¿Cambio de rumbo en la Confederación Hidrográfica del Guadiana?

Comparte en redes sociales

Este periódico ha tenido la oportunidad de analizar una remesa de adjudicaciones de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, más de una docena de licitaciones – adjudicaciones y obras publicadas por valor superior a tres millones de euros buscando el reparto de los grandes y …oh! sorpresa se ha encontrado con que a estas no les ha tocado, todas las sociedades o Uniones Temporales de Empresas agraciadas con la adjudicación son locales, zonales o regionales, desde Cuenca hasta Huelva, ello supone un punto de inflexión, un cambio radical en una de las políticas más tradicionales de un organismo como este.

[Img #25319]

Como es sabido,  existen importantes organismos públicos con profunda personalidad y cáracter que mantienen un hacer determinado que permanece inalterable frente a los cambios de Gobiernos y Administraciones, es más, siquiera el cambio de Presidente de los mismos ocasiona cambios de rumbos significativos en su manera de hacer las cosas.

Las Demarcaciones de Carreteras del Estado o las Confederaciones Hidrográficas son ejemplos de lo anterior. Situaciones muy consolidadas, personal muy capacitado, profesionales de largo saber,  hacer y entender y unas estructuras de gobierno y gestión que superan reformas y adversidades manteniendo su identidad.

Precisamente una de esas identidades ha sido la inalterable presencia y capacidad de las grandes empresas constructoras para acaparar la adjudicación de obras en estos organismos, generalmente de nada vale, o valía su territorialización o su especialización, dado que sistematicamente se vienen, o venían repitiendo los nombres de las grandes compañías españolas en el reparto de la tarta de la obra pública o civil en estos sectores. Ello en detrimento de otras mercantiles regionales o zonales, apegadas al terreno y que dejan el valor añadido en la propia tierra, más conocedores de la misma y que generan empleo en su ámbito de actuación que es, casi siempre coincidente con el de la demarcación o la confederación de turno, asi era…pero ¿está cambiando?

Este periódico ha tenido la oportunidad de analizar una remesa de adjudicaciones de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, más de una docena de licitaciones – adjudicaciones y obras publicadas por valor superior a tres millones de euros buscando el reparto de los grandes y …oh! sorpresa se ha encontrado con que a éstas no les ha tocado, todas las sociedades o Uniones Temporales de Empresas agraciadas con la adjudicación son locales, zonales o regionales, desde Cuenca hasta Huelva, ello supone un punto de inflexión, un cambio radical en una de las políticas más tradicionales de un organismo como este.

El hacer habitual se justificaba en buena parte en la confianza de los técnicos públicos en los equipos y profesionales de las grandes empresas, pues bien ¿qué puede haber pasado? sencillamente que, a pesar de la crisis y los problemas las empresas zonales disponen de cuadros técnicos de igual o superior capacidad, bien directamente o bien subcontratados y ello les permite ser estimados en aquello despachos en los que hasta ahora sólo se daba entrada a otros.

Ello unido a su mejor conocimiento de la zona, los recursos, los abastecedores, y las empresas auxiliares y subcontratas les permite competir con eficacia, lo que unido a un cambio de politica, que, quizás por primera vez viene inspirada desde arriba y que ha conseguido dar un vuelco a la situación que es muy destacable.

Bien es cierto que existen caminos que recorrer todavía, esta política debería mantenerse cuando los presupuestos de licitación pasen de una banda de 300.000 – 500.000 euros a cantidades superiores al millón de euros y más, caso contrario sólo estaríamos ante un espejismo dado que el cambio no sería tanto, solo que las obras pequeñas se adjucan a los pequeños y las grandes a los grandes, considerando obras grandes las que superan el citado millón.

En la actualidad,  cuadros técnicos y profesionales consultados y de reconocido prestigio, funcionarios y profesionales libres, reconocen que existen grupos constructores zonales con perfecta capacidad, clasificaciones y experiencia por supuesto, para acometer obras no de hasta un millón, sino de hasta 10 millones de euros. Las mismas fuentes indican también que a partir de esa cifra si se establece un límite en el cual las capacidades y la operatividad queda enmarcada en las grandes.

No obstante lo anterior,  es de saludar estas nuevas políticas, que rompen una trayectoria lineal, y que permiten afianzar las empresas y el empleo en el territorio y es de esperar que el camino emprendido por la Confederación Hidrográfica del Guadanan sea continuado por la misma, con nuevas y más importantes adjudicaciones zonales y copiado por sus organismos similiares


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.