Condenado por llamar al cuartel y decir que había puesto una bomba

Comparte en redes sociales

El Juzgado de lo Penal Número 1 de Cáceres ha condenado a pagar 1.440 euros a una persona que llamó al cuartel de la Guardia Civil de Cáceres para decir que había puesto una bomba, una amenaza que resultó ser falsa.

El juez del Penal considera a F.J.A.R. autor de un delito de
desorden público y le condena al pago de una multa de 12 meses a razón de 4
euros al día. La llamada se produjo el 8 de febrero de 2012 desde el propio
móvil del condenado, movido, según indica la sentencia, «por el propósito
de causar inquietud general».

 

«Habla un etarra, hoy vamos a poner una bomba lapa en
el cuartel de Cáceres por que estáis denunciando mucho a un compañero de Bilbao»,
dijo al ser atendido en la comandancia de la Guardia Civil de Cáceres.

 

El nombre de este supuesto compañero ha resultado ser él
mismo y agentes de la Guardia Civil dieron con su localización, siendo
posteriormente detenido. El condenado padece un trastorno antisocial,
adaptativo y orgánico, que según la sentencia, en el momento de los hechos
«no mermaba sus facultades psicofísicas».


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta