Estudiar sin beca en época de crisis

Comparte en redes sociales

Más del cincuenta por ciento de las becas universitarias no se han empezado a tramitar. Si hablamos de cifras, 13.260 alumnos solicitaron beca en el período de solicitudes y de ellas, tan sólo 7.601 han sido gestionadas. Ante esta situación, los universitarios están mostrado su rechazo ante esta situación ya que para muchos “es insostenible estudiar así”.

[Img #24753]

Estas son las palabras de Nuria Gutiérrez, estudiante de
Enfermería de la Universidad de Extremadura. Ella es de un pueblo del norte de
Cáceres y tuvo que venir hasta la citada ciudad para poder estudiar la carrera
que siempre ha deseado. “Llevo desde septiembre aquí y todavía no me han
abonado ni un euro de la beca. Mi padre está en paro y mi madre es ama de casa,
si la situación sigue así no podré seguir estudiando”, señala Nuria a DEx.

 

De esas 7.601 becas, unas 2.000 han sido
denegadas por lo que muchos alumnos tendrán que pasar un año sin ningún tipo de
ayuda económica. Pablo Sánchez, estudiante de empresariales, ha sido uno de
ellos. Él es de Mérida por lo que vivir en Cáceres le cuesta “unos 400 euros
entre alquiler, comida y gastos”. Este año, Pablo no tiene derecho a beca “y no
sé muy bien porqué, así que toca apretarse el cinturón e intentar no tener
gastos. Intentaré sobrevivir con lo que me quedó de dinero del curso pasado”,
nos cuenta Pablo.

 

Sin embargo, las becas no es lo único que
preocupa a los estudiantes de la Universidad de Extremadura. A los escasos
trámites llevados a cabo para gestionar las becas hay que añadir el aumento en
las tasas universitarias. El precio medio del crédito matriculado por primera
vez en los grados de las universidades públicas de Extremadura ha aumentado un
1,9 por ciento de media este curso 2012-2013 en relación con el anterior, hasta
los 14,39 euros. En el conjunto de España, el precio ha aumentado un 16,7 por
ciento de media en el mismo periodo, hasta los 17,90 euros.

 

Es por ello por lo que alumnos como Diego o
Álvaro señalan que “estudiar se está convirtiendo en un lujo que empieza a
estar al alcance de pocos. Estamos volviendo años atrás cuando antes sólo
podían estudiar aquellas familias con un alto nivel adquisitivo”.  Si acudimos a altos cargos del Gobierno de Extremadura,
esta misma mañana la consejera de Educación y Cultura, Trinidad Nogales, ha
explicado que la Universidad de Extremadura ha recaudado unos “cuatro millones
de euros con el aumento de las tasas nominativas”.

 

No obstante, para muchos la solución no se
encuentra en aumentar el precio de los créditos universitarios ya que “lo que
se va a conseguir es que muchas personas no puedan estudiar por el precio que
esto supone”, agrega Pablo.

 

Si comparamos con otras universidades,
concretamente en Francia estudiar una carrera es cinco veces más barato que en España.
Cabe señalar que  se ha registrado un 20%
de incremento de alumnos españoles que en los últimos cursos ha decidido
marcharse a este país. El precio público de un grado universitario en Francia
es de 181 euros al año frente a los más de 1.000 euros de media en España

 

“Si llego a saber que en Francia cuesta tan
poco dinero me hubiese ido directamente a estudiar allí. Aprendería francés y
estudiaría mi carrera deseada a un bajo precio”, explica Nuria y añade que “a
este paso la Universidad de Extremadura se va a quedar vacía mientras que la de
Francia tendrá un lleno absoluto”.  


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.