Último acto público de Benedicto XVI

Comparte en redes sociales

El Papa Benedicto XVI ha asegurado en su última audiencia en el Vaticano, que “jamás” se ha sentido solo para guiar a la Iglesia. “Un Papa no está sólo en la guía de la barca de Pedro, aunque es el primer responsable y yo no me he sentido solo a la hora de llevar la alegría y el peso del ministerio petrino”, dijo el Pontífice en la Audiencia celebrada en la plaza de San Pedro ante más de 150.000 personas, el último acto público en el Vaticano antes de dejar de ser Papa mañana

[Img #25383]

Benedicto XVI, que mañana dejará de ser Papa, ha asegurado que en sus casi ocho años de pontificado ha tenido momentos de alegría y luces, pero también “momentos difíciles“, pero que siempre se ha sentido guiado y protegido por Dios.

.


“El Señor nos ha dado muchos días de sol y ligera brisa, días en los que la pesca fue abundante, pero también momentos en los que las aguas estuvieron muy agitadas y el viento contrario”.

Benedicto XVI ha asegurado que su renuncia al papado no significa que vuelva a la vida privada, ya que cuando aceptó ser Papa, “esa aceptación significa vivir para siempre para el Señor”. “Mi decisión de renunciar al ministerio Petrino no revoca la decisión que tomé el 19 de abril de 2005 (cuando fue elegido Papa). No regreso a la vida privada, a una vida de viajes, encuentros, conferencias… No abandono la Cruz, sigo de una nueva manera con el Señor Crucificado. Sigo a su servicio en el recinto de San Pedro”.

Amar a la Iglesia significa también tener la valentía de tomar decisiones difíciles, teniendo siempre presente el bien de la Iglesia y no el de uno”. Benedicto XVI ha asegurado que ha renunciado al Papado “en plena libertad”, al notar que sus fuerzas han disminuido y no por su bien particular, “sino por el bien de la Iglesia”. “Ha dado este paso sabiendo su profunda gravedad y novedad, pero con un ánimo sereno”.

Benedicto XVI dijo que se ha sentido como San Pedro con los Apóstoles en la barca en el lago de Galilea y que siempre ha sido sabido que en esa barca está el Señor.

“Y siempre he sabido que la barca de la Iglesia no es mía, no es nuestra, sino suya y no la deja hundirse. Es Él quien la conduce, por supuesto, a través de los hombres que ha elegido. Esta es una certeza que nada puede ofuscar y es por ello que mi corazón está lleno de agradecimiento a Dios, porque no me ha hecho faltar a toda la Iglesia y también su consuelo, su luz y su amor”, afirmó.

La renuncia de Benedicto XVI sorprendió a los fieles que han tenido poco tiempo para organizar sus peregrinaciones al Vaticano, pero aún así en los dos últimos Ángelus dominicales, el papa alemán congregó a decenas de miles de personas bajo la ventana de sus apartamentos en la Plaza de San Pedro.

El Cónclave para elegir al nuevo pontífice comenzará, como establece la normativa vaticana, entre 15 y 20 días después del inicio de la llamada Sede Vacante (tiempo que va desde la muerte o renuncia de un papa hasta la elección del siguiente), aunque podría empezar antes si los 115 cardenales que participarán en el cónclave están ya en la capital italiana, según el último “motu proprio” expedido por Benedicto XVI.


Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Digital Extremadura.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  Sered.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.