Con respecto a los nuevos casos, la cifra de hoy de 141 supone un incremento de casi el doble con respecto a ayer, con 76 casos diagnosticados. En Madrid se han notificado 65 nuevos casos, en Castilla y León se registran 24 casos y Cataluña le sigue con 23 nuevos contagios. El ministro Illa y Simón llevan días insistiendo en que «el virus sigue aquí» y aún no está derrotado.

La cifra oficial de muertes por COVID-19 en España continúa ‘congelada’ en 27.136 fallecidos, a pesar de que las CCAA han ido notificando nuevas defunciones. Un desajuste que, según explicó el ministro Salvador Illa en Al Rojo Vivo, se debe a que las autonomías están revisando las series de fallecidos. Así, el titular de Sanidad, que niega que se estén ocultando datos, apuntó que «esta semana daremos el dato comprobado, habiendo revisado toda la serie».

En relación al número de hospitalizaciones, el Ministerio de Sanidad indica que se han realizado 97 nuevos ingresos (en los últimos siete días) en todo el territorio, registrándose 32 de ellos en Madrid y 14 en Cataluña. Además, según apunta Sanidad, «los casos confirmados no provienen de la suma de pacientes hospitalizados, curados y fallecidos, ya que no son excluyentes».

Sanidad prevé ampliar las pruebas PCR a los contactos directos de las personas infectadas, aunque no tengan síntomas. Así lo ha avanzado el ministro Salvador Illa. La decisión se tomará previsiblemente en el consejo interterritorial de Sanidad. En el caso de los turistas que lleguen a España a partir del 21 de junio, Illa ha indicado que «se les hará un seguimiento aleatorio». Además, ha descartado que Sanidad se plantee recentralizar algunas de las actuales competencias en salud que tienen las CCAA.

Por otra parte, en el plano internacional, Pekín se ha blindado ante una posible segunda oleada de coronavirus. Las autoridades han elevado el nivel del estado de emergencia y ha establecido restricciones a la movilidad en la capital tras el aumento de contagios. Además de cerrar colegios, una decisión anunciada este lunes, la capital china también ha procedido a cancelar las actividades deportivas y culturales y, por el momento, los gimnasios y las piscinas permanecerán cerrados.

LA SEXTA