Cruz Roja mantendrá su intervención con los afectados por el terremoto de Haití de 2010 tres años más

Comparte en redes sociales

Tres años después de la tragedia, la Cruz Roja hace balance de nuevo de su intervención. Se han ofrecido lugares seguros para vivir para 180.000 personas; más de 2.600.000 personas han recibido algún servicio de salud; se han rehabilitado o reconstruido 64 escuelas; más de 75.000 familias han recibido subvenciones, préstamos u otro tipo de apoyo financiero en efectivo.

12 de enero de 2010. Un seísmo de 7.3 en la
escala de Richter azota Haití, su peor terremoto en 200 años. Gran parte de la
capital, Puerto Príncipe, queda destruida. Otras ciudades, como Léogane
resultan devastadas en un 80 por ciento. 105.000 hogares destruidos. Más de
222.000 fallecidos, 300.000 heridos y 2 millones de personas afectadas. Más de
un millón de desplazados. 7,8 billones de dólares en pérdidas económicas. Antes
del terremoto, la economía de Haití era la más pobre del continente americano y
el 80 por ciento de la población vivía por debajo del umbral de la pobreza.

 

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y
de la Media Luna Roja pone en marcha la mayor operación humanitaria de toda su
historia en un solo país. La Cruz Roja y la Media Luna Roja de 110 países, con
un papel especialmente activo de Cruz Roja Española, se vuelcan con los
afectados, en colaboración con la Cruz Roja Haitiana. Se despliegan
inmediatamente más de 20 Unidades de Respuesta ante Emergencias especializadas
en agua y saneamiento, saneamiento masivo, telecomunicaciones, alojamiento,
distribución de socorros…

 

Desde Extremadura, Cruz Roja ha desarrollado
en estos tres años distintas acciones de intervención y sensibilización que
permitieron, según relata Sebastián J. Clavarro Montero, Presidente de Cruz
Roja en Extremadura,  “el envío de una Unidad
de Telecomunicaciones y posteriormente, sueros para combatir el brote de cólera
de diciembre de 2010, en colaboración con la Agencia Extremeña de Cooperación
para el Desarrollo (AEXCID”).

 

También, durante el verano de 2010, un
delegado especializado en Agua y Saneamiento se desplazó desde Extremadura
hasta el país caribeño. Además, la red de Asambleas Locales de la Insitutución
en la Comunidad, han desarrollado acciones de sensibilización y difusión a las
que se sumaron, Administraciones, Cajas de Ahorro y Bancos, Empresas, Medios de
Comunicación, Centros de Enseñanza y ciudadanos en general.

 

Superada la fase de emergencia, centrada en
salvar vidas, se ponen en marcha amplios programas de recuperación y de
desarrollo, en un contexto especialmente complejo por la vulnerabilidad previa
del país (falta de trabajo, infraestructuras de agua y saneamiento en ruinas,
sistemas de salud y educativos colapsados…). El cólera, la tormenta tropical
Isaac, el huracán Sandy y la inestabilidad política complican aún más las
intervenciones.

 

 

Tres años después de la tragedia, la Cruz
Roja hace balance de nuevo de su intervención. Se han ofrecido lugares seguros
para vivir para 36.000 familias (180.000 personas); más de 2.600.000 personas
han recibido algún servicio de salud; se están rehabilitando o reconstruyendo
64 escuelas; más de 75.000 familias han recibido subvenciones, préstamos u otro
tipo de apoyo financiero en efectivo… Y es que como matiza el Presidente de la
Cruz Roja Extremeña, “El alojamiento no se limita solamente a construir unos
cimientos y unas paredes. Un hogar también se compone de otros elementos como
el acceso al agua potable y el saneamiento, así como oportunidades de educación
y empleo o medios de subsistencia”,

 

“Pero persiste la vulnerabilidad de la
población y, por ello, la intervención de Cruz Roja con los damnificados”
,explica Calvarro: tiene un claro compromiso con los afectados y se mantendrá
mientras persistan sus necesidades. Esto incluirá la finalización de las
operaciones específicas al terremoto, un enfoque a largo plazo basado en el
trabajo comunitario y el apoyo permanente a la Cruz Roja Haitiana”.

 

La intervención de Cruz Roja Española se
mantendrá, al menos, hasta 2015. Y habrá sido posible gracias a la solidaridad
y aportaciones económicas de la población española, empresas y distintas
administraciones. Cruz Roja Española recibió 50 millones de euros de estos
donantes, de los que se han ejecutado ya 34 millones, con el trabajo directo de
más de 150 cooperantes de Cruz Roja Española. Pero en Haití persisten
necesidades urgentes que es necesario cubrir y a las que tratará de hacer
frente Cruz Roja, con el apoyo de la población.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.