10.000  menús y 20.000 tuppers repartidos en Cáceres a través de la acción gastronómica solidaria Mimenú

Comparte en redes sociales

El proyecto gastronómico social llega a su fin tras realizar una última compra y distribución de alimentos para 350 familias.
El proyecto Mimenú ha completado este viernes su iniciativa gastronómico social tras haber distribuido un total de 9.960 menús, 19.920 tuppers, y casi 5.000 piezas de pan y fruta. De esta forma, concluye el trabajo solidario realizado durante ocho semanas, una vez que los restaurantes colaboradores han abierto al público y las más de 30 personas implicadas en el proyecto han recuperado su actividad habitual.
Mimenú se puso en marcha a principios de abril con el objetivo de dar respuesta a las dificultades económicas sobrevenidas que se han encontrado muchas personas y familias cacereñas durante esta crisis sanitaria. Ha sido un proyecto ideado y desarrollado por Pepe Regidor, de Electricity Marketing & Comunicación y José Manuel Galán, de Quién le pone el cascabel al chef, y ha contado con el soporte y colaboración de la Red de Servicio Civil de Cáceres (REDCOR), y en los últimos días, de DYA Extremadura, además de las más de 80 empresas e instituciones y decenas de particulares que se han sumado con sus aportaciones, especialmente, las realizadas por la Obra Social de La Caixa y el Departamento de Responsabilidad Social de Reale Seguros.
En estas semanas de estado de alarma, las cocinas de Lalola Gastroexperiencias, B-Nomio, La Trastienda de Mario & Marietta, Catering San Jorge y Catering Pajuelo han estado abiertas y funcionando, con estricto protocolo sanitario, para atender esta demanda social. Su colaboración y el esfuerzo de sus propietarios y cocineros ha sido de valor incalculable para terminar con éxito el proyecto.
Mimenú ha entregado los lunes, miércoles y viernes, en los domicilios de los solicitantes, menús completos y saludables de comida y cena para dos días. Estos menús eran cocinados esa misma mañana por un equipo de cocineros voluntarios coordinado por el chef José Manuel Galán. El proyecto concluye con la entrega de una gran bolsa de la compra a los usuarios coordinada desde Banco de Alimentos, repleta de carnes, lácteos, fruta y otros productos esenciales que ayudará a llenar la despensa al menos unos días más.
El proyecto se cierra con la donación del saldo sobrante, alrededor de 18.000 euros, al Banco de Alimentos cacereño, para que esta ONG pueda continuar atendiendo las necesidades de las familias cacereñas más golpeadas por la crisis económica provocada por el COVID-19. La cocina Mimenú de Malpartida de Cáceres continuará en funcionamiento gracias al soporte económico del ayuntamiento de esta localidad.
En los próximos días, los responsables de Mimenú harán pública una memoria final en el que se detallarán todas las empresas colaboradoras y el balance económico final del proyecto.

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta