Nueva edición de la Fiesta de los Mártires en Cáceres

Comparte en redes sociales

Es una de las manifestaciones más arraigadas en la ciudadanía cacereña, que lleva celebrando la fiesta en honor de los mártires San Sebastián y San Fabián, varios siglos y desde 1980 en la ermita del Paseo Alto, gracias a la benefactora Juanita Franco, mayordoma de la hermandad de los Mártires en la capital cacereña.

[Img #24447]

Una imagen de una virgen , posiblemente del Carmen y que podría haber estado en la iglesia parroquial de Santiago, que se encontró la cacereña Juanita Franco, mayordoma de la hermandad de los Mártires,envuelta en una sábana  y que la restauró ya que estaba muy deteriorada, hasta presentársela al obispo de la época, Jesús Domínguez Gómez, dio origen a la revitalización de la Fiesta de los Mártires, en honor de la propia vírgen y de los santos Fabián y Sebastián, que se celebraba desde 1860 en su segunda época, para “perderse”  en los albores de la Guerra Civil española, para reanudarse definitivamente en 1980, gracias a la citada Juanita Franco, a su incondicional secretario de Hermandad Pedro Muriel,  al resto de voluntarios, más de una veintena, que hacen posible esta efemérides., y al interés que puso el concejal de festejos de entonces, Joaquín Sánchez Polo, Terio.

Este martes, se ha presentado en el ayuntamiento cacereño, una nueva edición, ya van 33 años seguidos, a cargo del concejal de festejos José María Asenjo, y la mayordoma y secretario de la Hermandad de los Mártires, Franco y Muriel, respectivamente.

[Img #24448]

Se conmemora cada año a finales de enero en  la explanada – bandeja – del Paseo Alto, popular lugar de esparcimiento en las inmediaciones de la ermita – data de 1573 – que el consistorio cacereño se ha encargado de remozar para dar cabida a los actos religiosos que en ella tienen lugar cada año y que junto a los fastos lúdicos, convoca a miles de cacereños, en esta ocasión,  coincidiendo felizmente con la festividad de los mártires en su día, 20 de enero, sábado.
Habrá misa cantada por el grupo Alborada, concierto a cargo de la banda municipal, y venta de productos típicos, entre los que destacan la clásica rosca de los Mártires, en esta edición se ofrecerán tres mil, coquillos y patatera, unos 200 kilogramos. Aquel que quiera degustar estas viandas, deberá pagar un euro por bebida y pincho de patatera, o el mismo dinero por una rosca o un coquillo. 
La recaudación de la venta de productos se entregará a Cáritas Diocesana y a ASCIF, y también se dará alimentos a familias necesitadas. En la pasada edición, fueron 6.000 euros la cantdiad que se entregó a Cáritas. 
Si el tiempo acompaña, aunque se anuncia algo de lluvia, serán miles- en la pasada edición más de 16.000 – los ciudadanos que se acerquen a vivir de lleno la fiesta este sábado 20 de enero a partir de las diez de la mañana en la explanada del Paseo Alto, donde se podrán contemplar – cada año va a menos – cacereños ataviados con trajes típicos de campuza o regionales. 

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.