Estas ayudas, según ha informado  la portavoz del gobierno regional, Isabel Gil Rosiña, tienen como finalidad contribuir a que los agricultores y ganaderos puedan hacer frente al sobrecoste que supone el mantenimiento de sus explotaciones ante la persistencia de la sequía.

Gil Rosiña ha explicado que el volumen de los préstamos será de entre 3.000 y los 40.000 euros por beneficiario, y el tipo de interés será fijo y con un límite del 1,5 por ciento. El plazo de amortización se establece en 36 meses.

Además, la portavoz ha manifestado que esta medida se suma a otras que ya ha puesto en marcha el Ejecutivo regional para paliar los efectos de la sequía en el campo extremeño, como por ejemplo la solicitud de adelanto de las indemnizaciones en las líneas de seguro de explotaciones de secano, de las que se han pagado ya más de 20 millones de euros.

También ha incluido entre esas medidas el adelanto en el pago de ayudas de la PAC, hasta en un 70 por ciento, y la modificación del decreto de ayudas para la mejora de las explotaciones agrarias, en el que se introdujeron incentivos para instalaciones destinadas a paliar los efectos sequía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.