EXTREMADURA DE 1960 A 1975

Comparte en redes sociales

[Img #24907]

Tras la publicación de Extremadura durante el primer franquismo (1939-1959), el Grupo de
Estudios sobre la Historia Contemporánea de Extremadura saca a la luz
Extremadura de 1960 a 1975 (editado por la
Diputación de Badajoz), que viene a ser una continuación del tomo anterior,
completando así un extraordinario y variado examen sobre toda la etapa
franquista de España, y en concreto de Extremadura.

Dieciséis son los trabajos publicados, tras una
presentación de los coordinadores, Guillermo León Cáceres y José Hinojosa
Durán, que también firman la que cierra el tomo: “Bibliografía”,
correspondiente a todas las referencias citadas en las actas. Ellos mismos
abordan en otro trabajo la “Producción historiográfica sobre el franquismo en
Extremadura (1960-1975)”, por temáticas, de extraordinaria utilidad, dada la
dispersión de fuentes y la variedad de publicaciones.

José Antonio Pérez Rubio inicia el volumen, con un
estudio de las “Transformaciones sociales y política agraria en Extremadura”,
donde destaca la importancia de este sector en nuestra economía y la
“expulsión” de mano de obra que en estos años hubo desde el campo a las zonas
industriales.

Las temáticas agraria, demográfica y migratoria constituyen
la parte fundamental, pues no en vano Extremadura era -y es- una región
fuertemente ruralizada, que padeció la mayor sangría migratoria de la cuenca
mediterránea en esos años de desarrollismo europeo. Tenemos las aportaciones de
Miguel Ángel González Pelaz: “El desarrollismo en la provincia de Cáceres
(1960-1975). Aproximación socio-económica”; Juan Ángel Ruiz Rodríguez: “Efectos
de la colonización franquista en el término de Don Benito”; Luisa Clemente
Fuentes: “La década de 1960 en Extremadura: la importancia de sus reajustes
poblacionales”; Raúl Aguado Benítez: “La población extremeña en la década de
los sesenta”; Gregorio Delgado Chamizo: “La emigración extremeña a Cataluña de
1960 a 1975”; Antonio Blanch Sánchez: “Un modelo de emigración extremeña hacia
Europa en los años 60. El caso de Castuera”, y José Ramón González Cortés: “Las
políticas hidráulicas del franquismo desde la microhistoria: los pueblos de
colonización como experiencia didáctica”.

Es satisfactorio comprobar cómo las cuestiones
migratorias de estos años cruciales son objeto de atención generalizada por
parte de los investigadores: hasta ahora, apenas éramos una exigua minoría los
que habíamos abordado la temática, pese a su carácter decisivo en la
conformación de la demografía, la sociedad y la economía regional del momento y
condicionante del presente e inmediato futuro.

Otras aportaciones de esta publicación son:

“El Fondo documental del Gobierno Civil de Cáceres:
fuente documental básica para el estudio del tardofranquismo en Extremadura”,
de Elena García Mantecón, muy útil por lo que tiene de básica relación para
trabajos posteriores.

“Estructura socio-profesional de la ciudad de
Cáceres en el año 1960: tipologías, variedad y clasificación de las diferentes
profesiones”, de Jesús Manuel Figueredo Borrego, Juan Pedro Recio Cuesta y
Jesús Valero Écija, que podríamos englobar en los estudios demográficos del
gran aporte más arriba indicado.

“La JOC en Extremadura. Historia crítica”, de Julián
Díaz Lucio, resumen de su tesina de licenciatura sobre este crucial movimiento
juvenil cristiano de concienciación y movilización social.

“La invención de la tradición regionalista
extremeña”, de César Rina Simón, sobre la formación y conformación de una
conciencia de identidad regional.

“1960-1975. La historiografía erudita extremeña
sobre el Medievo: sesgos, características y continuidades”, de Luis Vicente
Clemente Quijada, que da cuenta del cambio de tratamiento desde el elitismo
protagonista a un discurso más crítico y elaborado.

Y “Semblanzas de La Serena en la prensa. La
actuación de los corresponsales del periódico HOY”, de José Jerónimo Rodríguez
Carrasco, destacando la labor callada de estos “voluntarios” de la información,
que contribuyeron a profundizar en el conocimiento de la microhistoria local.

Buen trabajo colectivo para conocer una de las
etapas más traumáticas de Extremadura, en que perdimos el 40% de la población,
camino de la emigración, que tanto condiciona nuestro presente, que tanto
envejeció nuestra pirámide de edades, al marchar los jóvenes en edad laboral y
de tener descendencia.

http://moisescayetanorosado.blogspot.com/

 


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.