerse en cuenta que entonces lo que estaba en juego eran rentas, impuestos y derechos de impartir justicia, que generalmente perdían los nobles locales en beneficio de su Señora, en este caso el Heredero de la Corona. Su repentina muerte en 1497 y la falta de un Príncipe de Asturias consolidado y mayor de edad hasta casi 50 años más tarde (El que luego fue Felipe II, que casó por primera vez en 1543) atemperó la situación. Con todo el respeto por las Villas y Ciudades y por su protesta entonces, el asunto hoy no tienen mayor significación que las restantes del Heredero de la Corona y por supuesto ningún privilegio civil, fiscal o de cualquier tipo; quizás sea necesario destacar que ocurre justo al contrario dan nombre y presencia, prestigio en definitiva, a quienes así son reseñados en su vinculación con la Corona.

Bien saben esto en la Muy noble, Muy leal, Caritativa, Hospitalaria, Muy culta, Docta y Sabia Ciudad de Salamanca, de donde la Princesa también es Señora, allí; el primer poseedor del título se involucró en el gobierno de la ciudad, entre otras decisiones confirmó a la Universidad todos los privilegios de los que gozaba, además de mandar empedrar sus calles y su plaza del mercado llamada de San Martín, anterior a la famosa Plaza Mayor, incluso otorgó licencia para la construcción de una casa de mancebía, además de otras muchas y diversas disposiciones de diferente carácter referidas a la ciudad helmántica. [15]

[1] Título creado en 1416 por el Rey Fernando I de Aragón elevando a principado el ducado de Gerona, propio del heredero de la Corona.

[2] Título creado en 1423 por el Rey Carlos III de Navarra, conforme a resolución de su Real Cancillería, dada en Tudela el 20 de enero de 1423. El título es el de Príncipe de Viana, al que une los de los principados de la Guardia, de San Vicente, de Bernedo, de Aguilar, de Uxenevilla, de Lapobloción, de San Pedro, de Cabredo, de Val de Campezo, de Marañón, de Toro, de Ferrara y de Buradón, un total de 13 principados, títulos propios del heredero.

[3] Título creado en 1444 por el Rey Juan II de Castilla para el heredero de su Corona, antes Señorío de Jaén, cuya titularidad los Reyes Católicos reiteran en la persona de su hijo Juan. Rodriguez Sánchez A. La muerte del Príncipe de Asturias y Señora de Salamanca. En Revista de Estudios Extremeños, volumen 57, número 1. 2001. Página 25.

[4] Título propio del heredero del Principado de Cataluña.

[5] El Ducado de Gerona es el antecedente del Principado de Girona, creado en 1351 por Pedro IV Rey de Aragón para su heredero, se  mantiene para el Príncipe de Asturias.

[6] El Ducado de la Bética fue del Rey Rodrigo I antes de acceder a la Corona.

[7] El Marquesado de Covadonga, título que utilizó Alfonso XII durante el reinado de Amadeo I.

[8] Título propio del heredero del Reino de Valencia.

[9] Los Señoríos Vascos antes de serlo fueron condados y con esta grafía y denominación aparecen descritos por primera vez en 1088. Bazán Díaz I. De Túbal a Aitor, historia de Vasconia. Madrid. Comunidad Autónoma de Madrid. Reino de España. La Esfera de los Libros. 2002. 749 páginas. Página 199.

[10] El Condado de Covadonga, título de la Corona de Castilla y León, que utilizó el Príncipe de Asturias hijo de Alfonso XIII, Alfonso de Borbón y Battenberg. Los títulos de Conde de Girona, Conde de Ampurias, Conde de Besalú, y Conde de Osona los agrupó en 1351 el Rey Pedro IV de Aragón en el Ducado de Girona para el heredero del Reino. El Señorío de Peralta-Azkoien lo creó Carlos III Rey de Navarra para el Príncipe de Viana el 20 de enero de 1423. El Título de Señor de Jaén fue concedido al Príncipe de Asturias y de Gerona por los Reyes Católicos, siendo ya Príncipe de Jaén.

[11] Los títulos de Conde de Girona, Conde de Ampurias, Conde de Besalú, y Conde de Osona los agrupó en 1351 el Rey Pedro IV de Aragón en el Ducado de Girona para el heredero del Reino.

[12] Título propio del heredero del Reino de Mallorca.

[13] Señoríos concedidos, todos en el Reino de Navarra, al Príncipe de Viana con la creación de ese título.

[14] Títulos concedidos por los Reyes Católicos a su hijo Juan como Príncipe de Asturias y Gerona en Albacete (Alcaraz), Ciudad Real (Alcázar de San Juan), Alhama (Murcia), Soria ( Almazán), Jaén ( Baeza y Úbeda), Sevilla (Écija), Granada (Loja), Málaga (Ronda), Zamora (Toro) y Cáceres (Trujillo), aparte de las capitales de Cáceres, Jaén, Logroño, Oviedo y Salamanca. Rodriguez Sánchez A. La muerte del Príncipe de Asturias y Señora de Salamanca. En Revista de Estudios Extremeños, volumen 57, número 1. 2001. Página 25.

[15] www.unprincipeyuna ranasalamanca.com Consulta realizada el 27 de febrero de 2019.

Sobre el Autor

Rorantos

marketing digital

marketing digital extremadura

Fase I del Estado de Alarma en Cáceres

Diverpark caceres

ISABEL RAMOS EN CONPARTES CÁCERES

AFORO COMPLETO: CRISTINA FERRERA EN PRETTY ME

Café y perrunillas con Sonia Merino

SUSCRÍBETE

Contacta con nosotros

JOCCA SHOP - Home & Life

RSS EUROPA PRESS